Atención preventiva para personas mayores

Los servicios preventivos son importantes para todos, especialmente para los adultos mayores. Esto se debe a que su riesgo de problemas de salud aumenta con la edad. Al prevenir problemas o identificarlos a tiempo, es más probable que tenga una vida más larga, más saludable y más satisfactoria.

¿Qué son los servicios preventivos? Muchos médicos siguen las pautas del  Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los EE. UU. Este panel de expertos revisa las investigaciones y asesora a los médicos sobre los servicios preventivos que se necesitan según la edad, historial médico y antecedentes familiares. Los servicios preventivos incluyen exámenes de detección, vacunas y consejos de salud.

El camino hacia una mejor salud

Los siguientes servicios preventivos son especialmente importantes para los adultos mayores:

  • Examen anual de bienestar: Visite a su médico una vez al año para un examen físico. Este medirá su estatura, peso e índice de masa corporal. Su médico hablará con usted sobre cualquier medicamento que esté tomando, sus hábitos alimentarios y su nivel de actividad. Este examen es una buena manera de verificar su salud general.
  • Vacuna contra la influenza: Esta vacuna anual ayuda a prevenir la influenza (la gripe). Los adultos mayores deben recibir esta vacuna cada año. Entre el 70 y el 90% de las muertes por influenza se producen en personas de 65 años o mayores.
  • Vacunas antineumocócicas: La vacuna antineumocócica polisacárida (PPSV) y la vacuna antineumocócica conjugada (PCV13) son importantes para ayudar a prevenir la neumonía. Para las personas que tienen neumonía, ayuda a prevenir complicaciones que ponen en peligro la vida. Esto es especialmente importante para los adultos mayores, ya que son más propensos a contraer neumonía y a desarrollar complicaciones.
  • Detección de cáncer de mama: El riesgo de contraer cáncer de mama aumenta a medida que envejece. Más del 40% de todos los casos nuevos de cáncer de mama se dan en mujeres de 65 años o más. Las mujeres entre 50 y 74 años de edad deben hacerse una mamografía cada 2 años para detectar el cáncer de mama. Según sus factores de riesgo de cáncer de mama, su médico puede recomendarle que se haga una mamografía con más frecuencia.
  • Detección de cáncer colorrectal: El 60% de los casos nuevos de cáncer colorrectal aparecen en adultos de 70 años de edad y mayores. La AAFP recomienda la detección del cáncer colorrectal con pruebas inmunoquímicas fecales, sigmoidoscopia flexible o colonoscopia a partir de los 50 años y hasta los 75 años de edad. Los riesgos, los beneficios y la fuerza de la evidencia de apoyo de los diferentes métodos de detección varían. Su médico puede analizar con usted las opciones para el tipo de pruebas de detección disponibles.
  • Detección de diabetes: La diabetes es muy común en los adultos mayores. Afecta a 1 de cada 4 adultos mayores de 65 años. Si tiene sobrepeso o es obeso, es posible que su médico le haga una prueba de diabetes, incluso si no tiene síntomas.
  • Detección de la presión arterial alta: La posibilidad de desarrollar presión arterial alta aumenta a medida que envejece. Su médico probablemente lo revisará cada vez que esté en el consultorio, y al menos una vez al año.
  • Cribado de colesterol: El colesterol alto es un factor de riesgo para enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Los hombres de 35 años de edad y mayores deben controlar sus niveles de colesterol regularmente. Las mujeres de 45 años de edad y mayores que están en riesgo de enfermedad coronaria también deben ser controladas. Los niveles de colesterol se revisan con un análisis de sangre.
  • Detección de osteoporosis: El riesgo de osteoporosis aumenta a medida que envejece. Las mujeres mayores de 65 años deben someterse a una prueba de osteoporosis. Esta prueba se llama prueba de masa ósea (o densidad ósea).

Aspectos a tener en cuenta

Más de la mitad de los adultos mayores de 65 años no están al día con los servicios preventivos que recomiendan los médicos. Pasar por alto estos servicios puede ser peligroso, Ya que algunas enfermedades y afecciones pueden no encontrarse a tiempo para que reciba un tratamiento efectivo.

Muchas personas mayores no reciben estos servicios porque están preocupados por los costos. Sin embargo, la mayoría de los seguros y planes de Medicare cubren todos los costos de los servicios preventivos.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Con qué frecuencia debo hacerme cada examen de detección?
  • ¿Cómo se hace cada examen de detección?
  • ¿Hay cosas que me hagan tener más probabilidades de contraer cierta enfermedad o afección?