Lactancia materna: Cómo extraer y almacenar la leche materna

Algunas mujeres optan por extraer y almacenar su leche materna. Usted puede decidir hacer esto cuando regresa al trabajo después de su licencia de maternidad. Esto le permite continuar alimentando a su bebé con leche materna a través de un biberón. Puede comprar o alquilar un extractor de leche eléctrico o manual. Algunos hospitales y planes de seguros ofrecen uno gratis.

Este artículo brinda respuestas a preguntas comunes sobre la extracción y el almacenamiento de la leche materna.

El camino hacia una mejor salud

Extracción de leche materna

¿Cuándo debo comenzar a extraerla?

Si planea extraerla cuando regrese a trabajar, empiece a practicar con 1 o 2 semanas de antelación. Esto le ayuda a aprender cómo funciona la bomba. Puede extraer leche justo después de que su bebé coma o entre comidas. O tal vez prefiera extraer de un pecho mientras alimenta a su bebé con el otro.

Comenzar en el hogar también le ayuda a construir una colección de la leche materna. Puede almacenarla para la alimentación de su bebé cuando regrese a trabajar.

¿Cuánta leche obtendré cuando utilice el extractor?

Puede obtener mucha leche cuando empiece a bombear. Esto cambiará a medida que continúe las extracciones con regularidad. Sus senos comenzarán a producir más leche. Cuanto más a menudo utilice el extractor, más leche producirán sus senos. Beba mucho líquido para mantenerse hidratada. Esto también ayudará a su producción de leche.

¿Cuánto tiempo me debe tomar cada extracción?

Toma aproximadamente el mismo tiempo extraer la leche que amamantar. Con la práctica, puede ser capaz de bombear en tan sólo 10 a 15 minutos. Cuando esté en el trabajo, trate de extraer con la frecuencia normal con la que alimentaría a su bebé. Esto puede ser cada 3 a 4 horas durante 15 minutos por vez. Para mantener su producción de leche, cuando esté con su bebé, también amamántelo. También puede realizar una extracción inmediatamente después de que su bebé se alimenta para ayudar a que sus senos produzcan más leche.

¿Habrá veces en que mi bebé necesite más leche que la que tengo disponible?

Sí, su bebé necesita más leche durante períodos de crecimiento. Estos se producen a alrededor de las 2 semanas y las 6 semanas de edad y de nuevo en aproximadamente a los 3 meses y a los 6 meses de edad. La mejor manera de aumentar su producción de leche en una etapa de crecimiento es amamantar o bombear más a menudo.

Almacenamiento de leche materna

¿Cómo debo almacenar la leche materna?

Hay un par de maneras en las que usted puede almacenar la leche materna. Puede utilizar una botella de plástico o de vidrio con una tapa con cierre hermético. O puede utilizar una bolsa estéril y hermética. Almacene la leche materna en la cantidad que su bebé consume en una comida. De esta manera, usted no pierde nada de leche. Por ejemplo, si su bebé toma 4 onzas en una comida, coloque 4 onzas de leche materna en el recipiente de almacenamiento. Siempre coloque una fecha en el envase de la leche materna para que sepa cuánto tiempo durará.

¿Dónde debo almacenar la leche materna?

Almacene la leche materna extraída en un refrigerador o nevera portátil con hielo tan pronto como sea posible. La leche también se puede congelar si no se va a utilizar de inmediato.

¿Cuánto tiempo puedo almacenar la leche materna?

La vida de la leche materna varía en función de cómo se almacena.

  • A temperatura ambiente (menos de 77 °F), dura hasta 6 horas.
  • En una nevera portátil con bolsas de hielo, dura hasta 24 horas.
  • En la parte trasera de un refrigerador, dura de 3 a 8 días.
  • En la parte trasera de un congelador, dura hasta 6 meses.

Aspectos a tener en cuenta

La leche materna almacenada puede variar en color. Puede ser azulada, amarillenta, o amarronada. Es normal que la leche materna se separe (la parte grasa de la leche tiende a subir). Agite la botella o la bolsa sellada y la grasa debería volver a la leche. Si no lo hace, entonces la leche materna puede estar mala. Debe oler la leche antes de dársela a su bebé. La leche en mal estado tiene un olor agrio. Si todavía no está segura, trate de probar la leche. Si su sabor es amargo, entonces está mala y debe desecharse.

Si decide congelar la leche materna, es necesario descongelarla antes de dársela a su bebé. Existen 2 maneras de descongelar la leche.

  • Coloque el recipiente de leche en agua tibia. Agite el recipiente en el agua hasta que la leche se descongele.
  • Coloque el recipiente de leche en el refrigerador el día anterior a utilizarse.

La leche descongelada se puede refrigerar hasta por 24 horas, pero no se debe volver a congelar. No use agua caliente para descongelar la leche materna. La leche podría calentarse demasiado y quemar la boca del bebé. No descongele la leche materna en el microondas. Esto puede dañar las proteínas valiosas en la leche materna.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuánto es el tiempo mínimo después del nacimiento que debo esperar para comenzar a extraer la leche materna?
  • ¿Durante cuánto tiempo puedo extraer y almacenar la leche materna?
  • ¿Qué tipo de botellas debo utilizar para almacenar la leche materna?
  • ¿Qué debo hacer si mi bebé prefiere la alimentación con biberón a la lactancia materna?
  • ¿Qué ocurre si accidentalmente le doy a mi bebé leche materna en mal estado?