Diabetes y enfermedades cardíacas

Diabetes y enfermedades cardíacas

Las personas que tienen diabetes son más propensas a tener enfermedades cardíacas. Cuando alguien padece diabetes, el de azúcar en la sangre es, a menudo, mucho más alto de lo que debería ser. El exceso de azúcar en la sangre puede causar daño a muchas partes del cuerpo, incluyendo los vasos sanguíneos. Algunos hábitos del estilo de vida también pueden aumentar el riesgo de tener enfermedades cardíacas.

El camino hacia una mejor salud

Hay muchas cosas que puede hacer para ser proactivo acerca de su salud. Cuidar de sí mismo es especialmente importante cuando se tiene diabetes. Algunas de las cosas que podría hacer para controlar la diabetes reducen también el riesgo de tener cardiopatías.

1. Mantenga su nivel de azúcar en sangre bajo control.

Controlar su nivel de azúcar en la sangre reducirá su riesgo de parecer una enfermedad cardíaca. Muchas personas que tienen diabetes verifican su nivel de azúcar en sangre todos los días. Esto confirma que sus medicamentos y/o insulina, la dieta y el ejercicio están trabajando para mantener su nivel de azúcar en sangre en un rango normal.

2. Bajar de peso y no recuperarlo.

La diabetes, el exceso de peso y las enfermedades cardíacas, a menudo, van de la mano. La pérdida de peso ayuda a una gran cantidad de problemas de salud. Por ejemplo, si le dijeron que su presión arterial es demasiado alta, la pérdida de peso puede bajarla. Si su nivel de azúcar en la sangre ha sido difícil de controlar, perder peso puede ayudar.

La pérdida de peso es importante si usted tiene una gran cantidad de peso extra alrededor de su cintura y la zona abdominal. Las personas que tienden a llevar el peso adicional alrededor de la cintura están en mayor riesgo de tener cardiopatías que las personas que tienen exceso de peso en las caderas o los muslos.

No tiene que perder una gran cantidad de peso para reducir su riesgo de tener cardiopatías. Perder solo 10 libras de peso puede ayudar.

3. Controle sus niveles de colesterol.

El colesterol es una sustancia cerosa que el cuerpo usa para proteger los nervios, fabricar tejidos celulares y producir ciertas hormonas. El hígado produce todo el colesterol que el cuerpo necesita. El colesterol de los alimentos que consume (tales como huevos, carnes y productos lácteos) es extra. El exceso de colesterol en la sangre puede obstruir las arterias.

Es probable que haya oído hablar de colesterol “bueno” y “malo”. El colesterol “malo”, o LDL (que significa lipoproteína de baja densidad), puede obstruir las arterias y conducir a enfermedades cardíacas. El colesterol “bueno,” o HDL (que significa lipoproteína de alta densidad), transporta el colesterol que no es necesario lejos de los tejidos del cuerpo. Esto reduce el riesgo de enfermedades cardíacas.

Si su doctor dice que su nivel de colesterol es demasiado alto, ¿qué puede hacer al respecto? Perder peso y llevar una dieta saludable ayuda.

Debe limitar la cantidad de alimentos ricos en grasas y ricos en colesterol que come. Hay muchos libros de cocina disponibles que contienen recetas con poca grasa y bajas en colesterol, y sugerencias de comidas. Si necesita ayuda para encontrar la manera de cambiar su dieta, su médico puede referirlo a un nutricionista. El nutricionista tiene una formación especial en la planificación de una alimentación sana.

Si la dieta por sí sola no bajar el colesterol, los medicamentos para bajar el colesterol puede ayudar a hacerlo. Usted y su médico pueden hablar acerca de estos medicamentos. El medicamento que es mejor para usted depende de sus necesidades especiales y de la condición médica.

4. Aumente su actividad física.

Junto con la dieta, el ejercicio es muy importante para las personas que tienen diabetes. La dieta y el ejercicio trabajan juntos para ayudar a que su cuerpo funcione correctamente. Si ha cambiado su dieta para perder peso, hacer ejercicio puede ayudarlo a perder peso más rápido.

Usted y su médico pueden planear ejercicios que funcionan mejor y son seguros para usted. No es necesario un gimnasio o un equipo costoso para hacer un buen ejercicio. Caminar a paso ligero es un gran ejercicio. Subir escaleras en lugar de tomar el elevador es otra buena cosa que puede hacer.

Al igual que llevar una dieta saludable, el ejercicio también ayudará a mantener su nivel de azúcar en la sangre normal y puede reducir el riesgo de tener enfermedades cardíacas.

5. Controle su presión arterial.

Las personas que tienen diabetes a menudo también tienen hipertensión. La hipertensión es un factor de riesgo importante para la apoplejía. También aumenta el riesgo de tener cardiopatías e insuficiencia renal.

Los mismos cambios de estilo de vida que controlan los niveles de azúcar en la sangre y reducen el riesgo de tener enfermedades cardíacas también pueden mantener su presión arterial a niveles seguros. La pérdida de peso y el ejercicio son importantes. Cuanto más peso pierde, más bajará su presión arterial. También es importante no beber mucho alcohol.

Si su presión arterial no se reduce lo suficiente con dieta y ejercicio, su médico podría indicarle que tome medicamentos que le ayudarán.

6. Si fuma, deje de fumar.

Fumar es malo para todos, pero es aún peor para las personas que tienen diabetes, ya que daña los vasos sanguíneos. Si usted tiene diabetes y también fuma, duplicar el riesgo de contraer cardiopatías. Peor aún, si sigue fumando mientras intenta reducir otros riesgos (como perder el peso adicional), no podrá hacer tanto ejercicio. Esto indica que probablemente no va a perder el peso que necesita.

Recuerde:

La diabetes y las cardiopatías están relacionadas. La diabetes, el exceso de peso, y la hipertensión alta están relacionados. La dieta y el ejercicio son buenas maneras de controlar su nivel de azúcar en sangre, reducir su presión arterial y reducir su riesgo de contraer cardiopatías. Cuando la dieta y el ejercicio no ayudan lo suficiente, los medicamentos pueden ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre, los niveles de colesterol y la presión arterial. Puede hacer mucho para ayudar con sus propios esfuerzos.

Aspectos a tener en cuenta

Cuanto más alto sea el nivel de azúcar en la sangre, mayor es el riesgo de desarrollar cardiopatías. Esto significa que si el nivel de azúcar en sangre no se controla, realmente puede dañar el corazón. Si usted tiene otros factores de riesgo, el riesgo aumenta aún más. Estos factores de riesgo incluyen el tabaquismo o el sobrepeso. Tener estos factores de riesgo puede significar que va a desarrollar problemas cardíacos pronto. Y sus problemas cardíacos se agravarán.

Cuándo consultar al médico

Si tiene diabetes, hable con su médico acerca de cuál es la mejor manera en que puede controlar el azúcar en la sangre. Pida a su médico que le recomiende un programa de ejercicios. Pídale a su médico que lo remita a un nutricionista. Un nutricionista puede trabajar con usted para desarrollar una dieta saludable que también sea satisfactoria.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Tengo factores de riesgo que aumentan la probabilidad de desarrollar cardiopatías?
  • Si tengo diabetes tipo 2, ¿puedo tratarla con dieta y ejercicio?
  • Si tomo medicamentos para controlar el nivel de azúcar en la sangre, ¿realmente necesito hacer dieta y ejercicio?
  • ¿Debería consultar también a un cardiólogo si tengo diabetes?