Dolores de cabeza

¿Qué son los dolores de cabeza?

Los dolores de cabeza son dolores que ocurren en la cabeza, la parte superior del cuello o incluso en el rostro. Existen varios tipos diferentes de dolores de cabeza. Las migrañas y los dolores de cabeza por tensión son los más comunes. Otros tipos son dolores de cabeza en racimos y dolores de cabeza de rebote.

Migrañas

Una migraña es un dolor de cabeza intenso y fuerte. Puede tenerlos una vez o con frecuencia, y pueden durar horas o días. Las migrañas son más comunes en mujeres que en hombres.

Dolores de cabeza por tensión

Los dolores de cabeza por tensión a menudo son provocados por el estrés. Con frecuencia comienzan en la mitad del día. Pueden ser leves o graves y empeorar con el tiempo.

Dolores de cabeza sinusales

Los dolores de cabeza sinusales son causados por la presión sinusal. Sus senos paranasales son pequeños espacios llenos de aire ubicados detrás de su nariz, pómulos y frente. Cuando sus senos se irritan por una infección o alergias, estos espacios pueden hincharse (inflamarse). Esta irritación también provoca que sus senos paranasales comiencen a producir mucosidad en exceso. Ambos factores contribuyen a la presión sinusal.

Dolores de cabeza en racimos

Un dolor de cabeza en racimos es un tipo de dolor de cabeza poco frecuente. Los dolores de cabeza en racimos generalmente comienzan de repente y ocurren una o más veces al día durante un período de tiempo. A menudo, ocurren en los mismos horarios cada día. El período puede durar días o hasta 12 semanas.

En promedio, cada dolor de cabeza dura entre 45 y 90 minutos. Los momentos más comunes para que ocurran dolores de cabeza en racimos son entre la 1 y las 2 a. m. y la 1 y las 3 p. m., y alrededor de las 9 p. m. Los dolores de cabeza en racimos son más comunes en hombres que en mujeres.

Dolores de cabeza de rebote

Las personas que tienen problemas con los medicamentos o el abuso de sustancias tienen dolores de cabeza de rebote. Estos dolores de cabeza ocurren la mayoría de los días, temprano en la mañana. A veces también se les conoce como dolores de cabeza por uso excesivo de medicamentos.

Síntomas de dolores de cabeza

El síntoma principal de los dolores de cabeza es el dolor en la cabeza. Otros síntomas varían según el tipo.

Migrañas

Las migrañas se definen por fuertes o pulsantes dolores de cabeza. El dolor puede comenzar en la frente, el costado de la cabeza o alrededor de los ojos. Las migrañas a menudo empeoran y son difíciles de eliminar. El movimiento, las luces brillantes y los ruidos fuertes pueden empeorar el dolor. Son comunes las náuseas y los vómitos. También puede tener visión borrosa o sentirse mareado.

Dolores de cabeza por tensión

El dolor de cabeza por tensión es constante y sordo. Puede sentirlo a ambos lados de la cabeza o alrededor de la cabeza, como una vincha. Además del dolor, puede sentir tensión o presión. Los dolores de cabeza pueden causar dolores en la mandíbula o el cuello.

Dolores de cabeza sinusales

La presión sinusal produce dolor de cabeza en la frente, alrededor de los ojos o alrededor de la nariz y las mejillas. El esfuerzo o el movimiento repentino empeoran el dolor. También puede tener otros síntomas. Estos incluyen secreción nasal, rostro hinchado y, a veces, fiebre. Sus oídos también pueden sentirse tapados o como si también tuvieran presión.

Dolores de cabeza en racimos

El dolor de cabeza en racimos suele ser intenso. Puede ocurrir detrás o alrededor de uno o ambos ojos. Los dolores de cabeza pueden hacer que los ojos o nariz se enrojezcan e hinchen. También pueden hacerlo sentir inquieto.

Dolores de cabeza de rebote

El dolor y los síntomas de los dolores de cabeza de rebote pueden variar. Son comunes las náuseas y los vómitos. Puede estar ansioso, irritable o deprimido, o tener problemas para dormir.

¿Qué causa los dolores de cabeza?

La causa exacta de los dolores de cabeza varía y no siempre se conoce.

Las migrañas pueden ser causadas por:

  • Cambio en los químicos del cuerpo.
  • La genética.
  • Factores medioambientales.

