Anemia

Última actualización marzo 2021 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Leisa Bailey, MD

¿Qué es la anemia?

La anemia es el trastorno sanguíneo más común en los Estados Unidos. Afecta los glóbulos rojos y la hemoglobina. La hemoglobina es la proteína de los glóbulos rojos que transporta oxígeno desde los pulmones al resto del cuerpo. Se necesita hierro para producir hemoglobina. La mayoría de las personas que padecen anemia tienen escasez de hierro. Esta afección se llama anemia por deficiencia de hierro.

Hay algunos otros tipos de anemia, que incluyen:

  • Anemia aplásica. Esto ocurre cuando su médula ósea tiene células madre dañadas. Su cuerpo no produce suficientes células sanguíneas nuevas. La afección afecta los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas. A veces se llama insuficiencia de la médula ósea.
  • Anemia hemolítica. Esto ocurre cuando su cuerpo destruye los glóbulos rojos antes de lo debido. La vida útil normal de los glóbulos rojos es de 120 días.
  • Anemia normocítica. Esto ocurre cuando sus glóbulos rojos son de tamaño normal, pero el recuento es bajo.
  • Anemia perniciosa. Esto ocurre cuando su cuerpo carece de vitamina B12. Provoca una escasez de glóbulos rojos sanos.
  • Anemia falciforme (una forma de enfermedad de células falciformes). Ésta es una enfermedad genética que afecta a los glóbulos rojos. Ocurre cuando una persona nace con 2 genes de hemoglobina anormales.

Síntomas de la anemia

Las formas leves de anemia pueden no causar ningún síntoma. La fatiga, o sentirse cansado, es un síntoma común. Esto se debe a que la hemoglobina de los glóbulos rojos transporta oxígeno. La falta de oxígeno reduce la energía. Puede hacer que su corazón trabaje más para bombear oxígeno. La anemia puede producir otros síntomas, como:

Comuníquese con su médico si tiene alguno de estos síntomas. Pueden diagnosticar el tipo y la causa de la afección.

¿Qué causa la anemia?

Hay tres razones principales por las que se produce la anemia.

  1. Su cuerpo no puede producir suficientes glóbulos rojos.

La falta de producción de suficientes glóbulos rojos puede ocurrir por varias razones, incluida la dieta, el embarazo, una enfermedad y más.

Dieta

Es posible que su cuerpo no produzca suficientes glóbulos rojos si le faltan ciertos nutrientes. El hierro bajo es un problema común. Las personas que no comen carne o siguen dietas “de moda” tienen más riesgo de tener un bajo contenido de hierro. Los bebés y los niños pequeños corren el riesgo de contraer anemia debido a una dieta baja en hierro. No tener suficiente vitamina B12 y ácido fólico también puede causar anemia.

Dificultad de absorción

Ciertas enfermedades afectan la capacidad de su intestino delgado para absorber nutrientes. Por ejemplo, la enfermedad de Crohn y la enfermedad celíaca pueden causar niveles bajos de hierro en su cuerpo. Algunos alimentos, como la leche, pueden evitar que su cuerpo absorba hierro. Tomar vitamina C puede ayudar con esto. Los medicamentos, como antiácidos o medicamentos recetados para reducir el ácido en su estómago, también pueden afectarlo.

Embarazo

Las embarazadas o en período de lactancia pueden contraer anemia. Cuando está embarazada, necesita más sangre (hasta un 30% más) para compartir con el bebé. Si su cuerpo carece de hierro o vitamina B12, no puede producir suficientes glóbulos rojos.

Los siguientes factores pueden aumentar su riesgo de anemia durante el embarazo:

  • Vómitos abundantes por las náuseas matutinas
  • Tener una dieta baja en nutrientes
  • Tener períodos abundantes antes del embarazo
  • Tener 2 embarazos con poca diferencia de tiempo
  • Estar embarazada de varios bebés a la vez
  • Quedar embarazada en la adolescencia
  • Perder mucha sangre a causa de una lesión o cirugía

Estirones

Los niños menores de 3 años son propensos a la anemia. Sus cuerpos crecen tan rápido que pueden tener dificultades para obtener o retener suficiente hierro.

