La verdad sobre las bebidas energizantes

Las bebidas energizantes se vendieron por primera vez en los Estados Unidos en la década de los años 1990. En la actualidad, hay cientos de opciones. Se han elaborado productos relacionados, como dosis, productos para mascar y bocadillos energizantes.

Las empresas de productos energizantes tienen como objetivo a los niños y adolescentes menores de 18 años. Los estudiantes universitarios también utilizan una gran cantidad de bebidas energizantes. Una gran cantidad de empresas son conocidas por dar productos a los niños de forma gratuita. Algunas bebidas incluso tienen sabor a caramelo para que a los niños les guste el sabor. Esto las hace más comunes y atractivas. Sin embargo, las bebidas energizantes pueden causar problemas que perjudican la salud.

¿Qué son las bebidas energizantes?

Las bebidas energizantes difieren de los refrescos y las bebidas deportivas. Los refrescos tienen una menor cantidad de cafeína. También contienen azúcar o endulzantes artificiales. Las bebidas deportivas pueden contener vitaminas, carbohidratos y azúcar. Debe tomarlas después de una intensa sesión de ejercicios para que su cuerpo se recupere.

La mayoría de las bebidas energizantes mencionan a la cafeína y las vitaminas como los principales ingredientes. Esto hace que parezcan sanas y atractivas, pero eso es falso. Las bebidas energizantes afirman que incrementan la concentración y mejoran el rendimiento. Contienen una gran cantidad de estimulantes agregados, tales como:

  • Guaraná. Una hierba utilizada para prevenir el cansancio y mejorar la velocidad mental. También se utiliza para promover la pérdida de peso y aumentar el deseo sexual.
  • Taurina. Un suplemento utilizado para mejorar la memoria y la resistencia.
  • Ginseng. Una hierba que se usa para ayudar a reducir el estrés, fortalecer los músculos y mejorar la resistencia.
  • Sinefrina (naranja amarga). Una hierba utilizada para promover la pérdida de peso.
  • L-tartrato de L-carnitina (LCLT). Un suplemento utilizado para aumentar la energía, la memoria, y la velocidad. También se utiliza para descomponer la grasa.
  • Yerba mate. Una hierba utilizada para prevenir el cansancio y mejorar el estado de ánimo.
  • Gingko. Una hierba utilizada para aumentar la concentración y evitar el cansancio.
  • Hierba de San Juan. Una hierba utilizada para reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo.

Estos estimulantes no siempre son perjudiciales por sí mismos. Cuando se combinan con la cafeína pueden causar problemas de salud.

Por qué es importante

Un gran problema con las bebidas energizantes es que hay poco control por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. Esto significa que muchos de los ingredientes no fueron evaluados correctamente. Además, no hay leyes sobre las etiquetas de los productos. Así que las bebidas pueden no mencionar la cantidad correcta de cafeína.

Los refrescos tienen alrededor de 30 miligramos (mg) de cafeína por porción. El café tiene alrededor de 100 mg de cafeína por taza. Las bebidas energizantes pueden tener de 100 a 250 mg de cafeína por porción.

Las empresas de bebidas energizantes no ayudan. Su publicidad puede ser convincente y deshonesta. Algunos anuncios prometen que las bebidas energizantes lo harán ser popular. Por ejemplo, Red Bull dice que su bebida “te da alas”. Rockstar invita a los consumidores a “estar de fiesta como una estrella de rock”. Amp sugiere que es “la energía que necesitas, los sabores que anhelas”. Estas afirmaciones hacen que las bebidas energizantes parezcan seguras, modernas y reales.

Los médicos se preocupan por los peligros de las bebidas energizantes. Los efectos secundarios difieren en función de la persona, el tipo y la cantidad utilizada. Las reacciones a las bebidas energizantes incluyen:

  • Dolores de cabeza, dolores de estómago o diarrea. Estos efectos podrían ser causados por la falta de agua o la mala alimentación.
  • Dolor de pecho.
  • Sentimientos de ansiedad o nerviosismo.
  • Mareos o falta de concentración.
  • Incapacidad para conciliar el sueño.
  • Obesidad. Las bebidas energizantes pueden tener alto contenido de azúcar y calorías. Pueden causar aumento de peso o diabetes.
  • Problemas dentales.

Algunos problemas de salud graves también pueden ocurrir por el consumo de bebidas energizantes, tales como:

  • Adicción y abstinencia.
  • Presión arterial alta.
  • Convulsiones.
  • Problemas cardíacos. Muchas personas informan taquicardia. Su uso principal se ha relacionado con ritmo cardíaco irregular o insuficiencia cardíaca. Casos menos frecuentes se han relacionado con la muerte.

Los niños tienden a ser más sensibles a la cafeína. Puede ser perjudicial para su crecimiento. Las personas que tienen problemas de corazón o asma también tienen un mayor riesgo.

Camino hacia una mejor salud

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP, por sus siglas en inglés) afirma que la FDA debería establecer pautas. Las etiquetas deben ser estándar y veraces. Los productos deben ser probados y controlados. La AAFP también está en contra de la comercialización y venta de productos energizantes a niños menores de 18 años de edad.

Hasta que esto suceda, hay precauciones que podemos tomar. Usted debe ser consciente de estos riesgos y hablar con sus hijos sobre ellos. Promueva una dieta saludable con descanso y ejercicio regular. Las personas que hacen esto deben tener suficiente energía natural. Tomar una bebida energizante de vez en cuando podría estar bien, pero beberla todo el tiempo podría afectar su salud.

Las escuelas también pueden ayudar a combatir el consumo de bebidas energizantes. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) afirman que las escuelas deben ofrecer solo bebidas saludables. Las bebidas energizantes no deben ser una opción. La Federación Nacional de Asociaciones de Escuelas Secundarias Estatales (NFHS, por sus siglas en inglés) también establece que los atletas estudiantiles no deben consumir bebidas energizantes. Pueden hacer que los niños se enfermen y no puedan tener un buen rendimiento. Algunos ingredientes de las bebidas energizantes pueden aparecer en las pruebas de dopaje.

Cuestiones a considerar

Hay otra tendencia peligrosa con las bebidas energizantes. Se ha convertido en algo “de moda” y es común mezclarlas con alcohol. Las bebidas energizantes pueden compensar los efectos del alcohol. El alcohol hace sentir cansado y fuera de foco. Las bebidas energizantes se utilizan para concentrarse y permanecer despierto. Mezclarlas puede hacer que se sienta menos borracho de lo que está. También afecta su capacidad para tomar buenas decisiones. Lo mismo sucede si se mezclan las bebidas energizantes con drogas ilegales o ciertos medicamentos.

Cuándo consultar a su médico

Hable con su médico si su hijo tiene problemas de salud derivados del consumo de bebidas energizantes. Tendrá que dejar de consumirlas. También puede necesitar tratamiento para sus síntomas.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué cantidad de cafeína puedo consumir por día?
  • ¿Cuántas bebidas energizantes son demasiado?

Resources

AAFP, Política de bebidas y productos energizantes

CDC, Bebidas energizantes