Descripción general

¿Qué es una arritmia?

Una arritmia es un cambio en el ritmo de sus latidos cardíacos. Cuando el corazón late demasiado rápido, esto se llama taquicardia. Cuando late demasiado lento, esto se llama bradicardia. Una arritmia también puede significar que el corazón late en forma irregular (salta un latido o tiene un latido adicional).

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas de la arritmia?

Llame a su médico si tiene alguno de estos síntomas, en especial si tiene enfermedad cardíaca o si ha tenido un ataque cardíaco.

En algún momento u otro, la mayoría de las personas han sentido que el corazón se aceleraba o saltaba un latido. Estos cambios ocasionales pueden producirse debido a las emociones o al ejercicio fuertes. Por lo general, no son una causa de alarma. Las arritmias que se producen más a menudo o que causan otros síntomas pueden ser más graves y necesitan analizarse con su médico.

  • Palpitaciones o golpeteo rápido en el pecho

  • Sensación de cansancio o aturdimiento

  • Desmayo

  • Falta de aire

  • Dolor de pecho

¿Es grave una arritmia?

En la mayoría de las personas, las arritmias son menores y no son peligrosas. Sin embargo, una pequeña cantidad de personas tienen arritmias que son peligrosas y requieren tratamiento. Las arritmias también son más graves si usted tiene otros problemas cardíacos. En general, las arritmias que empiezan en las cavidades cardíacas inferiores (que se llaman ventrículos) son más graves que las que empiezan en las cavidades superiores (que se llaman aurículas). Su médico hablará con usted sobre el tipo de arritmia que tiene y si necesita tratamiento.

¿Cuáles son algunos de los tipos de arritmias?

  • Fibrilación auricular: El corazón late demasiado rápido y en forma irregular. Este tipo de arritmia requiere tratamiento y puede aumentar su riesgo de accidente cerebrovascular.

  • Taquicardia auricular paroxística: El corazón tiene episodios cuando late rápido, pero en forma regular. Este tipo de arritmia puede ser desagradable pero, por lo general, no es peligroso.

  • Latidos ectópicos: El corazón tiene un latido adicional. Por lo general, no se necesita tratamiento salvo que tenga varios latidos adicionales seguidos y/u otros problemas en el corazón (como enfermedad cardíaca o insuficiencia cardíaca congénita).

  • Taquicardia ventricular y fibrilación ventricular: El corazón late demasiado rápido y es posible que no bombee suficiente cantidad de sangre. Estos tipos de arritmias son muy peligrosos y necesitan un tratamiento inmediato.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa de la arritmia?

El corazón tiene 4 compartimentos, o cavidades. Las paredes del corazón se aprietan (contraen) para empujar la sangre a través de las cavidades. Las contracciones son controladas por una señal eléctrica que comienza en el "marcapasos" natural del corazón (que se llama nódulo sinoauricular). Los impulsos nerviosos y las hormonas en la sangre influyen en la frecuencia de las contracciones. Un problema en cualquiera de estos puede provocar una arritmia.

Las arritmias menores pueden ser provocadas por el consumo de alcohol, de tabaco, de cafeína, el estrés o el ejercicio excesivos. La causa más común de las arritmias es la enfermedad cardíaca, particularmente la enfermedad de las arterias coronarias, el funcionamiento anormal de las válvulas cardíacas y la insuficiencia cardíaca. Sin embargo, las arritmias pueden producirse por motivos desconocidos.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo sé si tengo arritmia?

Su médico le preguntará si tiene alguno de los síntomas de arritmia. También es posible que su médico le realice algunas pruebas. Una de estas pruebas es un electrocardiograma, que también se llama ECG o EKG. Durante esta prueba, su médico le pedirá que se acueste para que pueda monitorearle el corazón.

También es posible que su médico le pida que camine en un caminador mecánico mientras monitorea el corazón, o que le monitoree el corazón mientras realiza sus actividades cotidianas. Una forma de lograr esto es usar una máquina, que se llama monitor Holter, que registra en forma continua los ritmos cardíacos durante 24 horas. Si su médico desea monitorearle el corazón durante más de 24 horas, es posible que le recomiende un registrador de eventos, que es una máquina que registra muestras de los ritmos cardíacos y puede usarse durante un par de días o más tiempo. Otras pruebas, que se llaman estudios electrofisiológicos, también pueden proporcionar a su médico información sobre el corazón.

Tratamiento

¿Cuál es el tratamiento para la arritmia?

El tratamiento depende del tipo de arritmia que tenga. Algunas arritmias leves no requieren tratamiento. Otras arritmias pueden tratarse con medicamentos. Si otro problema de salud está causando la arritmia, el tratamiento está dirigido a atender ese problema. En casos más graves, hay otros tratamientos disponibles, como los siguientes:

  • Un marcapasos artificial es un dispositivo electrónico que se coloca debajo de la piel del pecho. Ayuda al corazón a mantener un latido regular, en especial cuando el corazón late demasiado lento.

  • La desfibrilación cardíaca (descarga eléctrica muy breve) puede usarse para detener un ritmo anormal y restablecer un ritmo normal.

  • La cirugía puede corregir determinados tipos de arritmias. Por ejemplo, las arritmias provocadas por enfermedad de las arterias coronarias pueden controlarse mediante cirugía de derivación vascular. Cuando una arritmia es provocada por un área determinada del corazón, a veces esa parte del corazón puede destruirse o eliminarse.

¿Cuáles son algunos de los tipos de arritmias?

  • Fibrilación auricular: El corazón late demasiado rápido y en forma irregular. Este tipo de arritmia requiere tratamiento y puede aumentar su riesgo de accidente cerebrovascular.

  • Taquicardia auricular paroxística: El corazón tiene episodios cuando late rápido, pero en forma regular. Este tipo de arritmia puede ser desagradable pero, por lo general, no es peligroso.

  • Latidos ectópicos: El corazón tiene un latido adicional. Por lo general, el tratamiento no es necesario salvo que tenga varios latidos adicionales seguidos y/u otros problemas en el corazón (como enfermedad cardíaca o insuficiencia cardíaca congénita).

  • Taquicardia ventricular y fibrilación ventricular: El corazón late demasiado rápido y es posible que no bombee suficiente cantidad de sangre. Estos tipos de arritmias son muy peligrosos y necesitan un tratamiento inmediato.

Otras organizaciones

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cuál es la causa probable de mi arritmia?

  • ¿Qué tipo de arritmia tengo? ¿Pone la vida en peligro?

  • ¿Cuál es la mejor opción de tratamiento para mi tipo de arritmia? ¿Medicamentos? ¿Cirugía?

  • ¿Necesitaré un marcapasos o un desfibrilador cardioversor implantable?

  • ¿Cómo sé si mi afección empeora? ¿Qué debo hacer si empeora?

  • ¿Qué cambios en el estilo de vida debo realizar para reducir mi riesgo de complicaciones?

  • ¿Cómo cambiará mi vida ahora que sé que tengo arritmia? ¿Necesito evitar alguna actividad?

Las Citas

  • Acute Management of Atrial Fibrillation: Part II. Prevention of Thromboembolic Complications by DE King, MD; LM Dickerson, PharmD; JL Sack, MD( 07/15/02, http://www.aafp.org/afp/20020715/261.html)