Cuando el “Catarro” es Algo Más

Notas del médico

Lea historias de médicos de familias reales.

Cuando veo pacientes con catarro, por lo general no necesitan antibióticos. En cambio, les cuento sobre algunos tratamientos simples que pueden hacer en casa.

por Dr. Shilpa Mehta

Sobre el Autor
Dr. Shilpa Mehta
Shilpa Mehta, MD, FAAFP, es una especialista en medicina familiar que trabaja con OSF HealthCare en Bloomington, Illinois. También es voluntaria como profesora asociada en el Departamento de Medicina Familiar y Comunitaria de la Facultad de Medicina de la Southern Illinois University (SIU), Springfield. Durante los últimos cinco años, ha trabajado en un entorno de atención de urgencia. Antes de eso, pasó 10 años brindando atención primaria. La Dra. Mehta completó su residencia en el Programa de Residencia de Medicina Familiar SIU Decatur.
Mostrar más

Probablemente conozca la sensación de tener síntomas de resfriado que pasan de la cabeza al pecho. Muchas personas llaman a esto catarro. El término médico para esto es “bronquitis aguda”. La bronquitis es una inflamación (irritación) de las vías respiratorias. Las vías respiratorias son los conductos en los pulmones a través de los cuales pasa el aire. También se llaman bronquios. Cuando estos conductos se infectan, se inflaman. Se forma mucosidad (fluido espeso) dentro de los mismos. Esto estrecha las vías respiratorias, lo cual dificulta la respiración.

La bronquitis aguda generalmente es causada por los mismos virus que causan el resfriado común o la gripe. En estos casos, el virus puede afectar primero la nariz, los senos nasales y la garganta. Luego, la infección pasa a los bronquios. Una infección bacteriana o un irritante en el aire (por ejemplo, humo o humo de cigarrillo) también pueden causar bronquitis aguda.

Los primeros signos de bronquitis aguda a menudo parecen ser los síntomas de un resfriado. Esa fue la experiencia que tuvo mi paciente Susan. Susan (no es su nombre real) es una mujer de 35 años. Aproximadamente dos semanas antes de ir a una visita al consultorio, había comenzado a usar medicamentos de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés) para el resfriado y un aerosol nasal salino para tratar la congestión nasal, el dolor de garganta y la presión de los senos nasales. Los senos nasales habían comenzado a mejorar, pero luego desarrolló los siguientes síntomas:

  • Tos persistente que sacó mucosidad de color verde amarillento
  • Opresión en el pecho
  • Dificultad para respirar profundamente
  • Sibilancias (especialmente en la noche estando acostada)
  • Fiebre ocasional leve (por debajo de 102 °F)

Como después de una semana estos síntomas no habían desaparecido, Susan decidió programar una cita para verme.

Mirando el registro médico de Susan, me alegró ver que había venido antes para recibir su vacuna anual contra la gripe. También pude ver que no tiene ninguna afección pulmonar (por ejemplo, asma) o problemas crónicos (continuos) en su sistema inmunológico. Ella no fuma ni vive con nadie que fume.

Después de preguntarle a Susan sobre los síntomas, le hice un examen físico. Escuché atentamente sus pulmones con un estetoscopio. No escuché ningún sonido respiratorio que pudiera ser un signo de neumonía. Debido a que Susan es saludable y no fuma, no tuve que ordenar una radiografía de tórax para ver los pulmones.

La mayoría de los casos de bronquitis aguda son causados por un virus, por lo que los antibióticos no ayudan. Los antibióticos solo pueden tratar las infecciones bacterianas. Le dije a Susan que los casos leves de bronquitis aguda casi siempre desaparecen por sí solos en 7 a 10 días. Pero también le hice saber que podría seguir teniendo tos durante varias semanas después de que desaparecieran los otros síntomas.

Recomendé que Susan pruebe los siguientes tratamientos simples en el hogar para sentirse mejor mientras tanto:

  • Descansar lo suficiente
  • Usar un humidificador o intentar respirar el vapor de una ducha caliente para aflojar el moco
  • Beber mucha agua para mantenerse hidratado y diluir la mucosidad
  • Usar almohadas adicionales para apoyarse en la cama. Esto puede ayudar a aliviar la tos y la congestión del pecho.
  • Usar un expectorante de venta libre (OTC) llamado guaifenesina para ayudar a disolver la congestión pulmonar
  • Evitar la exposición al humo de segunda mano

Incluso cuando la bronquitis aguda es causada por un virus, es posible que las bacterias crezcan en las vías respiratorias infectadas. Esto se llama “infección bacteriana secundaria”. El médico de cabecera puede tratarlo con un antibiótico. Los signos de una infección bacteriana secundaria en una persona que tiene bronquitis aguda incluyen los siguientes:

  • Seguir enfermando en vez de mejorar
  • Toser con sangre
  • Tener fiebre alta (103 °F o más)
  • Tener dificultad para respirar

Le dije a Susan que me llamara si tenía alguno de estos síntomas. Si me hubiera contactado, le habría pedido que volviera al consultorio para hacer un examen de seguimiento y exámenes adicionales, como una radiografía de tórax. Afortunadamente, Susan mejoró sin complicaciones.

Consejo Rápido

Cuando diagnostico bronquitis aguda en pacientes que fuman, les hablo sobre la importancia de dejar de fumar. Fumar daña los bronquios y lo pone a usted en riesgo de infección. Fumar también retrasa el proceso de curación cuando está enfermo.