Cómo monitorear su nivel de azúcar en la sangre

¿Qué pruebas puedo realizar para controlar mi nivel de azúcar en la sangre?

Existen 2 análisis de sangre que pueden ayudarle a controlar su diabetes. Una de estas pruebas se denomina prueba A1C. Esta prueba refleja su control del azúcar en la sangre (o glucosa en la sangre) durante los últimos 2 o 3 meses. Llevar a cabo una prueba de su nivel de A1C cada 3 meses es la mejor manera, para usted y su médico, de comprender qué tan controlados están sus niveles de azúcar en la sangre. Es probable que su médico sea quien ordene una prueba de A1C. No obstante, también puede comprar kits de análisis de A1C de venta libre que puede usar en su hogar.

Su objetivo de A1C será determinado por su médico, pero en general es inferior al 7%.

La otra prueba es una prueba general de glucosa en la sangre. A menudo se la conoce como autocontrol de la glucosa en la sangre. El uso de un monitor de glucosa en la sangre para realizar pruebas regulares puede ayudarle a mejorar el control de sus niveles de azúcar en la sangre. Los resultados obtenidos en las pruebas de glucosa en el hogar pueden ayudarle a realizar los ajustes necesarios a su medicamento, dieta y/o nivel de actividad física. Si su nivel de azúcar en la sangre fluctúa, debería adquirir un monitor de glucosa en la sangre (también llamado medidor de azúcar en la sangre personal, glucómetro o medidor de glucosa) y saber cómo usarlo. Su médico puede recetarle un monitor de glucosa en la sangre.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) ha aprobado medidores que funcionan sin pincharse el dedo. Pero estos medidores no pueden reemplazar los medidores de glucosa regulares. Se utilizan para obtener lecturas adicionales entre las pruebas regulares.

El camino hacia una salud mejor

¿Qué suministros necesito?

Necesitará un medidor de glucosa, algodones con alcohol, lancetas para dedo estériles y tiras de prueba estériles. Consulte con su plan de seguro de salud para averiguar si pagarán por estos suministros.

¿Cómo selecciono un medidor de glucosa?

Consulte con su plan de seguro de salud para averiguar si pagarán por su medidor de glucosa. Si es así, puede que su plan solo pague por un determinado medidor.

Si su plan de seguro no paga los medidores de glucosa, pregúntele a su médico qué medidor recomienda. Compare precios y compare los costos. Considere qué características son importantes para usted. Por ejemplo, algunos medidores están hechos para personas con problemas de visión. Si desea pagar un poco más de dinero, puede obtener un medidor que almacene los resultados en su memoria. Esto le permite comparar resultados de varios días a la vez. Otros medidores pueden conectarse a su computadora para analizar los resultados.

¿Cómo mido mi nivel de azúcar en la sangre?

Siga los consejos de su médico y las instrucciones incluidas en el glucómetro. En general, seguirá los pasos a continuación. Los diferentes medidores funcionan de manera diferente, así que asegúrese de consultar con su médico para obtener consejos específicos para usted.

Si tiene diabetes severa, el control continuo del azúcar en la sangre puede ser una opción viable. Estos sistemas usan un sensor colocado debajo de la piel que mide el azúcar en la sangre de forma constante. Algunos programas de seguro están comenzando a cubrir estos monitores.

Las siguientes son algunas sugerencias para las pruebas de glucosa en el hogar y cómo usar los resultados para mejorar el control del azúcar en la sangre.

  1. Lávese las manos y séquelas bien antes de hacer la prueba.
  2. Use un algodón con alcohol para limpiar el área que va a pinchar. En la mayoría de los medidores de glucosa, se pinchará la punta del dedo. Sin embargo, con algunos medidores, también puede utilizar su antebrazo, muslo o la parte carnosa de la mano. Pregúntele a su médico qué área debe usar con su medidor.
  3. Pínchese con una lanceta estéril para obtener una gota de sangre. (Si se pincha la punta del dedo, puede ser más fácil y menos doloroso pincharlo en un lado, no en la yema).
  4. Coloque la gota de sangre en la tira reactiva.
  5. Siga las instrucciones para insertar la tira en el medidor de glucosa.
  6. El medidor le dará un número para su nivel de azúcar en la sangre.

