Cáncer

¿Qué es el cáncer?

El cáncer es una serie de varias enfermedades que implican el crecimiento de células anormales. El cuerpo está formado por muchos tipos de células. Normalmente, las células crecen, se dividen y luego mueren. A veces, las células mutan (cambian). Comienzan a crecer y a dividirse más rápidamente que las células normales. En lugar de morir, estas células anormales se agrupan para formar tumores.

Algunas veces estos tumores son benignos (no cancerosos). Pero si las células en estos tumores son cancerosas (malignas), pueden invadir y matar los tejidos sanos de su cuerpo. A partir de estos tumores, las células cancerosas pueden hacer metástasis (diseminarse) y formar nuevos tumores en otras partes del cuerpo. Las células en los tumores benignos no se propagan a otras partes del cuerpo.

Hay muchos tipos diferentes de cáncer. Todos los cánceres comienzan con células anormales que crecen sin control. El tipo de cáncer está determinado por qué tipo de células comienzan a crecer anormalmente y el lugar donde crecen. Las células cancerosas que crecen en la piel son cáncer de piel. Las que crecen en la mama son células de cáncer de mama. Incluso si estos cánceres se extienden a otra parte del cuerpo, todavía se consideran cáncer de piel o de mama. Esto se debe a que las células que se propagan son las de cáncer de piel o de mama. Por ejemplo, si el cáncer de mama se propaga a los pulmones, todavía sería cáncer de mama. En este caso, se llamaría cáncer de mama metastásico.

Los cánceres más comunes en adultos son cáncer de piel, cáncer de mama, cáncer de pulmón, cáncer de próstata y cáncer colorrectal.

Síntomas del cáncer

Hay muchos síntomas diferentes de cáncer. A menudo, sus síntomas dependerán del tipo de cáncer que tenga. Por ejemplo, un síntoma de cáncer de mama es un bulto en la mama. Un síntoma de cáncer de piel es un lunar de aspecto anormal. Los síntomas generales que tienden a aparecer con múltiples tipos de cáncer incluyen:

  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Fatiga.
  • No sentirse «bien».
  • Sangre en las heces u orina.
  • Bultos en cualquier parte del cuerpo.
  • Cambios en la apariencia, textura o color de la piel en cualquier parte del cuerpo.

¿Qué causa el cáncer?

El cáncer es causado por mutaciones en el ADN de sus células. El ADN es lo que compone sus genes, que dan instrucciones a las células sobre lo que se supone que deben hacer. Cuando el ADN muta, causa errores en las instrucciones. Esto hace que la célula deje de funcionar con normalidad. Puede hacer que la célula se vuelva cancerosa.

Muchas cosas pueden hacer que sus genes muten. A veces se nace con una mutación. Esto significa que se heredó de los padres. Más comúnmente, las mutaciones ocurren después del nacimiento. Los factores que pueden causarlas incluyen:

  • tabaquismo
  • radiación
  • virus
  • carcinógenos (químicos que causan cáncer)
  • hormonas
  • inflamación crónica

¿Quién está en riesgo de padecer cáncer?

Todos tenemos algún riesgo de cáncer. En los Estados Unidos, es probable que el cáncer afecte a 1 de cada 3 personas en su vida. La cantidad de riesgo que tiene depende de varios factores. Estos factores incluyen:

  • El consumo de tabaco.
  • Elecciones de estilo de vida (como dieta y ejercicio).
  • Antecedentes familiares.
  • Factores en su lugar de trabajo y entorno.

¿Cómo sé si tengo riesgo de cáncer?

Hable con su médico, que puede ayudarlo a comprender su riesgo de cáncer. También pueden ayudarlo a comprender cómo su riesgo de cáncer se ve afectado por lo siguiente:

  • Usar o haber usado productos de tabaco, como cigarrillos o tabaco de mascar.
  • Beber alcohol.
  • Estar expuesto a productos químicos que pueden causar cáncer.
  • Estar en riesgo de cáncer de piel.

