Almuerzos escolares: ayudar a su hijo a hacer elecciones saludables

Es importante ayudar a su hijo a formar hábitos alimenticios saludables. Intente hacer esto desde el momento en que son pequeños, antes de que comiencen la escuela. Enseñe a su hijo qué tipos de alimentos son saludables. Esto les dará confianza para tomar buenas decisiones. Establezca un buen ejemplo en casa. Esto afectará las elecciones que hacen ahora y en el futuro. Hable con su hijo sobre la importancia de comer un almuerzo saludable. Les proporciona suficiente energía para aprender y estar activos.

El camino hacia una mejor salud

Los almuerzos escolares están diseñados para proporcionar opciones de alimentos saludables para los niños. Para ver la información nutricional de los almuerzos ofrecidos por la escuela de su hijo, consulte el Programa Nacional de Almuerzos Escolares (NSLP, por sus siglas en inglés) del Servicio de Alimentos y Nutrición del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés). Muchos distritos escolares en todo el país han cambiado sus programas de almuerzos escolares para cumplir con los estándares de nutrición del USDA.

El NSLP promueve estándares de nutrición que:

  • Ofrezca frutas y verduras todos los días.
  • Aumente las opciones de alimentos integrales.
  • Ofrezca únicamente opciones de leche descremada o baja en grasa.
  • Sirva porciones de comida adecuadas que cumplan con los requisitos de calorías de los estudiantes.
  • Reduzca las grasas saturadas, las grasas trans y el sodio.

Los estudiantes pueden elegir entre una variedad de opciones saludables y atractivas. Algunas escuelas incluyen una variedad más amplia de opciones. Estas pueden incluir entradas vegetarianas o una barra de ensaladas.

Puede decidir prepara el almuerzo de su hijo en lugar de darle de comer lo que la escuela proporciona. Esta puede ser una mejor opción, especialmente si su hijo es quisquilloso o tiene necesidades dietéticas especiales. Asegúrese de incluir una variedad de los alimentos saludables favoritos de su hijo. Por ejemplo, puede preparar fruta fresca, papas horneadas o pretzels, o verduras frescas con salsa o un aderezo bajo en calorías. Es posible que desee preparar el almuerzo de su hijo la noche anterior para que no se le haga tarde en la mañana. Si tiene prisa, puede sentirse tentado a introducir alimentos preenvasados ​​y opciones no saludables.

Es importante mantener el almuerzo de su hijo a una temperatura segura. Verifique si la escuela de su hijo ofrece refrigeración para el almuerzo. De lo contrario, prepare artículos que no requieren refrigeración. O prepare artículos que puedan mantenerse fríos con una bolsa de hielo. Algunos artículos, como bebidas y yogures, se pueden congelar con anticipación y descongelar de forma segura en la lonchera. Use un termo para los alimentos calientes.

Aspectos a tener en cuenta

Además de los almuerzos, algunas escuelas ofrecen programas de desayuno o merienda. Esto es útil para los niños que pueden no tener suficiente alimento en casa. Los niños que comienzan el día con una buena comida tomarán decisiones más saludables durante el día. Estas comidas se pueden servir en la cafetería o en el salón de clases. Puede preguntar en la escuela de su hijo.

Hay varias cosas que puede hacer si le preocupa la elección de alimentos de su hijo en la escuela. Revise el menú de la escuela con ellos cada semana. Averigüe qué día les gustaría almorzar en la escuela. Hable con su hijo sobre qué alimentos y bebidas son opciones saludables. El distrito escolar puede proporcionar menús e información nutricional en su sitio web. Puede verlos con su hijo para que esté más informado.

Cuándo consultar al médico

Comuníquese con su médico si cree que su hijo está desnutrido. También debe contactar a su médico si cree que su hijo tiene sobrepeso. Su médico puede ayudarlo a crear un plan de alimentación saludable para su hijo. Puede derivarlo a un dietista o terapeuta si sospecha que hay un problema.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Recomienda los almuerzos escolares o los almuerzos preparados en casa?
  • ¿Qué debo hacer si mi hijo tiene alergias a los alimentos?
  • ¿Cómo sabré si mi hijo no está recibiendo los nutrientes adecuados del almuerzo escolar?
  • ¿Qué más puedo hacer para asegurar que mi hijo elija alimentos saludables?