¿Qué es un yeso de contacto total?

Última actualización febrero 2021 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Robert “Chuck” Rich, Jr., MD, FAAFP

Un yeso de contacto total es un yeso que se usa para tratar úlceras (llagas profundas y graves) en el pie de una persona. Consiste en una carcasa de fibra de vidrio o yeso con una barra en la parte inferior. La carcasa se ajusta muy bien alrededor de su pierna y pie. Sigue la forma de todo su pie. Por eso se llama yeso de contacto total. Está diseñado para distribuir el peso por toda la planta del pie.

El yeso ayuda a proteger la piel de su pie. Donde el yeso se coloca debajo de la úlcera, hay una capa de espuma suave. Esto crea un espacio para que no se ejerza presión sobre la llaga y permite que se cure más rápidamente. El yeso tiene solo una pequeña cantidad de acolchado alrededor del resto del pie. La barra en la parte inferior ayuda a sacar el peso de la llaga cuando está de pie o caminando.

¿Quién necesita un yeso de contacto total?

Los yesos de contacto total son comúnmente utilizados por personas que tienen diabetes con úlceras en los pies que no se están curando. La diabetes puede causar problemas en los pies. Una complicación llamada neuropatía puede causar pérdida de sensibilidad en los pies. Esto puede hacer que sea difícil saber si tiene una ampolla o una llaga en el pie. Las llagas pequeñas pueden convertirse rápidamente en llagas grandes. Si no se tratan las pequeñas llagas, pueden empeorar y convertirse en úlceras.

El camino hacia una mejor salud

El yeso de contacto total quita presión sobre la úlcera. Esto ayudará a que su úlcera sane. Si sigue caminando sin el yeso, la úlcera no cicatrizará.

El uso de un yeso de contacto total ayuda a que la mayoría de las úlceras sanen en 6 a 8 semanas. Es probable que su médico le cambie el yeso 1 o 2 días después de que se lo coloquen. Después de eso, probablemente le pongan un nuevo yeso cada semana hasta que esté listo para usar zapatos.

¿Qué necesito saber sobre mi yeso?

Dependiendo del tipo de yeso que tenga, el yeso tardará entre 30 minutos o 24 horas en secarse después de que se coloque por primera vez. Su médico le dirá qué tipo de yeso tiene. Es importante que no ponga peso sobre el yeso mientras se está secando.

Después de que se seque el yeso, debe caminar lo menos posible por estas razones:

  • La úlcera se curará más rápido si le aplica menos presión.
  • Su pierna con el yeso es más larga que su otra pierna. Esto puede causar dolor en la cadera o la espalda si camina demasiado.
  • Es menos estable cuando estás usando un yeso. Aumentan sus posibilidades de caerse y hacerse daño. Cuanto menos camine, menos probabilidades tendrá de caerse. Tenga mucho cuidado en terrenos resbaladizos o irregulares. Utilice un bastón para tener mayor estabilidad, incluso si no suele utilizar un bastón. Si ya tenía problemas de estabilidad antes de usar el yeso, es una buena idea usar un andador.

¿Puedo mojar mi yeso?

No, el yeso debe permanecer seco. No podrá tomar baños o duchas normales. En su lugar, tome baños de esponja.

Trate de no salir cuando el clima esté húmedo. Si debe salir cuando está mojado, envuelva el yeso en una bolsa de plástico.

¿Hay algo más que deba saber?

Aquí hay algunos otros consejos que pueden ayudarlo.

  • Es posible que sienta comezón debajo del yeso. No deslice nada dentro del yeso para rascarse. Podría dañar fácilmente la piel que se encuentra debajo.
  • Cuando esté sentado, levante la pierna sobre una silla o almohada siempre que sea posible.
  • Mientras duerme, puede patear o frotar su otra pierna con el yeso. Esto podría dañar la piel de la otra pierna. Es una buena idea ponerse un calcetín grueso, suave y hasta la rodilla sobre la otra pierna antes de acostarse. O coloque una almohada entre sus piernas.

Si desea obtener más información sobre cómo la diabetes afecta sus pies, consulte a su médico.

Aspectos a tener en cuenta

Recuerde que si tiene neuropatía diabética, no tiene una buena sensación de dolor (capacidad de sentir dolor) en la pierna o el pie. Por lo tanto, es posible que no pueda sentir si algo anda mal. Debe revisar su yeso (o hacer que alguien más lo revise) todos los días. Hable con el médico si descubre algo de lo siguiente:

  • El yeso está flojo. El yeso debe ajustarse bien a su pierna. Si se afloja, podría frotarse contra su pierna o pie y causar una nueva llaga. Un espacio de más de 1/4 de pulgada entre el yeso y la pierna es demasiado.
  • Abolladuras, grietas y otros daños en el yeso. Una abolladura u otro daño pueden aplicar niveles peligrosos de presión en su pierna que quizás no pueda sentir.
  • Olor que proviene del yeso. Esto podría ser un signo de una infección en la herida, que comenzó después de que su médico colocó el yeso.
  • Fiebre (temperatura de 100 °F o más) o un aumento repentino e inexplicable de sus niveles de azúcar en sangre. Estos también pueden ser signos de infección.

Además, debe llamar a su médico en los siguientes casos:

  • Tiene mucho dolor en la espalda o la cadera
  • El yeso se moja
  • Tiene problemas con su equilibrio

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué causó mi úlcera?
  • ¿Cómo ayudará el yeso de contacto total?
  • ¿Cuánto tiempo tendré que usarlo?
  • ¿Por qué necesita cambiar el yeso?
  • ¿Cómo puedo evitar tener úlceras en el futuro?