¿Existe una Forma Correcta de Tomar Mi Medicamento?

Notas del médico

Lea historias de médicos de familias reales.

Al dar instrucciones específicas y fáciles de entender, ayudo a mis pacientes a aprovechar al máximo sus medicamentos y a evitar problemas.

por By Dr. Ramon O. Parrish, Jr.

Sobre el Autor
By Dr. Ramon O. Parrish, Jr.
Ramon O. Parrish, Jr., MD, es miembro principal de la facultad en la residencia de medicina familiar del Centro de Medicina Familiar – Greer en Carolina del Sur, que es parte de Prisma Health – Upstate. Su área de especialidad es la medicina geriátrica, pero atiende pacientes de todas las edades. Anteriormente, el Dr. Parrish era miembro de la facultad en el Departamento de Medicina Familiar del Colegio Médico de Georgia en la Universidad de Augusta. Antes de ingresar a la medicina académica, practicó la medicina familiar de alcance completo como 1 de los 8 médicos participantes en un pequeño hospital en un área aislada de Georgia. Le gusta compartir sus experiencias para beneficiar a los demás.
Mostrar más

Disfruto trabajar con mis pacientes para identificar y abordar las causas de sus problemas de salud. Para mí, es una de las partes más gratificantes de ser un médico de familia. A veces, descubro que el problema de un paciente tiene una solución relativamente simple.

Ese fue el caso de mi paciente Shirley (no es su nombre real). Ella es una paciente nueva que padece una condición llamada hipotiroidismo. Significa que su glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea. Durante varios años, Shirley ha estado tomando un medicamento llamado hormona tiroidea sintética todos los días para reemplazar las hormonas tiroideas de su cuerpo.

Shirley se sometió a un análisis de sangre para medir su nivel de hormona estimulante de la tiroides (TSH). Esta prueba me ayuda a determinar si está tomando la dosis correcta de su medicamento para la tiroides. La prueba mostró que tenía un alto nivel de TSH, lo que me indicó que su medicamento no estaba funcionando tan bien como debería. Me sorprendió porque parecía que Shirley estaba tomando una dosis adecuada de la hormona tiroidea sintética.

Observando el historial médico de Shirley, pude ver que tenía recetas para múltiples medicamentos. También estaba tomando un suplemento de calcio multivitamínico y de venta libre (OTC) llamado carbonato de calcio todos los días. Le hice algunas preguntas específicas a Shirley sobre su rutina diaria. Ella me dijo que estaba tomando su hormona tiroidea sintética al mismo tiempo que algunos de sus otros medicamentos, incluido el suplemento multivitamínico y de calcio.

Shirley no se dio cuenta de que el carbonato de calcio puede disminuir la absorción del cuerpo de las hormonas tiroideas sintéticas. Los multivitamínicos que contienen hierro también pueden interferir con la absorción. Le dije que debería tomar su multivitamínico y carbonato de calcio al menos 4 horas antes o 4 horas después de tomar su medicamento para la tiroides. Además, le advertí a Shirley que no debería comenzar a tomar ningún suplemento o vitamina nuevos sin hablar conmigo antes.

Mientras hablábamos, descubrí que Shirley también estaba tomando sus medicamentos sin considerar la hora del día o si debían tomarse con o sin alimentos. Le expliqué que sus medicamentos no funcionarían tan bien si los tomaba incorrectamente. (Obtenga más información sobre cómo aprovechar al máximo su medicamento.)

Le pedí que llevara todos sus frascos de medicamentos a su próxima visita. Durante esa visita, discutimos cómo debería tomar sus medicamentos. Directamente en la etiqueta de cada medicamento, escribí cuándo tomarlo y si se debe tomar con alimentos o no. Descubrí que mis pacientes recuerdan y comprenden mejor mis instrucciones cuando las escribo, especialmente si uso tinta roja.

Desde esa visita, Shirley se ha sentido mejor y ha respondido bien a sus medicamentos. Su nivel de TSH está de vuelta en el rango normal. También se siente más segura de que está tomando sus medicamentos recetados, multivitamínicos y suplementos de calcio correctamente. Me alegro de poder darle a Shirley la información que necesita para cuidarse mejor.

Consejo Rápido

Algunas vitaminas y suplementos pueden afectar la forma en que su cuerpo procesa los medicamentos recetados y de venta libre. Cuando esto sucede, es posible que su medicamento no funcione como debería. Esto se llama interacción fármaco-suplemento. Puede causar graves problemas. No comience a tomar una vitamina o suplemento sin hablar primero con su médico de familia.