Hidratación: porqué es tan importante

Hidratación: porqué es tan importante

Su cuerpo depende del agua para sobrevivir. Cada célula, tejido y órgano en su cuerpo necesita agua para funcionar correctamente. Por ejemplo, el cuerpo utiliza el agua para mantener su temperatura, eliminar los desechos, y lubricar las articulaciones. El agua es necesaria para la buena salud general.

Camino hacia un mayor bienestar

Se recomienda beber agua todos los días. A la mayoría de las personas se les ha dicho que deben beber de 6 a 8 vasos de 8 onzas de agua al día. Ese es un objetivo razonable. Sin embargo, las diferentes personas necesitan diferentes cantidades de agua para mantenerse hidratadas. La mayoría de las personas sanas pueden mantenerse bien hidratadas bebiendo agua y otros líquidos cada vez que sienten sed. Para algunas personas, menos de 8 vasos pueden ser suficientes. Otras personas pueden necesitar más de 8 vasos al día. Si le preocupa no estar bebiendo suficiente agua, revise su orina. Si su orina suele ser incolora o amarillo claro, está bien hidratado. Si su orina es de color amarillo o ámbar oscuro, puede estar deshidratado.

El agua es lo mejor para mantenerse hidratado. Otras bebidas y alimentos pueden ayudarlo a mantenerse hidratado. Sin embargo, algunos pueden añadir calorías extra a su dieta por el azúcar. Los jugos de frutas y vegetales, la leche y el té de hierbas se suman a la cantidad de agua que recibe cada día. Incluso las bebidas con cafeína (por ejemplo, café, té y refrescos) pueden contribuir a la ingesta diaria de agua. Una cantidad moderada de cafeína (200 a 300 miligramos) no es perjudicial para la mayoría de las personas. Es aproximadamente la cantidad de 2 a 4 tazas de 8 onzas de café. Sin embargo, lo mejor es limitar las bebidas con cafeína. La cafeína puede causar que algunas personas orinen con mayor frecuencia, o se sientan ansiosos o nerviosos.

El agua también se puede encontrar en las frutas y verduras (por ejemplo, la sandía, el tomate y la lechuga), y en los caldos.

Las bebidas para deportistas pueden ser útiles si está planeando ejercitarse a niveles más altos que los normales durante más de una hora. Contiene hidratos de carbono y electrolitos que pueden aumentar su energía. Esto ayuda al cuerpo a absorber agua. Sin embargo, algunas bebidas deportivas tienen muchas calorías por el azúcar agregado. También pueden contener altos niveles de sodio (sal). Compruebe el tamaño de la porción en la etiqueta. Una botella por lo general contiene más de una porción. Algunas bebidas deportivas también contienen cafeína. Recuerde que una cantidad prudente de cafeína por día es de entre 200 y 300 mg (miligramos).

Las bebidas energizantes no son iguales a las bebidas deportivas. Las bebidas energizantes suelen contener grandes cantidades de cafeína. Además, contienen ingredientes que lo estimulando en exceso (guaraná, ginseng o taurina). Son cosas que su cuerpo no necesita. La mayoría de estas bebidas también tienen gran cantidad de azúcar agregada. Según los médicos, los niños y adolescentes no deben tomar bebidas energizantes.

Si le es difícil mantenerse hidratado, aquí hay algunos consejos que pueden ayudarlo:

  • Tenga una botella de agua con usted durante el día. Para reducir sus costos, lleve una botella de agua reutilizable y llénela con agua del grifo.
  • Si no le gusta el sabor del agua del grifo, trate de añadir una rodaja de limón o lima a su bebida.
  • Beba agua antes, durante y después de un entrenamiento.
  • Cuando sienta hambre, beba agua. La sed se confunde a menudo con el hambre. No podrá satisfacer el hambre verdadero bebiendo agua. Beber agua también puede contribuir a un plan de pérdida de peso saludable. Algunas investigaciones sugieren que beber agua puede ayudarlo a sentirse satisfecho.
  • Si tiene problemas para acordarse de beber agua, beba en horarios fijos. Por ejemplo, beba agua cuando se despierta, en el desayuno, almuerzo y cena, y cuando se va a dormir. O bien, beba un vaso pequeño de agua al inicio de cada hora.
  • Beba agua cuando va a un restaurante. Se mantendrá hidratado, y es gratis.

Aspectos a tener en cuenta

Reconocer los signos de deshidratación es importante. Algunos son:

  • Orinar poco o nada.
  • Orina más oscura de lo normal.
  • Sequedad en la boca.
  • Somnolencia o fatiga.
  • Sed extrema.
  • Dolor de cabeza.
  • Confusión.
  • Mareos o desvanecimientos.
  • Llorar sin lágrimas.

No espere hasta que note síntomas de deshidratación para tomar medidas. Prevenga activamente la deshidratación bebiendo abundante agua.

Algunas personas tienen un mayor riesgo de deshidratación, incluyendo a las personas que hacen ejercicio a una intensidad alta (o cuando hace mucho calor) durante demasiado tiempo, tiene ciertas afecciones médicas (cálculos renales, infección de la vejiga), están enfermos (fiebre, vómitos, diarrea), están embarazadas o amamantando, están tratando de bajar de peso, o no pueden beber suficientes líquidos durante el día. Los adultos mayores también están en mayor riesgo. A medida que envejece, su cerebro puede no ser capaz de detectar la deshidratación. No envía señales de sed.

El agua constituye más de la mitad de su peso corporal. Pierde agua cada día cuando va al baño, suda e incluso cuando respira. Pierde agua aún más rápido cuando hace mucho calor, cuando está físicamente activo o si tiene fiebre. Los vómitos y la diarrea también pueden conducir a la pérdida de agua rápida. Si usted no reemplaza el agua que pierde, puede deshidratarse.

Preguntas para hacerle a su médico

  • No me gusta el agua. ¿Cuál es la mejor alternativa para mantenerme hidratado?
  • ¿Qué ocurre si no puedo consumir la cantidad de líquidos que los médicos recomiendan?
  • ¿Qué significa si bebo mucho líquido pero no orino con frecuencia?
  • ¿Cómo afecta a la hidratación el consumo de alcohol?