Un pesario vaginal es un dispositivo de plástico que se coloca en la vagina para ayudar a sostener el útero (vientre), la vagina, la vejiga o el recto.

El pesario se utiliza a menudo para el prolapso del útero. Prolapso significa que su útero desciende o se hunde en el canal vaginal. Esto sucede porque los músculos y ligamentos que deben sostenerlo se encuentran débiles. Estos músculos pueden debilitarse después de dar a luz o someterse a cirugía pélvica. El prolapso del útero suele solucionarse con cirugía. Pero también se puede usar un pesario vaginal para ayudar a mantener el útero en su lugar.

Un pesario puede ayudar si usted tiene un cistocele. Esto es cuando la vejiga desciende hacia la vagina. También puede ayudar si usted tiene un rectocele. Esto es cuando la pared del recto sobresale dentro de la parte inferior de la vagina.

Además, un pesario puede ayudar a muchas mujeres que sufren de incontinencia urinaria por esfuerzo. Esta es la fuga de orina al toser, hacer un esfuerzo o hacer ejercicio. Las mujeres embarazadas que sufren de incontinencia también pueden usar un pesario vaginal.

El camino hacia una mejor salud

Su médico decidirá qué tipo de pesario debe utilizar en función del problema que tiene. El pesario debe colocarse a la perfección con el fin de funcionar correctamente y ser cómodo. Su médico le colocará a varios pesarios de diferentes tamaños hasta que encuentre el que se ajusta mejor.

Después de la primera prueba, tendrá que volver al consultorio del médico en unos pocos días para volver a verificar el pesario. Después de eso, es probable que la examine cada pocos meses. A veces, el tamaño o la forma del pesario tendrán que cambiarse.

¿Cómo cuido de mi pesario vaginal?

Es importante que siga las instrucciones de su médico para el cuidado de su pesario. La mayoría de los pesarios pueden utilizarse durante muchos días antes de sacarlos y limpiarlos con agua y jabón. Usted podría mismo podría de sacar, limpiar y volver a insertar el mismo pesario. O puede que su médico le indique que visite su consultorio para que él o ella puedan realizar el procedimiento. Asegúrese de mantener sus citas de seguimiento y limpiar el pesario como su médico le indique.

¿Qué más debería saber?

Muchos pesarios vaginales pueden usarse durante el coito, y su médico le dirá si el suyo no se puede. Asegúrese de informar a su médico de inmediato si siente alguna molestia con el pesario. A su vez, hágale saber si usted tiene problemas para orinar o defecar.

Aspectos a tener en cuenta

Podría notar más flujo vaginal de lo normal cuando se utiliza un pesario. Su flujo vaginal también se puede desarrollar olor. Ciertos geles vaginales pueden ayudar con estos efectos secundarios. Limpiar su pesario más a menudo también puede ayudar con el mal olor.

La irritación vaginal es otro posible efecto secundario. Las mujeres que han pasado la menopausia pueden necesitar usar crema de estrógeno para ayudar a aliviar la irritación.

¿Puede el pesario perderse o caerse?

La vagina es un tubo cerrado. El pesario no puede moverse a otro lugar dentro del cuerpo. Sin embargo, el pesario se puede caer de la vagina si usted se esfuerza demasiado o levanta algo pesado. Esto generalmente significa que el pesario es demasiado pequeño. Consulte a su médico si el pesario continúa saliéndose.

Preguntas para su médico

  • ¿Cuento con los requisitos para tener un pesario vaginal?
  • ¿Por qué debería elegir un pesario vaginal en lugar de una cirugía correctiva?
  • ¿Hará el pesario vaginal que el sexo sea incómodo?
  • ¿Me pondrá el uso de un pesario vaginal en riesgo de infecciones del tracto urinario o infecciones vaginales?
  • ¿Cómo sabré si el pesario se resbala y se sale de lugar?