Cómo manejar el estrés diario

En el ajetreado mundo de hoy, somos arrastrados en muchas direcciones a la vez. Tenemos responsabilidades en el hogar y en el trabajo. A veces todo junto es abrumador. Nuestros cuerpos comienzan a hacernos saber que estamos sintiendo el estrés de la vida diaria. Los sentimientos de estrés son causados por el instinto del cuerpo de defenderse. Este instinto es bueno en emergencias, como tener que apartarse del camino de un automóvil que se aproxima a alta velocidad. Sin embargo, el estrés puede provocar síntomas físicos poco saludables si no se maneja adecuadamente.

Su cuerpo está trabajando horas extras para enfrentar los desafíos diarios. Simplemente no está preparado para lidiar con toda la energía extra. Puede comenzar a sentirse ansioso, asustado, preocupado y tenso. Si el estrés no se mantiene bajo control, puede provocar problemas de salud graves, como presión arterial alta, enfermedades cardíacas y diabetes.

También puede estar lidiando con eventos importantes de la vida que pueden causar estrés. Estas pueden incluir:

  • Perder un trabajo (o comenzar uno nuevo).
  • Su hijo se va o regresa a casa.
  • La muerte de su cónyuge.
  • Divorcio o matrimonio.
  • Enfermedad o lesión de usted o un familiar cercano.
  • Problemas monetarios.
  • Tener o adoptar un bebé.

El camino hacia un mejor bienestar

El estrés puede causar problemas de salud o empeorar los problemas existentes. Hable con su médico de familia si cree que sus síntomas pueden ser causados por el estrés. Es importante asegurarse de que no sean ocasionados por otros problemas de salud.

Aprenda a reconocer cuándo se siente estresado. Las primeras señales de advertencia de estrés incluyen tensión en los hombros y el cuello o apretar los puños. Trate de evitar el evento o la situación que le provoca estrés. Si es imposible, cambie su reacción ante el estrés.

  • Hacer ejercicio. Es una forma saludable de aliviar la tensión y la energía acumulada. El ejercicio libera químicos cerebrales que lo hacen sentir bien llamados endorfinas. También lo ayudan a ponerse en forma físicamente, lo que lo hace sentir mejor en general.
  • Coma bien. El estrés puede afectar su apetito. Asegúrese de comer comidas regulares y bien balanceadas.
  • Duerma lo suficiente. Es importante dormir lo suficiente para que su cuerpo tenga tiempo de repararse.
  • Medite. La meditación es una forma de pensamiento guiado. Puede tomar muchas formas. Puede hacerlo realizando ejercicios que usen los mismos movimientos una y otra vez, como caminar o nadar. Puede meditar practicando técnicas de relajación, estirando o respirando profundamente.
    • La técnica de relajación es simple. Comience con un músculo. Mantenga la tensión durante unos segundos y luego relaje. Haga esto con cada uno de sus músculos, comenzando con los dedos de los pies y avanzando hacia el resto del cuerpo.
    • El estiramiento también puede ayudar a aliviar la tensión. Gire suavemente la cabeza en un círculo. Mire hacia arriba y doble de lado a lado lentamente. Rote los hombros.
    • La respiración profunda y relajada por sí sola puede ayudar a aliviar el estrés. Esto le permite obtener suficiente oxígeno y activa la respuesta de relajación de su cuerpo.
  • No se preocupe en exceso. No se preocupe por cosas que no puede controlar, como el clima.
  • No se preocupe por pequeñeces. Resuelva los pequeños problemas. Esto puede ayudarlo a obtener una sensación de control.
  • Esté preparado. Prepárese lo mejor que pueda para eventos que sabe que pueden ser estresantes, como una entrevista de trabajo.
  • Anímese. Trate de ver el cambio como un desafío positivo, no como una amenaza.
  • Busque soluciones. Resuelva conflictos con otras personas.
  • Hable del tema. Discuta lo que le molesta con un amigo, familiar o consejero de confianza.
  • Sea realista. Establezca metas personales y laborales que sean realistas. Evite sobrecargar su agenda.
  • Diviértase. Participe en actividades que no le parezcan estresantes, como deportes, eventos sociales o pasatiempos.
  • Sepa decir que no. Manténgase alejado de las drogas y el alcohol. De hecho, pueden aumentar sus niveles de estrés.

Cuándo consultar al médico

A continuación hay una lista de síntomas que puede presentar cuando se siente estresado. Si ha probado los consejos anteriores y siente que aún necesita ayuda para controlar el estrés, visite a su médico de familia.

Signos típicos de estrés:

  • ansiedad;
  • dolor de espalda;
  • estreñimiento o diarrea;
  • depresión;
  • fatiga;
  • dolores de cabeza;
  • presión arterial alta;
  • dificultad para dormir o insomnio;
  • problemas con las relaciones;
  • falta de aire;
  • rigidez en el cuello o la mandíbula;
  • malestar estomacal;
  • aumento o pérdida de peso.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué puedo hacer para dormir con más facilidad?
  • Estoy haciendo ejercicio y comiendo sano. ¿Qué más puedo hacer para mantenerme saludable y no sentirme tan estresado?
  • ¿Me recomienda tomar medicamentos si no puedo mantener el estrés y la ansiedad bajo control?