Anuncio

Reflujo/reflujo ácido (ERGE)

Última actualización octubre 2022 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Deepak S. Patel, MD, FAAFP, FACSM

¿Qué es el reflujo?

El término médico para esta afección es enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE). A veces, se denomina reflujo ácido o ardor de estómago. El reflujo se produce cuando el ácido de la comida y el líquido en su estómago regresan a su garganta (esófago). Puede ocurrir a cualquier edad, incluso en los bebés. Muchas veces, usted o su médico pueden determinar los factores desencadenantes del reflujo.

Síntomas de reflujo

Hay varios síntomas de reflujo, que incluyen:

  • Una sensación de ardor en la parte posterior de la garganta, en la mitad del pecho o detrás del esternón (esternón).
  • Un sabor ácido en la boca.
  • Tos seca, asma y dificultad para tragar (estos pueden ocurrir sin la sensación de ardor).
  • Saliva excesiva y dolor de garganta que no desaparece.

¿Qué causa el reflujo?

El reflujo es causado por un músculo debilitado al final de la garganta, donde se conecta con el estómago. El músculo no se cierra correctamente, lo que permite que el ácido regrese a su garganta. Puede tener propensión al reflujo si está embarazada, tiene sobrepeso, toma ciertos medicamentos o fuma.

¿Cómo se diagnostica el reflujo?

Su médico comenzará por analizar sus síntomas. No todo el que tiene un episodio de reflujo tiene ERGE. Su médico puede pedirle que se someta a pruebas para determinar si tiene ERGE. Tales pruebas pueden incluir:

  • Prueba de sonda de ácido (pH) ambulatoria: esta prueba mide el ácido en el estómago durante 24 horas. Su médico le insertará un tubo pequeño y delgado en la nariz y hacia abajo en su garganta. El tubo está conectado a una pequeña computadora con una correa alrededor de su cintura. Otra versión de este implica una pequeña sonda colocada en la garganta. La sonda transmite una señal por un período de tiempo. Después de 2 días, la sonda se desprende y se despide a través de las heces.
  • Radiografía: la radiografía mostrará en el interior de su sistema digestivo superior (garganta, estómago e intestino superior). Para esta prueba, usted deberá beber un líquido calcáreo. Este líquido recubre su tracto digestivo para proporcionar una mejor visualización del interior.
  • Endoscopía: esto es similar al tubo pequeño y delgado utilizado para la prueba (pH). Sin embargo, el tubo está conectado a una pequeña cámara en el extremo. Esto permite al médico observar el interior de su tracto digestivo superior. También puede tomar una muestra del tejido dentro del tracto para realizar más pruebas.
  • Prueba de motilidad esofágica (manometría): esta prueba mide el movimiento y la presión del esófago. Consiste en introducir pequeño tubo delgado por la nariz y la garganta.

¿Se puede prevenir o evitar el reflujo?

Hay muchos cambios de estilo de vida que usted puede hacer para reducir o eliminar el reflujo, que incluyen:

  • No beber alcohol
  • No comer demasiado cerca de la hora de acostarse
  • Bajar de peso
  • No usar ropa ajustada
  • Reducir los alimentos que se sabe que desencadenan la ERGE, como el chocolate, la cafeína, las mentas y los alimentos grasos, picantes y ácidos
  • Comer comidas más pequeñas o evitar comer en exceso

Tratamiento del reflujo

Si sus síntomas son leves, puede no ser necesario el tratamiento. Pregunte a su médico si recomienda tomar medicamentos para aliviar los síntomas. Medicamentos de venta sin receta son eficaces para tratar los casos leves de reflujo. Algunos de estos medicamentos son:

  • Antiácidos: este es un medicamento de acción rápida que reduce el ácido estomacal. Por desgracia, solamente con antiácidos no curará el daño que el ácido estomacal provoca en el esófago. A veces, el uso excesivo de antiácidos puede causar diarrea o estreñimiento.
  • Bloqueadores de los receptores H-2: estos medicamentos reducen la producción de ácido. No tienen un efecto tan rápido como los antiácidos. Sin embargo, proporcionan un alivio más prolongado (hasta 12 horas). Las versiones más fuertes de estos medicamentos están disponibles por prescripción de su médico.
  • Inhibidores de la bomba de protones: estos medicamentos bloquean la producción de ácido y sanan el daño en la garganta. Son más fuertes que los bloqueadores de los receptores H-2.

Si estos medicamentos no le están proporcionando alivio después de unas pocas semanas, consulte a su médico. Su médico le puede dar una versión recetada de bloqueadores de receptores H-2 o inhibidores de la bomba de protones.

Además, el médico puede recetarle un medicamento para fortalecer el esfínter esofágico inferior. El medicamento puede disminuir el número de veces que su músculo se relaja. A menudo, se utiliza para el reflujo severo. Los efectos secundarios incluyen fatiga o confusión. Otro medicamento que su médico puede recetarle ayuda a que su estómago se vacíe más rápidamente. Esto hará que la comida se mueva a lo largo del tracto digestivo y no regrese a la garganta. Su médico puede combinar más de un medicamento, dependiendo de la gravedad de su reflujo.

En algunos casos, la cirugía puede ser necesaria para tratar el reflujo. Esto es cuando la medicina no ayuda, o si desea una solución a largo plazo. Los tipos de cirugía pueden incluir:

  • Fundoplicatura de Nissen: esta cirugía refuerza el músculo inferior del esófago. Un cirujano envolverá la parte superior del estómago alrededor del exterior de la parte inferior del esófago. Esto reduce el reflujo al ejercer presión sobre el esófago. Esta es la cirugía laparoscópica. Esto significa que el cirujano hace tres o cuatro pequeños cortes en el abdomen (región del estómago). Insertará instrumentos, incluido un tubo flexible con una cámara diminuta, a través de los cortes.
  • Cirugía de Linx: esta cirugía se realiza para fortalecer el músculo en el esófago. El dispositivo de Linx es un anillo de pequeñas cuentas hechas de titanio. La cirugía envuelve el anillo alrededor de la zona comprendida entre el estómago y el esófago. La atracción magnética de las cuentas mantiene cerrada la abertura entre los dos. Esto ayuda a evitar que el ácido retroceda a su garganta. Sin embargo, es lo suficientemente débil como para permitir el paso de alimentos. La cirugía es mínimamente invasiva.

Vivir con reflujo

Vivir con reflujo puede ser algo horrible si no se lo trata. Planificar y ser consciente de los factores desencadenantes de su reflujo puede ayudar. Hacer cambios en su dieta y estilo de vida pueden mejorar su calidad de vida. Por ejemplo, si usted sabe que comer antes de acostarse produce el reflujo, evite comer tarde. Si no se puede evitar un disparador, planifique tomar medicamentos de venta sin receta para tratar los síntomas de reflujo. Si ha probado todas estas cosas y nada a sido de ayuda, consulte con su médico.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Por qué ciertos alimentos desencadenan mi reflujo algunas veces y otras veces no?
  • ¿Es el reflujo hereditario?
  • ¿Puede el daño a la garganta sanar con el tiempo una vez que lo tiene bajo control?
  • ¿El embarazo aumenta el reflujo?
  • ¿Cuáles son mis alternativas a la medicación?
  • ¿Durante cuánto tiempo tengo que tomar la medicación?

Anuncio