Muchos factores pueden causar dolores de cabeza por tensión. Entre ellos se encuentran:

  • Estrés.
  • Problemas para dormir.
  • Problemas de sinusitis y alergia.
  • Músculos rígidos o doloridos, que pueden ser consecuencia de apretar la mandíbula o por mala postura.
  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Cambios hormonales en mujeres.
  • Ciertos medicamentos.
  • Ciertos alimentos y bebidas.

Los dolores de cabeza en racimos no parecen estar relacionados con afecciones de salud o enfermedades del cerebro. Algunos de los desencadenantes de los dolores de cabeza en racimos incluyen:

  • Tomar ciertos medicamentos, como la nitroglicerina.
  • Fumar mucho.
  • Beber alcohol.
  • Un cambio en su patrón de sueño normal.
  • Niveles anormales de ciertas hormonas.
  • Problemas del hipotálamo, que es la parte del cerebro que controla el «reloj biológico» del cuerpo.

El uso excesivo de medicamentos es la causa principal de los dolores de cabeza de rebote. Tenga cuidado al tomar demasiadas dosis de ciertos medicamentos. Entre ellos se encuentran:

  • analgésicos
  • medicamentos de venta libre
  • sedantes
  • tranquilizantes
  • medicamentos con ergotamina
  • otros medicamentos recetados

Si tiene dolores de cabeza de rebote, estos medicamentos no deben tomarse más de 2 días a la semana. Hable con su médico para averiguar si debe dejar de tomar estos medicamentos por completo.

¿Cómo se diagnostican los dolores de cabeza?

Su médico a menudo puede decir qué tipo de dolor de cabeza tiene. Puede hacerlo examinándolo y revisando sus síntomas. Puede ayudar si usted realiza un seguimiento de los momentos y el patrón de sus dolores de cabeza, así como de la forma en que los siente. Esto puede ayudar a determinar cuáles son las causas o los desencadenantes, y cómo tratarlos. También ayuda a evaluar su nivel de dolor en una escala. Una buena manera de hacer esto es con un diario de dolores de cabeza.

En casos poco frecuentes, el médico puede realizar pruebas para ayudar en el diagnóstico. Estas podrían incluir pruebas de laboratorio para controlar sus niveles de sangre o químicos. También podrían incluir exámenes de imágenes, como radiografía, tomografía computarizada (TC) o imágenes por resonancia magnética (IRM).

¿Se pueden prevenir o evitar los dolores de cabeza?

No es posible prevenir completamente los dolores de cabeza. Es posible que pueda reducir la cantidad de dolores de cabeza que tiene al identificar las causas que los provocan.

Migrañas

Los medicamentos para prevenir migrañas pueden ser útiles si sus dolores de cabeza ocurren más de 2 veces al mes. Los medicamentos preventivos para las migrañas pueden incluir medicamentos recetados que se usan a menudo para tratar otras dolencias. Los medicamentos anticonvulsivos, los antidepresivos, los medicamentos para bajar la presión arterial e incluso las inyecciones de Botox son algunos de los medicamentos preventivos que su médico puede recetarle. Los inhibidores del péptido relacionado con el gen de la calcitonina (CGRP, por sus siglas en inglés) también pueden ayudar a prevenir las migrañas. Lo hacen bloqueando un péptido relacionado con genes en los nervios sensoriales. Se sabe que este péptido aumenta durante un ataque de migraña, por lo que bloquearlo puede ayudar a prevenirlas.

También hay una serie de tratamientos no médicos diseñados para ayudar a minimizar el dolor y la frecuencia de las migrañas. Uno es un dispositivo de estimulación eléctrica, que ha sido aprobado por la FDA. Es una diadema que se usa una vez al día durante 20 minutos para estimular el nervio vinculado a las migrañas. Otro tratamiento no médico es una terapia dirigida a ayudarlo a tener un mayor control de sus migrañas. Esta terapia también funciona mejor cuando se combina con la prevención médica de las migrañas.

Dolores de cabeza por tensión

Una forma de ayudar a prevenir los dolores de cabeza por tensión es mejorar su postura. Una mejor postura puede ayudar a evitar que sus músculos se tenses o aprieten. Puede practicarla mientras está sentado y de pie. Cuando esté sentado, asegúrese de que los hombros estén hacia atrás y que su cabeza no esté caída hacia adelante o hacia atrás. Esto es especialmente importante mientras trabaja con la computadora y mira su teléfono inteligente. Al estar de pie, asegúrese de mantener los hombros hacia atrás mientras aprieta los músculos del estómago. Estire el cuello y mantenga el nivel de la cabeza.

