Medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado y mi hijo

Cuando su hijo pequeño tiene tos o resfriado, usted quiere que se sienta mejor. Pero los medicamentos de venta libre no son la respuesta. Los médicos no recomiendan dar a los niños menores de 6 años medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado. Estos pueden tener consecuencias peligrosas, como intoxicación accidental y dosificación incorrecta. Los medicamentos de venta libre no han demostrado ser eficaces para aliviar los síntomas.

Existen cuatro tipos de medicamentos de venta libre para tratar la tos y los resfriados:

  • supresor de la tos (el ingrediente principal es el dextrometorfano);
  • expectorante para la tos (el ingrediente principal es la guaifenesina);
  • descongestionante (el ingrediente principal es la pseudoefedrina o fenilefrina);
  • ciertos antihistamínicos.

El camino hacia un mayor bienestar

Existen soluciones para tratar la tos y los síntomas del resfriado de un niño pequeño. Entre ellas:

  • Rociar el interior de la nariz de su hijo con gotas de solución salina no medicinales. Estas eliminan la mucosidad de la nariz de su hijo. También facilitan que su hijo se suene la nariz.
  • Beber mucha agua. Esto hidratará a su hijo y diluirá la mucosidad en su nariz y garganta. La mucosidad más ligera hace que su hijo se sienta más cómodo.
  • Usar un humidificador en la habitación de su hijo. Esto crea humedad adicional para facilitar la respiración de su hijo.
  • Convertir su baño en un cuarto de vapor. Cierre la puerta del baño y encienda la ducha. Luego, siéntese fuera de la ducha con su hijo durante unos 15 minutos.
  • Elevar la cabeza de su hijo cuando está descansando. Esta posición evita que la mucosa se acumule en la nariz o garganta de su hijo.
  • Ver al médico de su hijo para otras recomendaciones. Esto es especialmente importante si su hijo tiene tos sibilante.

Aspectos a tener en cuenta

Los medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado no siempre son seguros o incluso eficaces para los niños. No le ofrezca a su hijo medicamentos de venta libre a menos que su médico se lo indique. Existen riesgos de consecuencias graves para algunos niños que reciben estos medicamentos de venta libre. Estos pueden incluir:

  • Intoxicación accidental. Los niños ven las botellas de colores y pueden querer beber el contenido. No deje los frascos sin las tapas a prueba de niños. Asegúrese de que todas las tapas estén bien cerradas.
  • Mezcla de marcas. Los medicamentos para la tos y el resfrío de venta libre tienen ingredientes diferentes. Mezclar marcas podría ser mortal. Por ejemplo, no debe mezclar un supresor de la tos y un expectorante para la tos.
  • Respiración lenta. Cierta cantidad de tos es buena. Esto es lo que libera la mucosa. Demasiado supresor de la tos puede retardar la respiración de un niño pequeño y evitar que tenga “buena tos». Esto puede llevar a la neumonía.
  • Dosificación incorrecta. Asegúrese de leer y seguir las instrucciones de la caja. Dele a su hijo la cantidad que figura en la caja. No ayudará darle más cantidad. Es lo mismo que una sobredosis. Además, use la cuchara, gotero o vaso que viene en el envase. Esto ayudará con la dosificación adecuada. Deben estar etiquetadas como cucharaditas (cdta) y mililitros (mL). Las instrucciones pueden decirle que le dé a su hijo «cada 6 horas». Esto significa que el medicamento se puede tomar 4 veces al día. No despierte a su hijo durante la noche para que tome medicamentos.
  • Confundir medicamentos para adultos con los pediátricos. La mayoría de los medicamentos de venta libre se venden en forma para adultos o para niños. Si le da a su hijo medicamentos para adultos, podría estar medicándolo en exceso.

Mantenga una lista de todos los medicamentos de venta libre que le haya dado a su hijo. Registre la dosis y la hora de la dosis. Esta información será importante para un médico si su hijo tiene una mala reacción al medicamento.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Debo repetir la dosis de mi hijo si la vomita después de tomarla?
  • ¿El medicamento le dará sueño a mi hijo?
  • ¿Qué pasa si los fluidos no son una opción para mi hijo?