Medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado y su hijo

Los medicamentos de venta libre son aquellos que se pueden comprar sin receta del médico. Los medicamentos para la tos y el resfriado son una categoría de medicamentos de venta libre. Pueden ayudar a aliviar los síntomas del resfriado, como la tos, la congestión o secreción nasal, la fiebre, los dolores corporales y el dolor de garganta. Puede comprar estos medicamentos en su supermercado o farmacia local. Sin embargo, eso no significa que no tengan riesgos. Si se toman de la manera equivocada, pueden hacer que su hijo se sienta peor y que le cause daño.

Hable con su médico de cabecera si tiene alguna pregunta sobre darle a su hijo medicamentos de venta libre para la tos o el resfrío.

El camino hacia una salud mejor

Los niños procesan los medicamentos de forma diferente a los adultos. Por esta razón, algunos medicamentos de venta libre están hechos solo para niños. Otros medicamentos tienen instrucciones de dosis específicas para niños. No le dé medicamentos hechos solo para adultos a su hijo. Cuando se usan según las indicaciones, los medicamentos de venta libre para la tos y el resfrío suelen ser seguros para niños mayores de 4 años. No se los dé a niños menores de 4 años a menos que su médico diga que está bien.

Lea las instrucciones en la etiqueta del medicamento para saber cuánto medicamento darle a su hijo y con qué frecuencia. Siga estos consejos para asegurarse de darle el medicamento correctamente.

  • Tome solo la cantidad recomendada en la etiqueta. (Esto es a menos que su médico le dé instrucciones diferentes). No suponga que más cantidad de medicamento funcionará mejor o más rápido. Darle demasiado medicamento a su hijo puede ser perjudicial.
  • No use una cuchara de cocina para medir el medicamento líquido. En su lugar, use un dispositivo de medición destinado a medicamentos, como una cuchara, una jeringa o una taza. Tendrá indicación de cucharaditas y mililitros (ml).
  • Una etiqueta puede indicar que le dé el medicamento a su hijo “cada 6 horas”. En general, esto significa que el medicamento se puede tomar 4 veces al día. No significa que deba despertar a su hijo durante la noche para tomar medicamentos.
  • Mantenga una lista de los medicamentos de venta libre que le da a su hijo. Incluya la hora en que dio la última dosis. Lleve esta lista con usted si lleva a su hijo al médico.

Aspectos a tener en cuenta

Los medicamentos de venta libre no pueden curar la tos o el resfrío. Solo pueden ayudar a aliviar los síntomas de su hijo. Pueden acortar o no la cantidad de tiempo que su hijo está enfermo.

Hay otras maneras de ayudar a que su hijo se sienta mejor sin darle medicamentos. Lo más importante que debe hacer es asegurarse de que su hijo descanse lo suficiente y tome muchos líquidos. Si su hijo tiene la nariz tapada, las gotas nasales salinas pueden combatir la congestión. Colocar un humidificador de vapor frío en la habitación de su hijo durante la noche también puede ayudar. (Asegúrese de mantener el humidificador limpio para evitar el crecimiento de bacterias). O puede intentar convertir el baño en una sala de vapor. Cierre la puerta del baño y abra la ducha. Luego, siéntese fuera de la ducha con su hijo durante aproximadamente 15 minutos.

Cuándo consultar al médico

Observe a su hijo para detectar signos de reacción a los medicamentos de venta libre. Si ve algo, deje de administrar el medicamento y llame a su médico de inmediato. Si mantiene una lista de medicamentos para su hijo, tráigala a la cita. Tenga la siguiente información disponible para su médico:

  • Nombre del medicamento
  • Cuánto se administró
  • Cuándo se administró por última vez
  • Se usó para tratar qué enfermedad
  • Efectos secundarios o reacciones adversas
  • Nombres de otros medicamentos que su hijo tomó al mismo tiempo

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué medicamentos de venta libre para la tos o el resfriado recomienda para mi hijo?
  • ¿Cuánto medicamento debo darle a mi hijo?
  • ¿Con qué frecuencia debo darle a mi hijo este medicamento?
  • ¿Cuánto tiempo pasará hasta que el medicamento empiece a hacer efecto?
  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?
  • ¿Hay algo que mi hijo deba evitar mientras come o toma este medicamento?
  • ¿Hay alguna interacción farmacológica con otros medicamentos?
  • ¿Cómo puedo saber si mi hijo está teniendo una reacción? 

La financiación y el apoyo para este material han sido proporcionados por la Asociación de Consumidores de Productos de Salud (Consumer Healthcare Products Association).