Conexión entre mente y cuerpo: Cómo sus emociones afectan su salud

Conexión entre mente y cuerpo: Cómo sus emociones afectan su salud

¿Qué es una buena salud emocional?

Las personas que tienen buena salud emocional están conscientes de sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Han aprendido maneras saludables de lidiar con el estrés y los problemas que son parte normal de la vida. Se sienten bien consigo mismos y tienen relaciones interpersonales saludables.

Sin embargo, muchas cosas que suceden en su vida pueden afectar su salud emocional y provocar fuertes sentimientos de tristeza, estrés o ansiedad. Estos sucesos incluyen:

Los cambios beneficiosos pueden ser igual de estresantes que los cambios adversos.

  • ser despedido de su trabajo

  • que un hijo se vaya de casa o que regrese a casa

  • lidiar con la muerte de un ser querido

  • divorciarse o casarse

  • padecer de una enfermedad o lesión

  • recibir un ascenso en el trabajo

  • tener problemas de dinero

  • mudarse a una nueva casa

  • tener un bebé.

¿Cómo pueden mis emociones afectar mi salud?

Su cuerpo responde a la manera como usted piensa, siente o actúa. Este es un tipo de "conexión entre la mente y el cuerpo". Cuando usted está estresado, ansioso o molesto, su cuerpo reacciona de una manera que podría indicarle que algo no está bien. Por ejemplo, tener hipertensión arterial o una úlcera estomacal pueden surgir después de un evento particularmente estresante, tal como la muerte de un ser querido. Las siguientes pueden ser indicaciones físicas de que su

Una mala salud emocional puede debilitar el sistema inmunológico de su cuerpo, volviéndolo más propenso a padecer resfriados y otras infecciones durante las épocas emocionalmente difíciles. Además, cuando se siente estresado, ansioso o molesto, es probable que no pueda cuidar de su salud tan bien como debiera. Es probable que no tenga ganas de hacer ejercicio ni de comer alimentos nutritivos ni de tomar los medicamentos que su médico le recete. El abuso de alcohol, tabaco u otras drogas también pueden ser una señal de una salud emocional mala.

  • dolor de espalda

  • cambio en el apetito

  • dolor de pecho

  • boca seca

  • cansancio extremo

  • malestar o dolores generalizados

  • dolores de cabeza

  • hipertensión arterial

  • insomnio (dificultad para dormir)

  • mareo

  • palpitaciones (sensación de que su corazón late aceleradamente)

  • problemas sexuales

  • dificultad para respirar

  • cuello rígido

  • sudores

  • molestias estomacales

  • subir o bajar de peso.

¿Por qué mi médico necesita saber acerca de mis emociones?

Es probable que no esté acostumbrado a hablar con el médico acerca de sus sentimientos o de los problemas en su vida personal. Pero recuerde, los médicos no siempre pueden saber si usted se siente estresado, ansioso o molesto tan solo con verlo. Es importante que sea honesto con su médico si tiene estos sentimientos.

Primero, el médico necesitará asegurarse de que no hay otras afecciones de salud que puedan estar ocasionando sus síntomas físicos. Si sus síntomas no son provocados por otros problemas de salud, usted y su médico pueden analizar las causas emocionales de sus síntomas. Su médico podría sugerirle formas de tratar sus síntomas físicos mientras trabajan juntos para mejorar su salud emocional.

Si sus sentimientos negativos no desaparecen y son tan fuertes que impiden que disfrute de la vida, es especialmente importante para usted que hable con su médico. Es posible que tenga lo que los médicos llaman "depresión severa". La depresión es una enfermedad médica que se puede tratar con asesoría individualizada, medicamento o con ambos.

¿Cómo puedo mejorar mi salud emocional?

Primero, intente reconocer sus emociones y comprender por qué las está sintiendo. Clasificar las causas de la tristeza, estrés y ansiedad en su vida le puede ayudar a manejar su salud emocional. Los siguientes son algunos otros consejos útiles.

Exprese sus sentimientos de manera adecuada. Si los sentimientos de estrés, tristeza o ansiedad están provocándole problemas físicos, guardar estos sentimientos puede hacerle sentir peor. Está bien decirles a sus seres queridos cuando algo le molesta. Sin embargo, recuerde que su familia y sus amigos probablemente no puedan ayudarle a manejar adecuadamente sus sentimientos. En estos momentos, pídale a alguien ajeno a la situación, como un médico de cabecera, un asesor o consejero espiritual que le dé asesoramiento y apoyo para ayudar a mejorar su salud emocional.

Lleve una vida equilibrada. Intente no obsesionarse con los problemas que tenga en el trabajo, en la escuela o en casa que puedan llevarlo a tener sentimientos negativos. Esto no significa que debe simular que está feliz cuando se siente estresado, ansioso o molesto. Es importante lidiar con estos sentimientos negativos, pero intente enfocarse también en las cosas positivas de su vida. Es posible que desee utilizar un diario para llevar un registro de las cosas que le hacen sentir feliz o tranquilo. Algunas investigaciones han demostrado que tener una actitud positiva puede mejorar su calidad de vida e impulsar su salud. Puede que también necesite encontrar formas de soltar ciertas cosas en su vida que le hacen sentir estresado y abrumado. Dedique tiempo para hacer las cosas que disfruta.

Desarrolle la capacidad de adaptación. Las personas con capacidad de adaptación pueden lidiar con el estrés de una manera saludable. La capacidad de adaptación se puede aprender y fortalecer con diferentes estrategias. Estas estrategias incluyen tener apoyo social, mantener una imagen positiva de sí mismo, aceptar el cambio y mantener las cosas en perspectiva. Un consejero o terapeuta le pueden ayudar a lograr este objetivo con terapia cognitiva conductual (CBT). Pregúntele a su médico si esto es aconsejable para usted.

Calme su mente y su cuerpo. Los métodos de relajación, tales como la meditación, escuchar música, escuchar CD con imágenes guiadas o en mp3, y practicar yoga y Tai Chi son maneras útiles de equilibrar sus emociones. La meditación es una forma de pensamiento guiado. Esta puede tomar muchas formas. Por ejemplo, puede practicarla al hacer ejercicio, estiramiento o al respirar profundamente. Pídale a su médico de cabecera consejo sobre los métodos de relajación.

Cuide de sí mismo. Para tener buena salud emocional, es importante cuidar de su cuerpo al tener una rutina regular de alimentación saludable, dormir bien y hacer ejercicio para aliviar la tensión acumulada. Evite comer en exceso y no abuse de las drogas ni del alcohol. Consumir drogas o alcohol solo ocasiona otros problemas, tales como problemas familiares y de salud.