Los “superalimentos” son, generalmente, alimentos que tienen muchos nutrientes. Estos incluyen grandes cantidades de:

  • vitaminas
  • minerales
  • antioxidantes
  • fibra
  • grasas saludables
  • fitonutrientes

Los superalimentos son buenos para su salud. Suelen ser alimentos “integrales” o “reales”. Eso significa que están en su forma original y no se procesan. No existe una lista específica de superalimentos. No existen criterios estándar que definan qué es un superalimento. Los científicos y dietistas no usan ese término. Es un término utilizado principalmente por los comerciantes para vender sus productos.

Las personas tienden a pensar que están siendo saludables al comer superalimentos. La mayoría de los alimentos considerados “súper” son muy saludables. Pero los nutricionistas dicen que la mejor manera de comerlos es hacerlos parte de una dieta saludable general. Se trata de una dieta equilibrada en proteínas magras, granos integrales, frutas, verduras, lácteos bajos en grasa y grasas saludables.

El camino hacia una salud mejor

La clave para una dieta saludable es comer una amplia variedad de alimentos ricos en nutrientes en las cantidades correctas. Encontrará muchas listas de superalimentos en revistas o en Internet. Muchas veces, se agrupan para ayudar a cierta parte del cuerpo. Puede ser el cerebro, la piel o el intestino. También se pueden enumerar cómo ayuda para la inflamación. Pero no tiene que comer alimentos específicos para áreas específicas del cuerpo. Una dieta saludable en general se encargará de todo.

Los siguientes son alimentos comunes en las listas de superalimentos. Inclúyalos en su dieta, y estará en el camino de la buena alimentación.

Bayas: están llenas de vitaminas, fibra soluble y fitonutrientes. Son nutrientes vegetales que ofrecen muchos beneficios. Los arándanos son superalimentos populares, pero las fresas y las frambuesas también son muy saludables. Coma bocadillos durante todo el día o ponga un poco en la avena de la mañana.

Frijoles: son buenas fuentes de proteínas y fibra bajas en grasa, además de vitaminas y minerales. Pruébelos en ensaladas, pastas o como reemplazo de carne en algunos platos.

Alimentos fermentados: el yogur es el rey de esta categoría, pero otros alimentos están llamando la atención. El chucrut, específicamente, se promociona como un superalimento popular. Los alimentos fermentados son una manera fácil de agregar bacterias beneficiosas a su cuerpo. Hacerlo promueve la salud intestinal. El yogur bajo en grasa o sin grasa proporciona calcio, vitamina D y muchas proteínas. El yogur griego es más espeso y tiene más proteínas y menos azúcar que el yogur normal. Coma yogur regular o griego sin azúcar con bayas para una merienda saludable. También puede sustituir el yogur por crema agria u otras grasas en las recetas.

Kale: El kale (col rizada) es muy popular en las listas de superalimentos. Está repleto de vitaminas A, C y K. También tiene fibra, calcio y otros minerales. Es una gran adición a cualquier comida para un aporte de nutrientes. Otros vegetales crucíferos verdes también se ajustan perfectamente. Estos incluyen acelgas, berzas, hojas de mostaza, espinacas, coles y brócoli.

Batata, calabaza o zapallo: cualquiera de estos son excelentes fuentes de fibra, vitamina A y otros minerales. Son bajos en calorías y, naturalmente, son un poco más dulces que otros vegetales. Por lo tanto, no tiene que agregarles tanta mantequilla, azúcar o sal.

Salmón: este pescado graso es rico en ácidos grasos omega-3. Se cree que estos ácidos reducen el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. Otros pescados grasos que ofrecen los mismos beneficios incluyen atún, sardinas y caballa. Intente comer pescado al menos dos veces por semana para tener una buena salud.

Soya: la soya es rica en fibra, vitaminas, minerales y grasas saludables. Es un buen reemplazo para otras proteínas altas en grasa en su dieta. Sustituya el pollo por el tofu o la leche de vaca por leche de soya para aumentar sus valores nutricionales.

Granos integrales: estos granos no fueron despojados de su salvado y germen durante el procesamiento. Aquí es donde se encuentran los nutrientes. Contienen mucha fibra y son carbohidratos complejos, que su cuerpo utiliza como combustible. Un grano integral popular en las listas de superalimentos es la quinua. En realidad, no es un grano, pero se cocina como si lo fuera. Es una excelente fuente de proteínas, vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. Cámbielo por el arroz en su cocina.

Aspectos a tener en cuenta

El hecho de que un alimento se considere saludable o un superalimento no significa que pueda comer tanto como desee. También puede aumentar de peso comiendo demasiados alimentos saludables. La clave es comer todo con moderación. Pero debe tener mucho cuidado con algunos alimentos. Los siguientes a menudo se consideran superalimentos, pero tienen grasas o calorías adicionales que debe tener en cuenta.

  • Chocolate negro: el chocolate negro (sin leche) es rico en flavonoides (un grupo de fitonutrientes). Pero también es rico en grasas y calorías. Todo lo que necesita es un cuadrado o dos.
  • Aguacate: es una gran fuente de grasas saludables, pero viene con calorías. Una porción es solo alrededor de una quinta parte de un aguacate. Solo unas pocas rebanadas funcionan.
  • Nueces y semillas: son buenas fuentes de proteínas y grasas saludables cuando se comen con moderación. Las almendras sin sal, las nueces y los pistachos son buenas opciones.
  • Vino: el vino tinto con moderación podría tener algunos beneficios para la salud. Contiene antioxidantes que podrían ser útiles para su corazón. Pero los beneficios no justifican el exceso. Tiene un alto contenido de calorías y puede ser malo para su salud si bebe demasiado. Limite el consumo a 2 vasos al día para los hombres y 1 vaso al día para las mujeres, para mejorar su salud.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuáles son los mejores tipos de alimentos que debo comer?
  • ¿Puedo comer superalimentos tanto como quiera?
  • ¿Cuál es un tamaño de porción saludable?