Anemia normocítica

La anemia normocítica puede ser congénita (desde el nacimiento) o adquirida (por una enfermedad o infección). La causa más común de la forma adquirida es una enfermedad crónica (de largo plazo). Los ejemplos incluyen enfermedad renal, cáncer, artritis reumatoide y tiroiditis. Algunos medicamentos pueden causar anemia normocítica, pero esto es poco común.

  1. Su cuerpo destruye los glóbulos rojos antes y más rápido de lo que pueden ser reemplazados.

Los tratamientos, como la quimioterapia, pueden dañar los glóbulos rojos y/o la médula ósea. Una infección causada por un sistema inmunológico debilitado puede provocar anemia. Puede nacer con una afección que destruye o elimina los glóbulos rojos. Los ejemplos incluyen la anemia falciforme, la talasemia y la falta de ciertas enzimas. Tener un bazo agrandado o enfermo también puede causar anemia.

  1. Tiene pérdida de sangre que crea una escasez de glóbulos rojos.

Los períodos abundantes pueden causar niveles bajos de hierro en las mujeres. El sangrado interno, como en su tracto digestivo o urinario, puede causar pérdida de sangre. Las causas pueden ser afecciones como úlcera de estómago o colitis ulcerosa. Otras razones de la pérdida de sangre incluyen:

  • Cáncer
  • Cirugía
  • Traumatismo
  • Tomar aspirina o un medicamento similar durante mucho tiempo

¿Cómo se diagnostica la anemia?

Hable con su médico si cree que usted o su hijo pueden tener anemia. Realizará un examen físico y revisará sus antecedentes clínicos y los síntomas. Para diagnosticar la anemia, su médico le hará un análisis de sangre. Esta prueba se llama hemograma completo (CBC, por sus siglas en inglés). Según los resultados, es posible que necesiten realizar otras pruebas, como examinar su médula ósea. Esto puede ayudar a confirmar la causa de la anemia u otra afección de salud.

¿Se puede prevenir o evitar la anemia?

No se puede evitar la anemia causada por una enfermedad genética. A menudo, no puede evitarla debido a la pérdida de sangre. Si la pérdida de sangre se debe a la menstruación abundante, recibir tratamiento puede ayudar a prevenir la anemia. Si su cuerpo no puede absorber ciertos nutrientes, como el hierro o la vitamina B12, hable con su médico sobre la posibilidad de tomar un suplemento. Esto puede ayudar a controlar sus niveles y prevenir la anemia.

Una dieta equilibrada puede ayudar a prevenir algunos tipos de anemia. Consuma alimentos con alto contenido de hierro para prevenir una deficiencia.

Los alimentos con alto contenido de hierro incluyen:

  • Carnes rojas
  • Pescados y mariscos
  • Vísceras (como el hígado)
  • Granos integrales
  • Frutas secas
  • Nueces
  • Frijoles (especialmente frijoles pallares)
  • Vegetales de hoja verde oscuro (como las espinacas o el brócoli)
  • Alimentos fortificados con hierro, como panes y cereales (consulte la etiqueta)

La vitamina C puede ayudar a su cuerpo a absorber el hierro. Intente comer alimentos ricos en vitamina C, como frutas o jugos cítricos, pimientos y brócoli. Algunos alimentos pueden dificultar que su cuerpo absorba el hierro. Estos incluyen café, té, leche, claras de huevo, fibra y proteína de soya. Trate de evitar estos alimentos si tiene anemia por deficiencia de hierro.

Los alimentos ricos en vitamina B12 incluyen:

  • Carne y aves de corral
  • Vísceras (como el hígado)
  • Pescados y mariscos
  • Huevos, leche y productos lácteos
  • Algunos cereales fortificados, granos y levaduras (consulte la etiqueta)

Los alimentos con alto contenido de ácido fólico (folato) incluyen:

  • Vegetales de hoja verde oscuro (como las espinacas o el brócoli)
  • Espárragos
  • Frijoles
  • Guisantes
  • Lentejas
  • Bananas, naranjas y jugo de naranja

Las mujeres embarazadas pueden someterse a pruebas de anemia o tomar un suplemento de hierro para ayudar a prevenirla. Sin embargo, la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP, por sus siglas en inglés) no tiene pruebas suficientes para ponderar los beneficios y riesgos de evaluar a todas las personas embarazadas para detectar anemia por deficiencia de hierro o hacer que tomen un suplemento de hierro.