Según su edad y sus factores de riesgo, su médico puede comenzar a examinarlo para detectar ciertos tipos de cáncer. Los exámenes de detección implican buscar ciertos tipos de cáncer antes de que causen algún síntoma. Algunos médicos recomiendan que las personas con alto riesgo o con antecedentes familiares de cáncer sean examinadas con mayor frecuencia, o a una edad más temprana, que las personas que tienen un riesgo promedio de cáncer. Las recomendaciones para los exámenes de detección varían para diferentes tipos de cáncer.

¿Cómo se diagnostica el cáncer?

Hay una variedad de pruebas que su médico deberá hacer si sospecha que tiene cáncer.

  • Examen físico. Su médico le hará un examen físico completo. Examinará su cuerpo en busca de bultos o tumores. Revisará su piel en busca de cambios o agrandamiento de cualquier área.
  • Pruebas de laboratorio. Es probable que ordenen análisis de orina y sangre que puedan encontrar anormalidades causadas por el cáncer.
  • Diagnóstico por imágenes. Estas pruebas no son invasivas. Toman imágenes de los huesos y del interior del cuerpo. Pueden incluir tomografías computarizadas, gammagrafías óseas, resonancias magnéticas, ecografías, radiografías y tomografías por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés).
  • Si tiene un tumor, el médico querrá observar las células en su interior. Recogerá una muestra de las células. Hay una variedad de formas de hacerlo. A menudo dependen de qué tipo de cáncer se sospecha y de su ubicación. Una biopsia es la forma más definitiva de diagnosticar el cáncer.

Si el médico determina que tiene cáncer, lo someterá a más pruebas. Esto le indicará al médico la etapa de su cáncer. Esto significa cuánto se ha extendido. La etapa del cáncer ayuda a determinar qué tipo de tratamiento recibirá. También ayuda al médico a saber qué tan probable es que su cáncer pueda curarse.

Las pruebas adicionales generalmente incluyen más diagnósticos por imágenes. Estos mostrarán si el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo.

¿Se puede evitar o prevenir el cáncer?

En algunos casos, el cáncer es causado por elecciones de estilo de vida, como fumar o no proteger su piel cuando está al aire libre. En esos casos, se puede evitar haciendo mejores elecciones. A veces, se hereda la mutación genética que lo causa. Otras veces, sucede cuando está haciendo todo lo correcto para reducir su riesgo. En esos casos, el cáncer no se puede prevenir. Pero detectarlo a tiempo puede marcar una gran diferencia en su tratamiento y su resultado.

¿Por qué es importante detectar el cáncer temprano?

Algunos cánceres comunes son más fáciles de tratar si se detectan a tiempo. Si el tumor se encuentra cuando aún es pequeño y aún no se ha diseminado, curar el cáncer puede ser sencillo. Sin embargo, cuanto más tiempo pase desapercibido el tumor, mayores serán las posibilidades de que el cáncer se haya diseminado. Esto generalmente hace que el tratamiento sea más difícil.

¿Qué puedo hacer para reducir el riesgo de cáncer?

Desafortunadamente, algunos factores de riesgo para el cáncer (como los antecedentes familiares) están fuera de su control. Pero hay cosas que puede hacer cada día para mejorar su salud y reducir su riesgo de cáncer. Las mejores formas de reducir el riesgo de cáncer son:

  • Dejar de fumar.
  • Mantener un peso saludable.
  • Ser activo.
  • Seguir una dieta saludable.
  • Limitar la cantidad de alcohol que consume.
  • Limitar su exposición a la luz solar o camas de bronceado.

Si usted es un sobreviviente de cáncer, estos mismos hábitos de estilo de vida pueden ayudarlo a mantenerse saludable.

Ver a su médico con regularidad también puede ayudar. Dependiendo de su edad y antecedentes médicos, su médico probablemente realizará pruebas (llamadas pruebas de detección) para tratar de detectar los primeros signos de ciertos tipos de cáncer. Para la mayoría de los tipos de cáncer, cuanto antes se encuentre el cáncer y comience el tratamiento, mayores serán sus posibilidades de recuperación.

Tratamiento del cáncer

Los tres tipos más comunes de tratamiento contra el cáncer son la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. El tratamiento está dirigido a eliminar las células cancerosas o destruirlas con medicamentos o por otros medios.

