Osteoporosis

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad en los huesos. Hace que pierda masa ósea. La osteoporosis ocurre con mayor frecuencia en adultos mayores. Las mujeres tienen más probabilidades de padecerla que los hombres. Esto se debe a varios factores. Para empezar, las mujeres tienen menos masa ósea que los hombres. Las mujeres también tienden a vivir más y a absorber menos calcio. En las mujeres, la tasa de pérdida ósea se acelera después de la menopausia, cuando disminuyen los niveles de estrógeno. Dado que los ovarios producen estrógeno, se puede generar una pérdida ósea más rápida si ambos ovarios se extirpan quirúrgicamente.

¿Cuáles son los síntomas de la osteoporosis?

Es posible que no sepa que tiene osteoporosis hasta que sus síntomas sean graves. Los signos incluyen fisuras o fracturas frecuentes de los huesos, dolor lumbar o espalda encorvada. Con el tiempo, puede tener menos altura debido a la osteoporosis. La afección puede hacer que sus vértebras (los huesos de la columna vertebral) se desmoronen. Estos problemas tienden a ocurrir después de que ya se haya perdido mucho calcio óseo.

¿Qué causa la osteoporosis?

Hay dos formas en que puede ocurrir la osteoporosis. Puede perder demasiado hueso o su cuerpo puede no producir suficiente hueso. Algunas personas tienen ambos problemas. En la juventud, sus huesos son densos y fuertes. La osteoporosis hace que sus huesos se vuelvan frágiles y quebradizos.

Es natural perder algo de masa ósea a medida que envejece. Para la mayoría de los adultos, esto comienza a mediados de los 20 años de edad. Otros factores pueden aumentar su riesgo de osteoporosis. Algunos de estos factores de riesgo están fuera de su control. Otros pueden tomar medidas para reducir su riesgo. Hable con su médico de familia sobre sus factores de riesgo.

Factores de riesgo incontrolables:

  • Sexo: La osteoporosis es más común en mujeres que en hombres.
  • Edad: Cuanto mayor sea, mayor será su probabilidad de tener osteoporosis.
  • Raza: Los caucásicos y los asiáticos tienen más probabilidades de tener osteoporosis.
  • Genética: Su riesgo de osteoporosis es mayor si tiene antecedentes familiares.
  • Menopausia: Este período en la vida de una mujer causa efectos físicos y hormonales. Por ejemplo, disminuye el estrógeno. Estos cambios pueden aumentar su riesgo de osteoporosis. Su riesgo es aún mayor si tiene menopausia precoz (antes de los 45 años).
  • Tipo de cuerpo: Las personas que tienen cuerpos pequeños y delgados tienen más probabilidades de desarrollar osteoporosis.
  • Salud: Ciertas afecciones, como el cáncer o el accidente cerebrovascular, pueden provocar osteoporosis.

Factores de riesgo controlables:

  • Falta de calcio y/o vitaminas.
  • Estilo de vida sedentario o falta de ejercicio.
  • Fumar o usar tabaco.
  • Abuso de alcohol.
  • Trastornos de la alimentación, como la anorexia nerviosa.
  • Desequilibrios hormonales. Los ejemplos incluyen niveles bajos de estrógeno o testosterona y niveles altos de tiroides.

Uso de ciertos medicamentos a largo plazo. Los ejemplos incluyen corticosteroides e inhibidores de la bomba de protones (IBP). Los corticosteroides tratan la inflamación, el dolor y las afecciones crónicas, como el asma y la artritis reumatoide. Los IBP ayudan a reducir el ácido estomacal. Estos medicamentos pueden dificultar la absorción de calcio por parte del cuerpo y causar osteoporosis.

 

¿Cómo se diagnostica la osteoporosis?

Comuníquese con su médico si tiene signos de osteoporosis o antecedentes familiares. La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP, por sus siglas en inglés) recomienda que se realicen estudios a determinadas mujeres para diagnosticar osteoporosis. Esto incluye a las mujeres que tienen 65 años o más o que tienen un riesgo de fracturas igual o mayor. Su médico puede ayudarlo a evaluar su riesgo de fracturas. Actualmente, la AAFP no recomienda que los hombres sean examinados para detectar osteoporosis.

