Cómo manejar el estrés diario

Cómo manejar el estrés diario

En el ajetreado mundo de hoy, nos vemos presionados para seguir muchas direcciones a la vez. Tenemos responsabilidades en el hogar y en el trabajo, y a veces simplemente nos supera. Nuestro cuerpo comienza a hacernos saber que estamos sintiendo el estrés de nuestra vida diaria. Las sensaciones de estrés son causadas por el instinto de nuestro cuerpo de defenderse. Este instinto es bueno en situaciones de emergencia, como cuando tenemos que salir del camino de un vehículo que se aproxima a toda velocidad. Pero el estrés puede causar síntomas físicos poco saludables si no se maneja adecuadamente.

Nuestro cuerpo trabaja horas extras cuando se enfrenta a los desafíos cotidianos. La realidad es que no estamos preparados para hacer frente a toda esa energía adicional. Podemos comenzar a sentir ansiedad, temor, preocupación y tensiones. Si el estrés no se mantiene bajo control, puede ocasionar graves problemas de salud tales, como presión arterial alta, enfermedades cardíacas y diabetes.

Es posible que también tenga que hacer frente a acontecimientos importantes de la vida que pueden causar estrés. Estos pueden incluir:

  • La pérdida de un trabajo (o el comienzo de uno nuevo).
  • Su hijo se marcha del hogar familiar o regresa a él.
  • La muerte de su cónyuge.
  • Un divorcio o un matrimonio.
  • Una enfermedad o lesión suya o de un familiar cercano.
  • Problemas de dinero.
  • Una mudanza.
  • El nacimiento o la adopción de un bebé.

Camino hacia un mayor bienestar

El estrés puede causar problemas de salud o empeorar los problemas existentes. Hable con su médico de cabecera si piensa que sus síntomas podrían ser causados por el estrés. Es importante asegurarse de que no sean causados por otros problemas de salud.

Aprenda a reconocer cuando se sienta estresado. Los primeros signos de estrés incluyen tensión en los hombros y el cuello, o apretar los puños. Trate de evitar el hecho o la situación que le produce estrés. Si eso es imposible, cambie la forma de reaccionar ante el estrés.

  • Haga ejercicio. Es una forma saludable de aliviar la energía y la tensión acumuladas. El ejercicio libera unas sustancias químicas del cerebro que nos hacen sentir bien, llamadas endorfinas. También ayuda a ponerse en forma física, lo cual permite sentirse mejor.
  • Coma bien. El estrés puede afectar su apetito. Asegúrese de estar comiendo de manera regular y equilibrada.
  • Duerma lo necesario. Es importante dormir lo suficiente para que su cuerpo tenga tiempo de recuperarse.
  • Medite. La meditación es una forma de pensamiento guiado. Puede adoptar muchas formas. Puede realizarla con ejercicios que utilizan los mismos movimientos una y otra vez, como caminar o nadar. Se puede meditar practicando técnicas de relajación, elongando o respirando profundamente.
    • Las técnicas de relajación son simples. Comience con un células largas y delgadas que se contraen cuando son estimuladas.” rel=”tooltip”>músculo. Manténgalo apretado durante unos segundos y luego relájelo. Haga esto con cada uno de sus músculos, empezando por los dedos de los pies y los pies, y siga subiendo hacia el resto del cuerpo.
    • La elongación también puede aliviar la tensión. Rote la cabeza en un círculo suave. Estírese hacia arriba, e inclínese hacia un lado y hacia el otro lentamente. Rote los hombros.
    • La oxígeno del aire o el agua y lo utilizan.” rel=”tooltip”>respiración profunda y relajada por sí sola puede ayudar a aliviar el estrés. Esto ayuda a obtener mucho oxígeno y activa la respuesta de relajación de su cuerpo.
  • Déjelo ser. No se preocupe por cosas que no puede controlar, como el clima.
  • No se preocupe por cosas pequeñas. Resuelva los problemas pequeños. Esto puede ayudarlo a tener una sensación de control.
  • Esté listo. Prepárese de la mejor manera según su capacidad para aquellos eventos que sepa que pueden ser estresantes, como una entrevista de trabajo.
  • Arriba ese ánimo. Trate de ver el cambio como un desafío positivo, no como una amenaza.
  • Busque soluciones. Resuelva los conflictos que tenga con otras personas.
  • Recurra a la palabra. Hable de lo que lo está molestando con un amigo, un familiar o un terapeuta en quien confíe.
  • Sea realista. Establezca objetivos realistas en el hogar y en el trabajo. Evite programar demasiadas cosas.
  • Diviértase un poco. Participe en una actividad que no le produzca estrés, como deportes, eventos sociales o pasatiempos.
  • Simplemente diga no. Manténgase alejado de las drogas y el alcohol. De hecho, pueden aumentar sus niveles de estrés.

Cuándo consultar a su médico

A continuación, se presenta una lista de los síntomas que puede experimentar cuando se siente estresado. Si ha probado los consejos anteriores y siente que todavía necesita ayuda para manejar el estrés, visite a su médico de cabecera.

Signos típicos de estrés

  • ansiedad
  • dolor de espalda
  • constipación o diarrea
  • depresión
  • fatiga
  • dolores de cabeza
  • presión arterial alta
  • dificultad para dormir o insomnio
  • problemas afectivos
  • disnea
  • rigidez en el cuello o la mandíbula
  • dolor de estómago
  • aumento o pérdida de peso

Preguntas para hacer a su médico

  • ¿Qué puedo hacer para conciliar el sueño más fácilmente?
  • Estoy haciendo ejercicio y comiendo saludablemente. ¿Qué más puedo hacer para mantenerme saludable y no sentirme tan estresado?
  • ¿Recomienda que tome medicamentos si no puedo mantener el estrés y la ansiedad bajo control?

Resources

NIH, Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral, Cinco cosas que debe saber sobre técnicas de relajación contra el estrés