VIH

¿Qué es el VIH?

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) ataca el sistema inmunológico del cuerpo. Un sistema inmunológico saludable es lo que evita que se enferme.

Cuando el VIH daña su sistema inmunológico, es más probable que se enferme a causa de las bacterias y los virus. Para su cuerpo, también es más difícil combatir estas infecciones cuando las contrae, por lo que puede tener problemas para mejorarse.

El VIH es la afección que conduce al síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Se considera que el SIDA es la etapa final del VIH, también conocido como VIH en etapa 3. Con tratamiento, es poco probable que la mayoría de los estadounidenses que tienen VIH desarrollen SIDA.

Síntomas del VIH

Cuando se infecta por primera vez con el VIH, es posible que no experimente ningún síntoma. Sin embargo, es más probable que tenga síntomas similares a los de la gripe, como:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Ganglios linfáticos inflamados (glándulas linfáticas)
  • Dolor de garganta
  • Erupción

A medida que avanza la enfermedad, los síntomas pueden aparecer o empeorar. Esto puede llevar tiempo. Algunas personas con VIH no comienzan a experimentar síntomas hasta 10 años después. Cuando aparecen síntomas, pueden incluir:

  • Ganglios linfáticos inflamados (glándulas linfáticas)
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar
  • Pérdida de peso involuntaria

¿Qué causa el VIH?

El VIH solo se puede transmitir de persona a persona a través de fluidos corporales, como la sangre, el semen y el fluido vaginal.

Los niños nacidos de madres infectadas también pueden infectarse durante el embarazo, el parto y la lactancia. Sin embargo, esto sucede con menos frecuencia ahora. Se puede prevenir administrando medicamentos a la madre embarazada y a su bebé recién nacido.

Las formas más comunes de transmisión del VIH son:

  • Tener relaciones sexuales anales, vaginales u orales sin protección con una persona infectada.
  • Compartir agujas y jeringas para inyectar drogas con una persona infectada.

Usted corre más riesgo de contraer VIH si:

  • Tiene múltiples parejas sexuales
  • Tiene relaciones sexuales con alguien que se prostituye
  • Comparte agujas al usar drogas inyectadas ilegales
  • Intercambia sexo por drogas o dinero
  • Tiene una enfermedad de transmisión sexual
  • Actualmente tiene, o tuvo, una pareja sexual con alguno de los factores de riesgo mencionados anteriormente
  • Es un hombre que tiene relaciones sexuales con otros hombres

¿Cómo se diagnostica el VIH?

Si cree que puede estar infectado con VIH, comuníquese con su médico inmediatamente. Aunque no existe una cura para la enfermedad, puede hacerse un diagnóstico temprano e iniciar el tratamiento con medicamentos para retardar la progresión de la enfermedad. Su médico podrá darle más consejos sobre cómo cuidarse si las pruebas demuestran que usted tiene VIH.

Como la mayoría de las personas que están infectadas con el VIH parecen estar sanas, es necesario realizar un análisis de sangre para detectar el virus para poder saber quién tiene la infección. Las personas cuyo análisis de sangre da un resultado positivo para el VIH se llaman VIH positivas. Pregúntele a su médico cómo obtener pruebas confidenciales para el VIH. Su médico puede ayudarlo a comprender qué significan los resultados de la prueba.

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP, por sus siglas en inglés) alienta a todas las personas sexualmente activas entre los 18 y 65 años de edad a que se hagan los análisis. Los niños menores de 18 años y los adultos mayores de 65 años deben ser examinados si tienen un mayor riesgo de contraer el virus. La AAFP también recomienda que las mujeres embarazadas se hagan la prueba del VIH. La mayoría de las pruebas de anticuerpos contra el VIH realizadas por su médico son precisas si se realizan de 2 a 3 meses o más después de que crea que puede haber sido infectado. Este tiempo es lo que tardan en aparecer los anticuerpos en la sangre.

¿Me ayuda saber que tengo VIH en una etapa temprana?

Sí. En este momento, no hay cura para el VIH. Su cuerpo puede producir anticuerpos y células CD4 para retardar el progreso del VIH, pero estos no pueden deshacerse totalmente del virus. De hecho, el mismo acto de atacar la infección por VIH puede desgastar su sistema inmunológico en poco tiempo.

Sin embargo, el tratamiento con medicamentos contra el VIH (generalmente una combinación de medicamentos llamados antirretrovirales) puede contener el virus y mantener fuerte el sistema inmunológico de su cuerpo por más tiempo. Por eso los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los EE. UU. recomiendan el tratamiento temprano de las personas que tienen VIH.

¿Hay pruebas de VIH que puedan hacerse en casa?

Sí. El sistema de prueba Home Access Express HIV-1 es un kit de recolección que se usa para recolectar una muestra de sangre que luego se envía por la noche a un laboratorio para su análisis. Los resultados se obtienen al día siguiente. Esta prueba ofrece la ventaja de la privacidad y el anonimato. Otra opción es la prueba casera de VIH OraQuick In-Home. Esta prueba consiste en un hisopado del interior de la boca. No es necesario que recolecte su sangre. Sus resultados están listos en 20 minutos.

¿Debo usar la prueba casera o ver a mi médico?

Su médico está preocupado por usted, su salud y su privacidad. Si desea hacerse la prueba del VIH, debe consultar a su médico. Lo ayudará a decidir si debe hacerse la prueba y le brindará el apoyo que necesita antes y después de la prueba. Con las pruebas caseras no se obtiene este tipo de apoyo.

Sin embargo, si tiene miedo de hablar con su médico sobre el VIH o de hacerse la prueba, entonces la prueba de recolección en el hogar puede ser una buena idea. Si el resultado de la prueba es positivo, debe consultar a su médico de inmediato.

