Diabetes y ejercicio

El ejercicio puede hacer una diferencia real para las personas que tienen diabetes. El ejercicio puede ayudar a controlar el peso y reducir su nivel de azúcar en sangre. También reduce el riesgo de enfermedades cardíacas. La enfermedad cardíaca es una afección que es común en las personas que tienen diabetes. El ejercicio también puede ayudar a que se sienta mejor consigo mismo y a mejorar su salud en general.

El camino hacia una mejor salud

Hable con su médico acerca de qué tipo de ejercicio es el adecuado para usted. El tipo de ejercicio que puede hacer dependerá principalmente de si tiene algún otro problema de salud. La mayoría de los médicos recomiendan el ejercicio aeróbico. Este tipo de ejercicio lo hace respirar profundamente y hace que el corazón trabaje más. Los ejemplos de ejercicio aeróbico incluyen caminar, correr, danza aeróbica o andar en bicicleta. Si tiene problemas con los nervios de los pies o las piernas, puede que tenga que elegir otros ejercicios. Su médico puede querer que usted haga un tipo de ejercicio en el que no tenga que ejercer demasiada presión sobre los pies. Estos ejercicios incluyen natación, ciclismo, remo, o ejercicios sentado.

No importa qué tipo de ejercicio haga, usted debe entrar en calor antes de empezar y enfriarse cuando haya terminado. Para entrar en calor, pasar de 5 a 10 minutos haciendo un ejercicio de baja intensidad como caminar. Luego, estirar suavemente durante otros 5 a 10 minutos. Repita estos pasos después de hacer ejercicio para enfriarse.

Al iniciar un programa de ejercicios, vaya poco a poco. Aumente la intensidad de manera gradual y la duración de su entrenamiento a medida que se vaya poniendo en forma. Hable con su médico para obtener consejos específicos.

¿Debo beber más líquidos durante el ejercicio?

Sí. Cuando hace ejercicio, su cuerpo utiliza más líquido para mantenerlo fresco. Para cuando sienta sed, ya se puede estar deshidratado. La deshidratación (no tener suficiente líquido en el cuerpo) puede afectar su nivel de azúcar en sangre. Beba mucho líquido antes, durante y después del ejercicio. Asegúrese de que está bebiendo agua o bebidas sin azúcar para que no eleve sus niveles de azúcar.

Lista de verificación de ejercicios para las personas que tienen diabetes

  • Hable con su médico sobre el ejercicio adecuado para usted.
  • Verifique su nivel de azúcar en sangre antes y después del ejercicio.
  • Examine sus pies para verificar que no tenga ampollas o llagas antes y después del ejercicio.
  • Use los zapatos y calcetines apropiados.
  • Beba mucho líquido antes, durante y después del ejercicio.
  • Entre en calor antes de hacer ejercicio y enfríese después.
  • Tenga un aperitivo mano en caso de que su nivel de azúcar en sangre baje demasiado.

Aspectos a tener en cuenta

Existen riesgos en el ejercicio para las personas que tienen diabetes. Pero los beneficios superan a los riesgos. El ejercicio cambia la forma en que su cuerpo reacciona a la insulina. El ejercicio regular hace que su cuerpo sea más sensible a la insulina. Esto podría causar que su nivel de azúcar en la sangre baje demasiado (hipoglicemia) después de hacer ejercicio. Debe revisar su nivel de azúcar en la sangre antes y después del ejercicio. Su médico le puede decir cuál debe ser su nivel de azúcar en la sangre antes y después del ejercicio.

Si su nivel de azúcar en la sangre es demasiado bajo o demasiado alto justo antes de hacer ejercicio, espere. Es mejor esperar hasta que el nivel mejore. También, asegúrese de ver su nivel de azúcar en sangre si hace ejercicio en condiciones muy calientes o frías. La temperatura cambia la forma en que el cuerpo absorbe la insulina.

Cuándo consultar al médico

Su nivel de azúcar en la sangre puede ser normal cuando comienza a hacer ejercicio, pero puede caer rápidamente durante su entrenamiento. Sea sensible a esto. La hipoglucemia, por lo general, ocurre de manera gradual, por lo que es necesario prestar atención a cómo se siente durante el ejercicio. Si usted tiene cualquiera de estos síntomas, deje de hacer ejercicio:

  • Un cambio en los latidos del corazón.
  • Si se siente inestable o ansioso.
  • Si de repente empieza a sudar más de lo normal.

Siga los consejos de su médico sobre cómo tratar la hipoglucemia. Si usted empieza a sentirse peor, llame a su médico de inmediato.

Preguntas para su médico

  • ¿Estoy lo suficientemente sano como para comenzar un programa de ejercicios?
  • ¿Qué tipo de ejercicios debo hacer?
  • ¿Hay ejercicios que debo evitar?
  • ¿Tengo alguna otra afección de salud que pueda afectar mi capacidad para hacer ejercicio?
  • ¿Estoy tomando algún medicamento que puede interferir con el ejercicio?
  • ¿Cómo afecta el ejercicio mis niveles de glucosa en sangre?
  • ¿Cómo afecta el ejercicio a mi diabetes?

Este artículo fue desarrollado por la Academia Estadounidense de Médicos de Familia en colaboración con la Asociación Estadounidense de Diabetes.

Anuncio