Enfermedades/infecciones comunes en edad escolar

Enfermarse es parte de ser un niño. Sus sistemas inmunes no han estado expuestos a tantos gérmenes como los de los adultos. Entonces se enferman con más frecuencia. Hay algunas enfermedades e infecciones que son muy comunes en los niños. La mayoría de ellas son relativamente inofensivas y se pueden tratar en casa.

Es importante saber qué enfermedades e infecciones son comunes durante la infancia y la adolescencia. Esto lo ayudará a identificar una enfermedad poco común en su hijo más rápidamente.

El camino hacia un mayor bienestar

Todos los niños se enferman de vez en cuando. La mayoría de las enfermedades que transmiten son muy comunes. Por lo general, no son una causa importante de preocupación. Las enfermedades e infecciones más comunes incluyen:

Resfriado común

  • Síntomas: Estornudos, secreción nasal, congestión, tos, ojos llorosos.
  • Causa: Un virus que se transmite fácilmente entre las personas, especialmente entre los niños.
  • Tratamiento: Los resfriados seguirán su curso. No hay mucho que pueda hacer. No le dé a los niños menores de 6 años medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado. Puede darle a su hijo acetaminofeno (Tylenol) o ibuprofeno (Advil) para aliviar sus síntomas. Estos medicamentos pueden ayudar con el dolor de cabeza, los dolores musculares y la fiebre. Nunca le dé aspirina a niños o adolescentes. Se la ha relacionado con el síndrome de Reye, una enfermedad poco frecuente pero grave.

Influenza («gripe»)

  • Síntomas: Fiebre, escalofríos, dolores corporales, dolor de garganta, pérdida de apetito, cansancio.
  • Causa: Un virus que se puede transmitir fácilmente, especialmente al toser o estornudar. La vacuna contra la influenza (gripe) puede ayudar a protegerse y proteger a su familia de contraerla.
  • Tratamiento: Los casos típicos no requieren tratamiento. Los síntomas se pueden controlar en casa con medicamentos, sueño y muchos líquidos. Si su hijo tiene menos de 2 años, consulte siempre con su médico. También debe consultar a su médico si su hijo tiene otras afecciones que lo clasifican como de alto riesgo. Estas afecciones incluyen asma, enfermedad cardíaca, inmunosupresión, etc.

Faringitis estreptocócica

  • Síntomas: Fiebre, dolor de estómago, amígdalas rojas e inflamadas, dolor de garganta.
  • Causa: Bacterias que viven en la nariz y la garganta. Se propagan fácilmente al toser o estornudar.
  • Tratamiento: Una prueba de estreptococo en el consultorio del médico confirmará la presencia de la bacteria. Un antibiótico es el tratamiento típico.

Gastroenteritis («gripe estomacal»)

  • Síntomas: Diarrea, náuseas, vómitos.
  • Causa: Un virus que se propaga rápidamente por las casas y las escuelas.
  • Tratamiento: Suele pasar en unos pocos días. El tratamiento en el hogar debe incluir mucho descanso, líquidos y lavado de manos.

Mononucleosis («mono»)

  • Síntomas: Síntomas pseudogripales como fiebre, dolores musculares, cansancio y dolor de garganta.
  • Causa: El virus de Epstein-Barr, que se transmite al besarse, toser, estornudar o al contacto con la saliva.
  • Tratamiento: El tratamiento en el hogar debe incluir mucho descanso. Se pueden administrar medicamentos para aliviar el dolor, la fiebre o el dolor muscular.

Infecciones en el oído

  • Síntomas: Dolor de oído, fiebre, dificultad para tragar o dormir; los niños más pequeños se jalan la oreja.
  • Causa: Cuando un virus o bacteria ingresa al espacio detrás del tímpano y hace que se acumule pus. La presión sobre el tímpano causa dolor.
  • Tratamiento: Muchos médicos adoptan un enfoque de «esperar y ver» antes de recomendar antibióticos. Los antibióticos no pueden ayudar a una infección del oído causada por un virus. A menudo no ayudan mucho antes de que la infección desaparezca por sí sola. Se pueden administrar medicamentos para el dolor en el hogar.

Conjuntivitis

  • Síntomas: Enrojecimiento de los ojos, hinchazón, secreción, molestias en los ojos, comezón.
  • Causa: Puede ser causada por bacterias, virus, alergias o irritantes para los ojos, como los químicos. Las causadas por bacterias o virus son contagiosas.
  • Tratamiento: Si la causa es bacteriana, la conjuntivitis generalmente se trata con gotas o ungüento antibiótico. La conjuntivitis viral, alérgica y química no se trata con antibióticos. Se pueden administrar medicamentos para aliviar el malestar. Las compresas tibias o frías también pueden ayudar a aliviar los síntomas.

Piojos

  • Síntomas: Pequeños insectos en el cabello, huevos (liendres) en las raíces cerca del cuero cabelludo, comezón en la cabeza, pequeñas protuberancias o llagas por rascarse.
  • Causa: Pequeños parásitos que se alimentan de pequeñas cantidades de sangre del cuero cabelludo. Son altamente contagiosos, pero no son peligrosos.
  • Tratamiento: Los tratamientos con medicación están disponibles sin receta o con receta. Incluyen champú, enjuague de crema o loción. Matan los piojos. Su médico puede recomendarle quitarle las liendres después del tratamiento con un peine de dientes finos.

Aspectos a tener en cuenta

Para la mayoría de las enfermedades enumeradas aquí, todo lo que necesita es tratamiento en el hogar o un viaje al consultorio del médico. Pero, a veces, los niños muestran signos que no son normales. Si su hijo muestra alguno de estos síntomas, llame a su médico de inmediato.

  • No beber suficientes líquidos.
  • Fiebre alta o fiebre con sarpullido.
  • Respiración rápida o dificultad para respirar.
  • Piel de color azulado.
  • Somnolencia o letargo.
  • Confusión o desorientación.
  • Síntomas de gripe que mejoran, pero luego empeoran.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo sé si mi hijo necesita antibióticos?
  • Por los síntomas que presenta mi hijo, ¿debe ser atendido por el médico?
  • ¿Qué tipo de tratamiento es mejor para mi hijo?
  • ¿Qué puedo hacer en casa para aliviar sus síntomas?
  • ¿Qué debo observar que signifique que hay complicaciones?