Para diagnosticar la afección, su médico realizará una densitometría ósea. Se trata de una prueba común que mide la densidad de sus huesos. Se llama absorciometría dual de rayos X (DEXA, por sus siglas en inglés). La prueba a menudo revisa sus caderas, columna vertebral y muñeca. Estos son los lugares más comunes donde aparece la osteoporosis.

La AAFP no recomienda que los médicos usen la prueba DEXA para mujeres menores de 65 años u hombres menores de 70, a menos que existan factores de riesgo.

 

¿Se puede prevenir o evitar la osteoporosis?

No siempre se puede evitar la osteoporosis. Sin embargo, hay algunos cambios que puede hacer para prevenirla o reducir su riesgo. Estos incluyen ejercicio regular y consumir suficiente calcio y vitamina D, que ayudan a mantener los huesos sanos a medida que envejece.

CalcioLas mujeres de 50 años o menos y los hombres de 70 años o menos deben consumir 1,000 mg de calcio por día. Las mujeres mayores de 50 años y los hombres mayores de 70 años deben consumir 1,200 mg de calcio por día. Las mujeres posmenopáusicas pueden necesitar 1,500 mg de calcio por día. Es mejor obtener el calcio de los alimentos. Los productos lácteos descremados y bajos en grasa son buenas fuentes de calcio. Otras opciones incluyen frijoles secos, salmón, espinaca y brócoli. Si no obtiene suficiente calcio de los alimentos que come, su médico puede sugerirle que tome un suplemento de calcio.

Vitamina D. La mayoría de las personas necesitan alrededor de 800 unidades internacionales (UI) de vitamina D cada día. Esta ayuda a su cuerpo a absorber el calcio. Puede obtener vitamina D de la luz solar, los alimentos y los suplementos. Su piel produce vitamina D cuando se expone a la luz solar. Sin embargo, debe tener cuidado con la exposición al sol. Exponerse demasiado puede causar cáncer de piel. Su médico puede analizar su sangre para medir el nivel de vitamina D. Si su nivel de vitamina D es bajo, su médico puede sugerirle que tome un suplemento.

EjercicioEl ejercicio regular lo ayuda a construir y mantener huesos fuertes. Por eso es importante comenzar un estilo de vida activo a una edad temprana. Sin embargo, nunca es demasiado tarde para comenzar a hacer ejercicio. Pida consejos a su médico sobre cómo hacer ejercicio de manera segura. Intente hacer una combinación de entrenamiento de fuerza y ejercicios con pesas.

Tratamiento de la osteoporosis

El tratamiento para la osteoporosis comienza con cambios en su dieta y estilo de vida. Necesita consumir suficiente calcio y vitamina D. Su médico querrá que aumente su actividad física. Esto ayuda a fortalecer sus huesos y aumentar su masa ósea. Los ejemplos de ejercicios con pesas incluyen caminar, trotar y subir escalones. También debe dejar de fumar y limitar el consumo de alcohol.

Si tiene riesgo de caídas, redúzcalo deshaciéndose de aquellas cosas que representen peligros de tropiezos en su hogar. Por ejemplo, quite las alfombras, evite superficies resbaladizas y mueva los cables eléctricos. Puede instalar barras de apoyo en ciertos lugares, como su baño y ducha. Las barras pueden ayudarlo a moverse con mayor facilidad y seguridad.

Su médico puede recetarle medicamentos para ayudar a tratar la osteoporosis. Existen en varios tipos y formas.