Recuerde, una prueba negativa no es una garantía de que no tenga VIH o de que no lo contraiga en el futuro. Debe hablar con su médico y aprender sobre las formas de protegerse contra la infección.

¿Se puede prevenir o evitar el VIH?

La mejor manera de prevenir el VIH es no tener relaciones sexuales (vaginales, anales u orales) con una persona que tenga VIH, o no compartir una aguja con una persona que tenga VIH.

Otras formas de prevenir el VIH incluyen:

  • cuando tenga relaciones sexuales, practique relaciones sexuales “más seguras” usando un condón. El mejor condón es un condón masculino de látex. Un condón femenino no es tan efectivo, pero ofrece cierta protección.
  • No comparta agujas y jeringas.
  • Nunca permita que la sangre, el semen, la orina, el fluido vaginal o las heces de otra persona entren en su ano, vagina o boca.

Tratamiento del VIH

Aunque no hay cura para el VIH, hay muchos medicamentos disponibles que ayudan a combatirlo. Estos medicamentos (llamados terapia antirretroviral o TAR) a menudo evitarán que el VIH se convierta en SIDA. Incluso cuando el VIH se convierte en SIDA, a menudo la terapia antirretroviral sigue siendo efectiva. Sin embargo, cuanto antes comience el tratamiento, más efectivo será.

La enfermedad del VIH pasó de ser la principal causa de muerte de adultos jóvenes a una enfermedad crónica que puede controlarse durante décadas gracias a un mejor tratamiento antirretroviral. Sin embargo, a pesar de que puede tomar medicamentos contra el VIH y sentirse bien, aún puede contagiar el virus a otras personas a través de relaciones sexuales sin protección o intercambios de sangre. Los medicamentos no matan el virus, solo mantienen su sistema inmunológico lo suficientemente fuerte como para prevenir el SIDA o retrasarlo.

Con tratamiento, la tasa de supervivencia para el VIH es muy buena. En los Estados Unidos, las personas con VIH que tienen un diagnóstico temprano pueden tener una esperanza de vida similar a la de alguien como ellos que no tiene VIH, según HIV.gov.

Vivir con VIH

Si usted es VIH positivo, debe cuidarse muy bien. Asegúrese de llevar una dieta balanceada, hacer ejercicio regularmente y descansar mucho. Asegúrese de seguir las instrucciones de su médico y tomar todos sus medicamentos exactamente como se lo indicaron. Además, puede tomar medidas para evitar contraer infecciones o enfermedades que son más comunes en las personas que tienen VIH.

También es importante consultar a su médico regularmente para que pueda supervisar su tratamiento. Es probable que su médico quiera verlo cada 6 meses, siempre que su recuento de células CD4 sea bueno. Si este cae por debajo de 500, es posible que su médico quiera verlo cada 3 meses. Es posible que su médico también quiera verlo con más frecuencia si está probando un nuevo medicamento, para ver cómo responde a él. Es importante asegurarse de que su infección por VIH no empeore.

Algunas de las cosas que podrían indicarle a su médico que su infección por VIH ha empeorado desde su última visita son:

  • nuevos síntomas de náuseas, vómitos, fatiga, fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, sudores nocturnos, tos, dificultad para respirar o diarrea.
  • Signos de pérdida de peso, aftas (como la candidiasis bucal, que es una infección por hongos), o nódulos linfáticos más grandes (glándulas ubicadas en el cuello, las axilas y el área de la cadera).
  • Una caída en el recuento de células CD4 en su sangre.
  • Un aumento en la carga viral en su sangre.

También debe tratar de evitar proactivamente otras infecciones y complicaciones. El VIH puede aumentar su riesgo de padecer otras enfermedades y afecciones porque debilita su sistema inmunológico. Aquí hay algunas cosas que puede hacer para protegerse.

  • Una vacuna contra la gripe cada otoño ayuda a prevenirla.
  • Una inyección periódica contra la neumonía puede prevenir la neumonía causada por la bacteria llamada Streptococcus pneumoniae. Para las personas que tienen VIH, es más fácil contraer este tipo de neumonía. Su médico revisará su historial de inmunizaciones para determinar cuándo necesita recibir estas inyecciones.
  • Cada año, una prueba cutánea de tuberculosis (TB) puede determinar si usted tiene la enfermedad. La TB es una enfermedad muy grave, especialmente en personas que tienen VIH.
  • Una prueba de Papanicolaou para las mujeres verifica la displasia (una condición previa al cáncer) y el cáncer de cuello uterino. Ambas afecciones ocurren con más frecuencia en mujeres infectadas por VIH. Al principio, las pruebas de Papanicolaou se realizan cada 6 meses. Después de que 2 pruebas de Papanicolaou seguidas sean normales, es posible que solo tenga que realizarlas una vez al año.
  • Para las personas que están en riesgo de infección por hepatitis B, es importante hacerse la prueba. Usted está en riesgo de tener esta infección si se inyecta drogas. Si la prueba muestra que no tiene una infección por hepatitis B, es posible que su médico quiera que reciba la vacuna contra la hepatitis B para protegerse contra ella.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Hay alguna forma segura de evitar contraer el VIH?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para mí?
  • ¿Cómo puedo evitar contraer infecciones que me enfermen mucho?
  • ¿Cómo puedo encontrar grupos de apoyo en mi comunidad?
  • ¿Qué pruebas de diagnóstico ejecutará?
  • ¿Con qué frecuencia necesitaré ver a mi médico?
  • ¿El tratamiento tendrá efectos secundarios?
  • ¿Es seguro que amamante a mi bebé?
  • ¿El uso de un condón evitará que mi pareja se contagie el VIH?
  • ¿Debo seguir una dieta específica?
[/spb_row]