También faltan pruebas para medir los beneficios y riesgos de realizar exámenes de detección en niños de 6 a 24 meses. Para ayudar a prevenir que su hijo desarrolle anemia por deficiencia de hierro, usted puede:

  • Usar fórmula fortificada con hierro
  • Usar cereal fortificado con hierro a partir de los 4 meses de edad
  • Limitar el consumo de su hijo a menos de 24 oz. (3 tazas) de leche de vaca por día (después de los 12 meses de edad)
  • Agregar alimentos con alto contenido de hierro a partir de los 12 meses de edad

Advertencia: Mantenga todos los productos con hierro almacenados fuera del alcance de su hijo. El hierro puede ser tóxico si se toma en grandes cantidades.

Tratamiento de la anemia

Hay muchas opciones de tratamiento para la anemia. Varían según el tipo, la causa y la gravedad, así como su salud en general. El primer objetivo del tratamiento es crear glóbulos rojos más sanos, que puedan transportar suficiente oxígeno a su cuerpo. A menudo, esto se logra aumentando el recuento de glóbulos rojos y/o la hemoglobina. El otro objetivo es tratar la causa, si es posible. Por ejemplo, si la anemia es el resultado de la pérdida de sangre abundante, su médico deberá tratar la causa.

Si tiene un tipo de anemia causada por una deficiencia, realice cambios en su dieta. Esto puede aumentar sus niveles de nutrientes o ayudar a su cuerpo a absorber nutrientes.

En algunos casos, su médico puede recetarle medicamentos para ayudar a su cuerpo a producir más glóbulos rojos. Los ejemplos incluyen:

  • Inyecciones de eritropoyetina para tratar la anemia normocítica (pueden ayudar a que la médula ósea produzca más glóbulos rojos)
  • Medicamentos hormonales para tratar los períodos abundantes
  • Medicamentos antibióticos para tratar las infecciones
  • Medicamentos para ayudar a evitar que su cuerpo dañe o destruya los glóbulos rojos

Otras formas de anemia requieren un tratamiento intenso. Es posible que necesite una cirugía para detener la pérdida de sangre o para extirparle el bazo. Otros tratamientos incluyen una transfusión de sangre o un trasplante de células madre de sangre y médula ósea.

Hable con su médico sobre cómo manejar una enfermedad crónica u otro problema de salud que cause anemia.

Vivir con anemia

Después del tratamiento, la mayoría de las personas continúan viviendo una vida normal y saludable. Sin embargo, la anemia puede tener efectos duraderos o potencialmente mortales. Estos son más comunes si la afección es crónica, grave o no se trata. Algunos de ellos son:

  • Arritmia. Este es un problema con los latidos de su corazón. Pueden ser demasiado rápidos, demasiado lentos o desiguales. Con el tiempo, esto puede provocar enfermedades cardíacas o insuficiencia cardíaca.
  • Daño en órganos. Esto puede ocurrir si un órgano no recibe suficiente oxígeno.
  • Sistema inmunológico debilitado. Esto puede ser fatal si su sistema inmunológico ya está débil debido al cáncer, una enfermedad (como el VIH/SIDA) o una infección.

Los niños que tienen anemia por deficiencia de hierro tienen un mayor riesgo de intoxicación por plomo. También pueden desarrollar problemas mentales, motrices o de comportamiento durante un tiempo prolongado.

Las mujeres embarazadas que tienen anemia por deficiencia de hierro pueden tener a su bebé prematuro o con bajo peso al nacer. También existe el riesgo de que necesite una transfusión de sangre si pierde mucha sangre durante el parto. La anemia puede estar asociada con la depresión posparto.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Si tengo anemia una vez, ¿la tendré siempre o volverá a aparecer?
  • Si tengo anemia durante el embarazo, ¿existe el riesgo de transmitirla a mis hijos?
  • Si tengo anemia durante el embarazo, ¿tengo más riesgo de tenerla después?
  • Si tengo una afección de salud que causa anemia, ¿cuál es el riesgo de transmitirla a mis hijos?