  • Biofosfonatos. Este tipo ayuda a reducir el riesgo de fisuras y fracturas. También aumenta la densidad ósea. Viene en forma oral (píldora) o intravenosa (por IV o inyección). Los efectos secundarios pueden incluir náuseas o dolor de estómago. Puede tener irritación en el esófago (el tubo que conecta la boca con el estómago). Algunas personas no pueden tomar biofosfonatos. Incluye a las personas que tienen enfermedad renal o niveles bajos de calcio en la sangre, y a las mujeres que están embarazadas o amamantando. Los ejemplos de biofosfonatos incluyen:
    • Alendronato y risedronato. Estos medicamentos se usan para ayudar a prevenir y tratar la osteoporosis. Ayudan a reducir el riesgo de fracturas al disminuir la tasa de pérdida ósea. Están disponibles en forma de píldora. Su efecto secundario más común es un malestar estomacal.
    • Ibandronato. Este medicamento ayuda a retrasar la pérdida ósea y a aumentar la densidad ósea. Está disponible en forma de píldora o inyección. Hay dos opciones para la píldora. Puede tomarla a diario o mensualmente. Para la inyección, su médico o enfermera le aplicará una cada 3 meses. Los efectos secundarios pueden incluir dolor lumbar o lateral, falta de aliento, opresión en el pecho y orina con sangre o turbia.
    • Ácido zoledrónico. Este medicamento se administra por vía intravenosa una vez al año.
  • Calcitonina. Esta es una hormona que ayuda a disminuir la pérdida ósea. Está disponible en forma de inyección o de aerosol nasal. Los efectos secundarios de la inyección incluyen diarrea, dolor de estómago, náuseas y vómitos. Los efectos secundarios del aerosol nasal incluyen dolor de cabeza e irritación del revestimiento de la nariz.
  • Raloxifeno. Este medicamento ayuda a prevenir y tratar la osteoporosis en mujeres. Aumenta su densidad ósea. No es una hormona, pero imita algunos de los efectos del estrógeno. Los efectos secundarios pueden incluir sofocos y riesgo de coágulos sanguíneos.
  • Teriparatida. Este medicamento ayuda a desarrollar huesos nuevos. Es una forma sintética de la hormona paratiroidea. Pueden usarlo tanto las mujeres como los hombres. Está disponible como inyección. Se inyecta en el muslo o estómago una vez al día. Los efectos secundarios comunes son náuseas, dolor de estómago, dolor de cabeza, debilidad muscular, fatiga y pérdida de apetito.
  • Denosumab. Este medicamento se utiliza cuando otros medicamentos no funcionan o si no puede tolerar otras opciones de tratamiento. Denosumab aumenta la densidad ósea. Puede ser utilizado tanto por mujeres como por hombres. Su médico se lo administra en forma de inyección. Los efectos secundarios pueden incluir niveles más bajos de calcio, erupción cutánea o dolor en los brazos y las piernas.

Si su médico le receta un medicamento para tratar la osteoporosis, es importante que lo tome. Cuando su médico le recete un medicamento, asegúrese de hablar sobre:

  • Efectos secundarios.
  • Cualquier temor que tenga sobre tomar medicamentos (especialmente si esto puede hacer que deje de hacerlo).
  • La mayor probabilidad de fracturas si deja de tomar su medicamento.
  • Cómo informará a su médico si se cae.
  • Cuándo será su próxima visita de seguimiento. (Prográmela para 3 a 6 meses después de su cita).

 

Vivir con osteoporosis

No existe una cura total para la osteoporosis. Debe trabajar con su médico para tratar la afección. También puede hacer cambios en la dieta y el estilo de vida para reducir los efectos y prevenir las caídas.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Necesito una densitometría ósea? ¿Cuándo y con qué frecuencia debo hacerme una?
  • ¿Cómo sé si estoy en riesgo de padecer osteoporosis?
  • ¿Cuánto calcio y vitamina D necesito?
  • ¿Qué cambios puedo hacer para prevenir o controlar la osteoporosis?
  • Si tengo osteoporosis, ¿es seguro que haga ejercicio? ¿Qué tipo de ejercicio debo hacer?
  • ¿Tendré que tomar medicamentos para prevenir la pérdida ósea? ¿Estos medicamentos interactuarán con otros medicamentos que tomo?