Dieta sin gluten

Dieta sin gluten

El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno, la cebada y los híbridos de granos. La mayoría de las personas pueden comer gluten sin ningún problema. Sin embargo, algunas personas pueden ser sensibles a la proteína del gluten. O puede ser que tengan celiaquía, que es una afección grave de salud. Hace que el sistema inmunitario ataque y dañe su intestino delgado. Las personas que lo padecen deben llevar una dieta libre de gluten.

Una dieta libre de gluten significa evitar que los productos que contienen gluten. La Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés) define y controla el término “libre de gluten” en relación al etiquetado de alimentos. Requiere que los alimentos contengan menos de 20 partes por millón (ppm) de gluten.

Camino hacia una mejor salud

Mantener una dieta libre de gluten puede ser difícil. El gluten se encuentra en una gran cantidad de granos. Los principales son el trigo, el centeno, la cebada y los híbridos. Está en el salvado, la sémola, y la escanda. Está también en el bulgur, el cuscús, el faro y la farina. Algunas harinas tienen gluten, como la harina blanca, de graham, de matza, las enriquecidas y las harinas leudantes.

Evite estos alimentos y bebidas, o compruebe la lista de ingredientes para verificar las fuentes de gluten.

  • Pastas, panes y cereales
  • Crutones, pan rallado y relleno
  • Fiambres, salchichas, perros calientes y salami
  • Mariscos de imitación y tocino
  • Salsas, aderezos y espesantes
  • Sopa y bases de sopa, como los cubitos de caldo
  • Salsa de soja y marinados
  • Hostias
  • Algunos dulces
  • Malta, saborizante de malta, vinagre de malta y alcohol de malta
  • Cerveza y algunas bebidas alcohólicas.

Las empresas a menudo cambian los ingredientes en los alimentos procesados, por lo que es necesario controlar los alimentos cada vez que los compre. Busque la etiqueta “libre de gluten” del USDA en los envases. Los alimentos marcados con la etiqueta “libre de trigo” no son lo mismo que los “libres de gluten”. Si usted tiene celiaquía y no está seguro de si un alimento contiene gluten, es mejor no comerlo.

A veces se añade gluten a productos no alimenticios, tales como:

  • Medicamentos con receta y de venta libre.
  • Suplementos dietarios, incluyendo vitaminas.
  • Lápices labiales, brillo de labios, bálsamos labiales y
  • Si usted tiene celiaquía, lávese las manos después de tocar la plastilina.

Comer sin gluten no significa que no pueda disfrutar de una dieta sana y equilibrada. Una amplia variedad de alimentos son naturalmente libres de gluten. Estos incluyen:

  • Frutas
  • Verduras
  • Carne, aves y pescado (sin adobo o recubrimiento)
  • Arroz (sin salsa)
  • Frijoles, legumbres y nueces
  • Quinoa
  • Semillas de lino y chía
  • Harinas sin gluten, como las de maíz, patata, soja, arroz, mijo y tapioca.
  • La mayoría de los productos lácteos, como leche, queso cottage, queso crema y yogur.
  • Vino, sidra, y algunas bebidas alcohólicas.

Las empresas también han comenzado a vender versiones libres de gluten de los alimentos. Algunas de estas opciones incluyen panes, pastas, salsas y productos horneados sin gluten. Usted puede encontrar muchos de estos alimentos libres de gluten en su supermercado local. Algunos restaurantes también tienen menús sin gluten. Llame con antelación para ver qué opciones están disponibles.

Aspectos a tener en cuenta

La celiaquía puede ser muy grave. Se puede controlar evitando el gluten. Puede tomar tiempo aprender cómo sacar el gluten de su dieta. Hable con su médico para obtener ayuda. Le proporcionará una lista de lo que puede y no puede comer. También podría sugerirle que trabaje con un dietista registrado. Pueden crear un plan para asegurarse de obtener todos los nutrientes que necesita. Al comienzo de su dieta, es posible que tenga que tomar un suplemento. Esto es en caso de que su cuerpo no estuviera absorbiendo nutrientes al comer los alimentos que contienen gluten. Asegúrese de elegir un suplemento que sea libre de gluten.

Una dieta libre de gluten puede ayudar a revertir los daños causados por la celiaquía. Además, se sentirá mucho mejor. Si hace “trampa” en su dieta, sus síntomas y el daño pueden volver. Algunos consejos para hacerle frente incluyen:

  • Aprenda todo lo posible acerca de las dietas libres de gluten. Hay sitios web, libros y libros de cocina sobre cómo comer sin gluten.
  • Haga preguntas cuando coma fuera de casa. El camarero o cocinero pueden proporcionar los ingredientes. Puede haber un menú libre de gluten a su disposición. Algunos restaurantes incluso se especializan en dietas sin gluten.
  • Únase a un grupo de apoyo. Hable con su médico acerca de encontrar un grupo de personas que tienen celiaquía. Compartir con otras personas que están en la misma situación que usted, puede ser útil.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Puedo comer una dieta libre de gluten si no tengo intolerancia o sensibilidad al gluten?
  • ¿Voy a perder o ganar peso con una dieta libre de gluten?
  • ¿Qué debo hacer si como gluten accidentalmente?
  • ¿Me puede recomendar un dietista registrado?
  • ¿Me puede recomendar un grupo de apoyo para personas que tienen celiaquía?

Este contenido fue desarrollado con el apoyo general de Nature Made®.