Descripción general

¿Qué es el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo, o actividad tiroidea baja, significa que la glándula tiroides no produce suficiente cantidad de hormonas. La glándula tiroides está ubicada en la parte frontal del cuello, justo debajo de la nuez de Adán. Produce hormonas que controlan el metabolismo. El metabolismo es el ritmo de los procesos del cuerpo e incluye factores como la frecuencia cardíaca y la rapidez con que usted quema calorías. Las mujeres, en especial las mayores de 50 años, tienen más probabilidades de tener hipotiroidismo que los hombres. Si se deja sin tratar, el hipotiroidismo puede provocar obesidad, dolor articular, esterilidad y enfermedades cardíacas.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas del hipotiroidismo?

Los síntomas del hipotiroidismo tienden a desarrollarse lentamente. Pueden ser diferentes según el caso. Los síntomas iniciales incluyen fatiga y pereza leves. A medida que su metabolismo se hace más lento, es posible que desarrolle otros síntomas:

  • Aumento de la sensibilidad al frío.

  • Estreñimiento.

  • Piel pálida y seca.

  • Cara hinchada.

  • Voz ronca.

  • Nivel elevado de colesterol en la sangre.

  • Aumento de peso inesperado.

  • Dolores musculares, retortijones, sensibilidad o rigidez.

  • Dolor, rigidez o hinchazón en las articulaciones.

  • En las mujeres, periodos menstruales más abundantes que lo normal.

  • Depresión.

  • Agrandamiento visible de la tiroides.

  • Cabello y uñas débiles.

  • Olvidos.

¿Cuáles son los síntomas del hipotiroidismo en los niños?

Cualquier persona puede desarrollar la afección, incluidos los lactantes y los adolescentes.

Los bebés que nacen sin glándula tiroides o con una tiroides que no funciona en forma adecuada, al principio, no tienen muchos síntomas. Es posible que tengan color amarillento en la piel y en la parte blanca de los ojos (ictericia), la cara hinchada, frecuentes atragantamientos y una lengua larga que sobresale ligeramente. A medida que la enfermedad avanza, los lactantes pueden tener problemas para alimentarse y es posible que no crezcan ni se desarrollen con normalidad. Además, es posible que tengan estreñimiento, un tono muscular deficiente o que sean muy somnolientos. Si no se trata, el hipotiroidismo en los lactantes puede provocar un retraso físico y mental. En los Estados Unidos, los lactantes recién nacidos son evaluados para detectar hipotiroidismo antes de dejar el hospital.

Los niños y los adolescentes que desarrollan hipotiroidismo tienen los mismos síntomas que los adultos, pero es posible que también experimenten:

  • Crecimiento muy lento.

  • Retraso del desarrollo de los dientes permanentes.

  • Retraso de la pubertad.

  • Desarrollo mental lento.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa del hipotiroidismo?

La causa más común del hipotiroidismo es una enfermedad autoinmune que se llama tiroiditis de Hashimoto. Normalmente, los anticuerpos producidos por el sistema inmunitario ayudan a proteger el cuerpo de los virus, las bacterias y otras sustancias extrañas. Una enfermedad autoinmune se desarrolla cuando el sistema inmunitario produce anticuerpos que atacan los tejidos y/u órganos del cuerpo. En el caso de la tiroiditis de Hashimoto, los anticuerpos atacan la tiroides e impiden que produzca suficiente cantidad de hormonas.

Otras causas comunes de hipotiroidismo incluyen:

Algunas causas menos comunes del hipotiroidismo incluyen:

Usted tiene mayor riesgo de desarrollar hipotiroidismo si:

  • Tratamiento para el hipertiroidismo, la afección en la que el cuerpo produce demasiada hormona tiroidea.

  • Radioterapia.

  • Cirugía de tiroides.

  • Determinados medicamentos.

  • Enfermedad congénita: Alrededor de 1 de cada 3,000 lactantes de los Estados Unidos nacen con una tiroides defectuosa o sin tiroides. La mayoría de los estados requieren que los médicos evalúen a los recién nacidos para detectar problemas de la tiroides.

  • Trastorno pituitario: La hipófisis produce una hormona estimulante de la tiroides, que le indica a la glándula tiroides qué cantidad de hormona tiroidea debe producir. Un trastorno pituitario puede impedir que la hipófisis produzca la cantidad adecuada de hormona estimulante de la tiroides.