Dolores de cabeza sinusales

Mantener los senos húmedos y limpios puede ayudar a prevenir los dolores de cabeza sinusales. Considere colocar un humidificador en su habitación. Esto puede ayudar a evitar que la nariz se seque e irrite. Hable con su médico sobre el uso de una herramienta para despejar los senos paranasales. Su médico puede recomendarle usar una olla Neti o una jeringa con bulbo. Esto humedecerá los senos paranasales y también ayudará a limpiar la mucosidad.

Dolores de cabeza en racimos

Beber alcohol y fumar o vapear pueden desencadenar dolores de cabeza en racimos. Evitar los desencadenantes puede ayudarlo a prevenir este tipo de dolores de cabeza. Su médico también puede recetar bloqueadores de los canales de calcio para prevenirlos.

Dolores de cabeza de rebote

La mejor manera de prevenir los dolores de cabeza de rebote es limitar el uso de analgésicos. Debe usarlos solo cuando los necesite y no más de dos veces por semana. Si siente que necesita usarlos con más frecuencia, hable con su médico. También debe evitar la cafeína al tomar analgésicos. Esto se debe a que muchos analgésicos ya contienen cafeína. Una dosis doble de cafeína puede causar un dolor de cabeza o empeorarlo.

Tratamiento de dolores de cabeza

Los tratamientos más comunes para los dolores de cabeza son el descanso y los analgésicos de venta libre. Estos incluyen aspirina, acetaminofeno, ibuprofeno y naproxeno. Siempre revise la etiqueta al elegir un analgésico de venta libre. Desea buscar efectos secundarios o posibles interacciones farmacológicas con otros medicamentos que esté tomando. Asegúrese de leer y seguir cuidadosamente las instrucciones de la etiqueta. Si tiene alguna pregunta, consulte a su médico o farmacéutico.

Tenga en cuenta que los niños no deben tomar aspirina. Puede causar una enfermedad grave llamada síndrome de Reye en niños menores de 18 años.

Es mejor tratar los dolores de cabeza cuando comienzan o cuando todavía son leves. Es más difícil de tratar y eliminar los dolores de cabeza una vez que empeoran. Hable con su médico si estos tratamientos comunes no funcionan. Pueden sugerirle una opción diferente de tratamiento.

Tratamientos con receta

Ciertos medicamentos recetados pueden prevenir los dolores de cabeza. Los ejemplos incluyen:

  • Antidepresivos tricíclicos, como amitriptilina y nortriptilina.
  • Fármacos antiepilépticos, como ácido valproico, gabapentina y topiramato.
  • Betabloqueantes, como el propranolol.

Estos medicamentos pueden ayudar a prevenir o reducir la cantidad de dolores de cabeza que padece. Puede tomar 6 semanas o más hasta que el medicamento comience a hacer efecto. Pregunte a su médico si alguno de estos medicamentos es adecuado para usted. Es importante que siga las instrucciones de su médico. La mayoría de los medicamentos recetados deben tomarse todos los días. Siempre lleve su medicamento con usted en caso de que le duela la cabeza.

Tratamiento especial para dolores de cabeza en racimos

Hay varios tratamientos disponibles para personas que tienen dolores de cabeza en racimos. Trabaje con su médico para analizar ventajas, desventajas y efectos secundarios. Seleccione el tratamiento adecuado para usted y establezca un cronograma para los medicamentos recetados.

Su médico probablemente le recetará dos medicamentos. El primer medicamento es preventivo. Lo toma regularmente durante todo el período del racimo. Ayuda a reducir la cantidad de dolores de cabeza que tiene. El segundo medicamento es reactivo. Lo toma para aliviar el dolor proveniente de un dolor de cabeza en racimos.

Estos medicamentos pueden ser muy efectivos. Pueden reducir la cantidad de dolores de cabeza que tiene y la intensidad. Los dolores de cabeza en racimos a menudo comienzan rápidamente. Es posible que no pueda obtener ayuda médica, por lo que debe tener su medicamento a mano. Tómelo tan pronto como comience un ataque. Es posible que desee contarles a familiares o amigos sobre sus dolores de cabeza y medicamentos. De esta manera, pueden ayudarlo cuando tiene un ataque. Para algunas personas, los medicamentos orales (tomados por boca) no funcionan lo suficientemente rápido. Por esta razón, su médico puede recetarle otra forma de medicamento. Esta podría ser un aerosol nasal, inyección o supositorio rectal. Otro tratamiento que funciona para algunas personas es un anestésico local. Este es un medicamento anestésico que se aplica en la nariz.