¿Qué pasa si no puedo obtener una gota de sangre?

Si usted utiliza la yema del dedo para obtener sangre, intente lavarse las manos con agua caliente para hacer que la sangre fluya. Luego, deje que su mano cuelgue por debajo del nivel de su corazón durante un minuto. Pinche su dedo rápidamente y luego vuelva a colocar su mano hacia abajo, debajo del nivel del corazón. También puede intentar apretar lentamente el dedo desde la base hasta la punta.

¿Con qué frecuencia debo realizar una prueba de mi nivel de azúcar en la sangre?

Su médico de cabecera le recomendará con qué frecuencia debe realizar la prueba. Los tiempos de prueba se basan en el tipo de medicamento que toma y en qué tan bien controlados están sus niveles de azúcar en la sangre. Probablemente necesite controlar su nivel de azúcar en la sangre con mayor frecuencia al principio. A su vez, deberá controlarlo más a menudo cuando se sienta enfermo o estresado, cuando cambie su medicamento o si está embarazada.

¿Qué hago con los resultados?

Anote los resultados en un registro. Puede usar un cuaderno pequeño o pedirle a su médico un libro de registro de pruebas de sangre. También es posible que desee realizar un seguimiento de lo que ha comido, cuando tomó medicamentos o insulina, y qué tan activo ha estado durante el día. Esto le ayudará a observar cómo afectan estas cosas su nivel de azúcar en la sangre. Hable con su médico acerca de cuál es un buen rango para su nivel de azúcar en la sangre y qué hacer si su nivel de azúcar en la sangre no está dentro de dicho rango.

¿A qué hora del día debería realizar la prueba?

Las recomendaciones para la mejor hora del día para realizar una prueba de su nivel de azúcar en la sangre dependerán de sus medicamentos, horarios de las comidas y el control de azúcar en la sangre. Su médico puede proporcionarle un cuadro que describe cuándo controlar su nivel de azúcar en la sangre y a qué nivel debe apuntar. Su médico también puede sugerir diferentes objetivos, dependiendo de su situación.

La tabla puede verse más o menos así:

Horario para la prueba En ayunas, antes del desayuno 1-2 horas después del desayuno Antes del almuerzo 1-2 horas después del almuerzo Antes de cenar 1-2 horas después de cenar Hora de acostarse 3 a.m.
Objetivo de rangos a los cuales apuntar* 80-120 <180 80-120 <180 80-120 <180 100-140 70-110
Recomendación del médico                
Lunes                
Martes                
Miércoles                
Jueves                
Viernes                
Sábado                
Domingo                
* Los valores de glucosa en la sangre se miden a partir de muestras de sangre obtenidas del dedo u otros sitios, según se leen en el monitor de glucosa en la sangre. Los objetivos se basan en las recomendaciones de un panel de expertos médicos. Hable con su médico sobre qué cambios hacer si sus niveles de azúcar en la sangre no están dentro del rango.

¿Qué indican mis niveles de azúcar en la sangre?

Horario para la prueba Puede ser usado para…
Glucosa en la sangre en ayunas (FBG, por sus siglas en inglés) durante la noche (3-4 a.m.) Ajustar el medicamento o la insulina de acción prolongada
Antes de una comida Modificar el alimento o el medicamento
1-2 horas después de una comida Aprender cómo los alimentos afectan los valores de azúcar (a menudo los niveles de azúcar en la sangre más altos del día*)
A la hora de acostarse Ajustar la dieta o el medicamento (última oportunidad para las próximas 8 horas)

* Depende del tamaño de la comida y la cantidad de insulina en su medicamento

Controle su nivel de azúcar en la sangre si:

  • Tiene síntomas de bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia), que incluyen mareos, temblores, sudoración, escalofríos y confusión.
  • Tiene síntomas de niveles de azúcar en la sangre altos (hiperglucemia), los cuales incluyen somnolencia, visión borrosa, micción frecuente y sed excesiva.
  • Debe aprender de qué manera las comidas, la actividad física y los medicamentos afectan su nivel de azúcar en la sangre.
  • Usted tiene un trabajo en el que un control deficiente del azúcar en la sangre puede generar un problema de seguridad.
  • Necesita ayuda para decidir si es seguro conducir o realizar otras tareas que requieren concentración si está tomando insulina o si ha tenido hipoglucemia en el pasado.