  • Embarazo: Algunas mujeres desarrollan hipotiroidismo durante el embarazo o después de este porque el cuerpo produce anticuerpos que atacan la glándula tiroides. Si no se trata, el hipotiroidismo puede poner en peligro la salud tanto de la madre como del bebé.

  • Deficiencia de yodo: El yodo es un mineral que usa el cuerpo para producir hormonas tiroideas. La deficiencia de yodo puede impedir que el cuerpo produzca suficiente hormona tiroidea. En los Estados Unidos, la sal de mesa tiene yodo agregado para asegurar que todas las personas tengan suficiente.

  • Tiene un familiar cercano que tiene una enfermedad autoinmune.

  • Ha recibido tratamiento con yodo radiactivo o con medicamentos contra la tiroides.

  • Ha recibido radioterapia en el cuello o en la parte superior del pecho.

  • Se ha realizado una cirugía de tiroides en el pasado.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo sabrá mi médico que tengo hipotiroidismo?

Si usted tiene síntomas de tiroides hipoactiva, su médico le realizará pruebas para medir los niveles de hormona tiroidea y hormona estimulante de la tiroides en la sangre.

Algunos médicos recomiendan realizar una prueba de detección de hipotiroidismo a las mujeres mayores, durante los exámenes físicos de rutina. Además, algunos recomiendan realizar una prueba de detección a las mujeres embarazadas y a las mujeres que planean quedar embarazadas.

Tratamiento

¿Cómo se trata el hipotiroidismo?

El tratamiento para el hipotiroidismo es la administración diaria de una hormona tiroidea sintética en forma de píldora. Este medicamento regulará los niveles hormonales y hará que su metabolismo vuelva a la normalidad. También reducirá el colesterol de la lipoproteína de baja densidad (LDL, por sus siglas en inglés) y es posible que ayude a revertir el aumento de peso. Obtener la dosis adecuada de la hormona tiroidea sintética puede llevar algunos intentos. Si usted no está tomando la cantidad suficiente, es posible que continúe experimentando síntomas de hipotiroidismo. Si está tomando demasiada cantidad, es posible que tenga síntomas similares a los del hipertiroidismo (enfermedad de tiroides hiperactiva). Su médico puede decirle si está tomando la dosis adecuada de la hormona tiroidea según cómo se siente, a través de un examen y de un análisis de sangre.

Algunos medicamentos, suplementos y alimentos pueden afectar la capacidad del cuerpo de absorber la hormona tiroidea sintética. Informe a su médico si come grandes cantidades de productos de soya, si sigue una dieta alta en fibra o si toma otros medicamentos, por ejemplo, suplementos de hierro, suplementos de calcio, colestiramina o hidróxido de aluminio (que se encuentran en algunos antiácidos).

Complicaciones

¿Existe alguna complicación que deba conocer?

Si no se trata, el hipotiroidismo puede provocar otros problemas de salud. Estos incluyen:

  • Bocio: El hipotiroidismo puede hacer que la tiroides se agrande y genere un bulto hinchado en el cuello, que se llama bocio. Un bocio puede afectar su aspecto e incluso puede dificultarle tragar o comer.

  • Mayor riesgo de enfermedades cardíacas: Una tiroides hipoactiva provoca niveles altos de colesterol "malo" (LDL).

  • Problemas de salud mental: La depresión que se produce con el hipotiroidismo puede empeorar con el tiempo, en especial, si se deja sin tratar.

  • Mixedema: Una afección poco frecuente, que pone la vida en peligro, caracterizada por una intensa sensibilidad al frío, somnolencia seguida de intensa pereza, que provoca la pérdida del conocimiento e, incluso, un estado de coma.

  • Defectos de nacimiento: Los bebés que nacen de mujeres que tienen hipotiroidismo sin tratar pueden tener defectos de nacimiento.

  • Esterilidad: Los niveles hormonales bajos pueden hacer que a una mujer que tiene hipotiroidismo le resulte difícil quedar embarazada.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cuál es la causa probable de mi hipotiroidismo?

  • ¿Tengo la enfermedad de Hashimoto?

  • ¿Cuáles son los resultados de mi(s) análisis de sangre? ¿Qué significan estos resultados?

  • ¿Cuál es la mejor opción de tratamiento?

  • ¿Necesitaré tomar la hormona tiroidea sintética? ¿Por cuánto tiempo? ¿Cuáles son los efectos secundarios?

  • ¿Estoy en riesgo de tener una emergencia médica?

  • ¿Estoy en riesgo de tener problemas de salud a largo plazo?