Al comienzo de un dolor de cabeza en racimos, inhalar oxígeno puro a través de una máscara puede ayudar a prevenir el ataque. Sin embargo, esto no siempre es práctico, ya que los dolores de cabeza aparecen rápidamente.

Vivir con dolores de cabeza

Algunos tipos de dolores de cabeza pueden ser muy intensos. Esto es especialmente cierto si los tiene regularmente. Sin embargo, la mayoría de las personas se las arregla bien con el tratamiento adecuado.

Además de la medicina, una rutina diaria fija puede ayudar a controlar sus síntomas y prevenir dolores de cabeza. Por ejemplo, comer comidas en horarios regulares. Otras formas de ayudar a prevenir los dolores de cabeza incluyen:

  • Poner una bolsa de calor o hielo en la cabeza o el cuello.
  • Tomar una ducha o baño caliente.
  • Acostarse y levantarse a la misma hora todos los días.
  • Descansar o dormir lo suficiente.
  • Evitar cosas que causan estrés y/o hacer cosas que alivian el estrés.
  • Nunca saltearse una comida. El ayuno es una causa común de dolores de cabeza.
  • Beber mucha agua. La deshidratación también puede causar dolores de cabeza.
  • Hacer ejercicio de todo tipo regularmente. Trate de hacer al menos 30 a 60 minutos de ejercicio 4 a 6 veces por semana.

Es importante saber qué desencadena sus dolores de cabeza, especialmente si los tiene con frecuencia. Tener un diario que registre los dolores de cabeza puede ayudarlo a descubrir cuáles pueden ser estos desencadenantes. Un diario puede ayudarlo a realizar un seguimiento de sus actividades, alimentos e incluso el clima que derivaron en dolores de cabeza.

Algunos pacientes prueban opciones alternativas para aliviar el dolor de cabeza. Los ejemplos incluyen acupuntura o tratamientos quiroprácticos. Hable con su médico sobre los posibles riesgos y beneficios de estos tratamientos. Tenga en cuenta que no todos los tratamientos alternativos han demostrado ser efectivos. Por ejemplo, los medicamentos a base de hierbas no son probados  por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA). Pregúntele a su médico acerca de tomar medicamentos a base de hierbas. Ellos pueden verificar las interacciones con otros medicamentos que toma.

Otra forma de tratamiento alternativa es la terapia cuerpo-mente. Esta se centra en la conexión entre mente y cuerpo. Puede hacer algunos tipos de terapia mente-cuerpo por su cuenta.

  • Meditación. Cierre los ojos, respire profundamente y concéntrese en su respiración o en un pensamiento positivo.
  • Relajación. Permita que los músculos liberen tensión aplicando calor o frío en el área. Si el calor funciona, tome una ducha o baño caliente. Use una almohadilla térmica a temperatura baja o una bolsa de agua caliente. Si el frío funciona, pruebe con una compresa fría envuelta en una toalla delgada para protegerse la piel.
  • Masaje. Frote su cabeza y sienes o los músculos en su cuello y hombros. Los masajes ayudan a liberar la tensión y la presión, y alivian los dolores.

Otros tipos de terapia mente-cuerpo son la biorretroalimentación y la terapia cognitiva conductual. La biorretroalimentación es una técnica en la que usa el pensamiento para controlar el cuerpo. La biorretroalimentación puede ayudar con problemas de salud física y mental. La terapia cognitiva conductual es una forma de terapia llamada terapia de conversación. Puede ayudarlo a identificar los desencadenantes para que pueda detenerlos antes de que ocurran los dolores de cabeza. La terapia cognitiva conductual puede ayudar a aliviar el estrés y tratar los problemas de salud.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué tipo de dolores de cabeza tengo y cuál es la causa?
  • ¿Qué puedo hacer para prevenir los dolores de cabeza? ¿Puede ayudar el ejercicio u otros cambios en el estilo de vida?
  • ¿Cuál es la mejor opción de tratamiento para mí?
  • ¿Debo llevar un diario de dolores de cabeza?
  • ¿Pueden ayudarme los medicamentos o tratamientos alternativos?