¿Cuándo debería controlar mi nivel de azúcar en la sangre con más frecuencia?

  • Si cambia su medicamento para la diabetes.
  • Si comienza a tomar otros tipos de medicamentos.
  • Si cambia su dieta.
  • Si cambia su rutina de ejercicio o nivel de actividad.
  • Si aumenta su nivel de estrés.
  • Si está enfermo. Cuando está enfermo, incluso sin comer, sus niveles de azúcar pueden ser altos, por lo que las pruebas son importantes.

Siga las recomendaciones de pruebas de su médico durante este tiempo. Continúe realizando las pruebas con más frecuencia hasta que haya mantenido sus valores objetivo de glucemia durante al menos una semana. O continúe con las pruebas hasta que su médico le diga que ya no es necesario realizar pruebas con tanta frecuencia.

Consejos sobre las pruebas de azúcar en la sangre

  • Preste atención a las fechas de vencimiento de las tiras reactivas.
  • Use una gota de sangre lo suficientemente grande.
  • Asegúrese de que su medidor esté configurado correctamente.
  • Mantenga su medidor limpio.
  • Verifique las baterías de su medidor.
  • Siga las instrucciones para las pruebas cuidadosamente.
  • Anote los resultados y muéstreselos a su médico.

Aspectos a tener en cuenta

Controlar su nivel de azúcar en la sangre es fundamental para su salud general. A menudo, el objetivo es mantener los niveles de azúcar en la sangre bajos. Pero si son demasiado bajos, también pueden ponerlo en peligro.

Hipoglucemia es el nombre de una afección en la que el nivel de azúcar en la sangre es demasiado bajo. Su nivel de azúcar en la sangre puede bajar demasiado si hace más ejercicio físico del habitual o si no come lo suficiente. También puede bajar demasiado si no come a tiempo o si toma demasiada insulina. Los signos de hipoglucemia incluyen lo siguiente:

  • sensación de mucho cansancio;
  • bostezar con frecuencia;
  • incapacidad para hablar o pensar con claridad;
  • pérdida de la coordinación muscular;
  • sudor;
  • espasmos;
  • convulsión;
  • sensación repentina como si fuese a desmayarse;
  • mucha palidez;
  • pérdida de consciencia.

¿Cómo puedo lidiar con una reacción a la insulina?

Las personas que padecen diabetes deben llevar consigo al menos 15 gramos de un hidrato de carbono de acción rápida en todo momento en caso de hipoglucemia o una reacción a la insulina. Los siguientes son ejemplos de fuentes de energía rápidas que pueden aliviar los síntomas de una reacción a la insulina:

  • Refresco no dietético: ½ a ¾ taza
  • Zumo de frutas: ½ taza
  • Fruta: 2 cucharadas de pasas
  • Leche: 1 taza
  • Caramelos: 5 piezas
  • Tabletas de glucosa: 3 tabletas (5 gramos cada una)

Si no se siente mejor 15 minutos después de haber ingerido un hidrato de carbono de acción rápida, o si la monitorización muestra que su nivel de azúcar en la sangre aún es demasiado bajo, tome otros 15 gramos de un carbohidrato de acción rápida.

Enséñele a sus amigos, compañeros de trabajo y familiares cómo tratar la hipoglucemia, ya que es posible que en ocasiones necesite su ayuda. Además, tenga a mano un suministro de glucagón. El glucagón viene en un kit con un polvo y un líquido que debe mezclar y luego inyectar. Aumentará su nivel de azúcar en la sangre. Si está inconsciente, o no puede comer o beber, otra persona puede darle una inyección de glucagón. Hable con su médico para saber cuándo y cómo utilizar el glucagón.

Preguntas para su médico

  • ¿Con qué frecuencia debo controlar mi nivel de azúcar en la sangre?
  • ¿Qué tipo de dispositivo debería usar para controlar mi nivel de azúcar en la sangre?
  • ¿Debo tomar medicamentos para bajar mi nivel de azúcar en la sangre?
  • ¿Puede mostrarme cómo usar un medidor de glucosa?
  • ¿Debo realizar un seguimiento de mis resultados diarios?