Algunos cánceres no se pueden curar. Algunas personas eligen centrarse en la calidad de vida y optan por no recibir tratamiento. En estos casos, pueden depender de cuidados paliativos y de hospicio. Los cuidados paliativos pueden ayudar a proporcionar comodidad y a tratar los síntomas. Pueden comenzar apenas reciba el diagnóstico. El cuidado de hospicio comienza más cerca del final de la vida. Esto es típicamente cuando no se espera que la persona sobreviva por más de 6 meses.

Cirugía

La cirugía es una forma de extirpar físicamente el cáncer. La cirugía puede ser muy exitosa en el tratamiento de algunos tipos de cáncer. Pero no es una opción en todos los casos. Es posible extirpar de manera segura un tumor y cualquier tejido circundante afectado si:

  • El cáncer tiene la forma de un tumor maligno (un tumor que se propaga).
  • El tumor todavía está en un lugar (localizado).

La cirugía puede no ser posible si:

  • El cáncer se ha diseminado a otras áreas del cuerpo.
  • El tumor no se puede extirpar sin dañar los órganos vitales, como el hígado o el cerebro.

Radioterapia

La radioterapia usa radiación para dañar las células cancerosas, para que no puedan multiplicarse. La radiación se usa en forma de rayos X especiales, rayos gamma o electrones. Por lo general, no hay dolor durante este tipo de terapia. Dependiendo del área a tratar, pueden ocurrir efectos secundarios del daño por radiación a los tejidos normales. El médico puede decirle qué esperar. La radioterapia es a veces el único tratamiento necesario. También se puede combinar con otras terapias. Se puede usar una combinación de cirugía y radioterapia para los tumores que crecen en un lugar.

Quimioterapia

La quimioterapia usa medicamentos fuertes para atacar las células cancerosas. La palabra «quimioterapia» a veces causa mucho miedo porque los efectos secundarios pueden ser graves. Sin embargo, no todas las personas experimentan efectos secundarios graves. Los efectos secundarios de la quimioterapia a menudo se pueden tratar con otros medicamentos.

Generalmente se usa cuando el cáncer se ha diseminado a otras áreas del cuerpo. La quimioterapia también se puede usar en combinación con cirugía y radiación. A veces, el tumor se extirpa quirúrgicamente. Luego, la quimioterapia se usa para asegurar que se eliminen las células cancerosas restantes.

Puede haber disponibles otros tratamientos especializados. El médico puede hablar con usted sobre estos tratamientos si son una opción para usted.

Vivir con cáncer

Muchos tipos de cáncer son tratables, especialmente cuando se detectan a tiempo. Los tratamientos contra el cáncer continúan mejorando. La esperanza de vida después de un diagnóstico de cáncer es mucho más alta de lo que solía ser.

Vivir con cáncer durante el tratamiento puede ser estresante. Los tratamientos pueden tener diferentes efectos secundarios en su cuerpo. Cuídese bien. Lleve una dieta saludable, duerma lo suficiente y trate de mantener su energía alta manteniéndose ligeramente activo.

Incluso después de que el cáncer entre en remisión, usted corre un mayor riesgo de que el cáncer regrese. Estar en remisión parcial significa que puede tomarse un descanso de los tratamientos, siempre que el cáncer deje de crecer. Si está en remisión total, significa que no hay evidencia de la enfermedad en su cuerpo. Tendrá que obtener atención de seguimiento y controles regulares durante años después del tratamiento.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué es lo mejor que puedo hacer para prevenir el cáncer?
  • ¿Es más probable que tenga ciertos tipos de cáncer?
  • ¿Cuánto tiempo después de que me diagnostiquen cáncer comenzará el tratamiento?
  • ¿Cómo decidiré qué tratamiento es mejor para mí?
  • ¿Podré trabajar mientras recibo tratamiento para el cáncer?
  • ¿Puedo sostener en brazos a mis hijos/nietos mientras recibo quimioterapia o radioterapia?
  • ¿Hay una dieta especial que deba comer mientras estoy en tratamiento por el cáncer?
  • Ahora que terminé con mi tratamiento contra el cáncer, ¿con qué frecuencia tendré que hacerme una prueba para ver si mi cáncer ha regresado?
  • ¿Es probable que mi cáncer regrese?
  • ¿Cómo puedo ayudar a mi familia a aceptar que tengo cáncer?