Anuncio

Abuso de medicamentos recetados y de venta libre

Última actualización junio 2021 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Deepak S. Patel, MD, FAAFP, FACSM

Casi todos en la nación están de acuerdo: El abuso de medicamentos recetados y de venta libre (OTC) se encuentra en niveles epidémicos. Representan lo que receta un médico (medicamento recetado) y lo que puede comprar sin receta médica (OTC). Ambos tienen consecuencias inmediatas y a largo plazo. Las consecuencias pueden ser graves, incluso mortales.

Los medicamentos recetados de los que se abusa con más frecuencia son los opioides. Estos incluyen codeína, hidrocodona, morfina, oxicodona, hidromorfona y fentanilo. Estos se conocen como analgésicos. Los médicos los recetan para el dolor relacionado con la cirugía, las afecciones médicas crónicas y los procedimientos odontológicos. La adicción a los opioides puede ocurrir después de solo una semana de uso. El riesgo de abuso de opioides a largo plazo aumenta después de solo 5 días de tomar el medicamento. Algunas personas que, se suponía, que debían tomar opioides durante solo una semana, todavía los toman un año después. El pensamiento actual alienta a los médicos a limitar las prescripciones de opioides a solo 3 días, y si son absolutamente necesarios. Después de 3 días, los médicos alientan a los pacientes a usar analgésicos de venta libre, como Tylenol. Otros medicamentos recetados de los que se abusa incluyen sedantes (para dormir), tranquilizantes (para relajarse) y estimulantes (para mantenerse despierto).

El abuso de drogas de venta libre también es común. Los medicamentos tratan una variedad de cosas. Estos incluyen tos, resfriados, dolor, estreñimiento, acumulación de líquido y más. Los medicamentos de venta libre de los que se abusa con más frecuencia incluyen los jarabes para la tos y los medicamentos antidiarreicos. Otro abuso implica tomar medicamentos de venta libre para bajar de peso que no están diseñados para ese propósito. Incluye abusar de laxantes, diuréticos y pastillas para adelgazar de venta libre. Las personas abusan de los medicamentos de venta libre para drogarse o toman más de la dosis permitida para tratar sus síntomas.

El camino hacia una mejor salud

Hay pasos importantes que usted o un miembro de su familia pueden tomar para reducir el riesgo de abuso de medicamentos recetados y de venta libre.

Prevención del abuso de medicamentos recetados:

  • Planifique con anticipación. Hable con su médico sobre el tratamiento para el dolor si usted o un miembro de su familia tienen programada una cirugía. Al compartir sus inquietudes, su médico puede limitar su prescripción o sugerirle que use primero un analgésico de venta libre. También pueden tener otras sugerencias.
  • Informe a su médico si usted o un miembro de su familia tiene antecedentes de abuso de sustancias.
  • Siga las instrucciones de dosificación. No tome más de lo recetado.
  • No tome los medicamentos recetados de otra persona. No comparta su medicamento con otras personas.
  • No tome el medicamento en otra forma (triturando e inhalando o inyectando).
  • No tome medicamentos recetados por otra razón (para drogarse).
  • Si tiene dolor crónico debido a una afección médica, busque un analgésico alternativo. Esto puede implicar trabajar con un fisioterapeuta para realizar ejercicios especiales.
  • Guarde los medicamentos recetados de forma segura lejos del alcance de niños, adolescentes y otras personas.
  • Deseche correctamente los medicamentos opioides viejos. Busque contenedores cerrados y seguros, diseñados para esto. Algunas farmacias y muchos departamentos de policía tienen contenedores en el lugar. Busque días de “devolución de medicamentos” en su comunidad. Estos son días especiales en los que puede ir a las tiendas y otras áreas para dejar sus medicamentos viejos. Están atendidos por la policía.
  • No mezcle medicamentos recetados con alcohol.
  • Comprenda que puede haber interacciones medicamentosas al tomar más de un medicamento recetado.

Prevención del abuso de drogas de venta libre:

  • Siga las instrucciones de dosificación. No tome más de lo recetado.
  • No tome el medicamento en otra forma (triturando e inhalando o inyectando).
  • No tome medicamentos de venta libre por otro motivo (para drogarse, perder peso, etc.).
  • Si tiene dolor crónico debido a una afección médica, busque un analgésico alternativo. Esto puede implicar trabajar con un fisioterapeuta para realizar ejercicios especiales. Demasiado analgésico de venta libre puede dañar permanentemente los riñones o el hígado.
  • Deseche los medicamentos vencidos.
  • Comprenda las interacciones entre medicamentos. No debe combinar ciertos medicamentos de venta libre.

Tratamiento del abuso de drogas:

Su médico o un profesional de la salud pueden diagnosticar el trastorno por consumo de opioides (abuso de opioides) y la adicción a los opioides.

La adicción a los opioides es una enfermedad crónica y debe tratarse de la misma manera que otras enfermedades crónicas. Al igual que esas, debe controlarse y monitorearse continuamente. Debe sentirse cómodo hablando del tratamiento con su médico de familia, que está debidamente capacitado para este tratamiento.

El tratamiento para la adicción a los opioides es diferente para cada persona. El objetivo principal del tratamiento es ayudar a que deje de consumir el medicamento. El tratamiento también puede ayudarlo a evitar volver a consumirlo en el futuro.

Cuando deje de consumir opioides, su cuerpo reaccionará. Tendrá una serie de síntomas que pueden incluir náuseas y vómitos, dolor abdominal y ansiedad. Esta reacción se llama abstinencia.

Su médico puede recetar ciertos medicamentos para ayudar a aliviar sus síntomas de abstinencia. También le ayudarán a controlar su compulsión. Estos medicamentos incluyen metadona (con frecuencia utilizada para tratar la adicción a la heroína), buprenorfina y naltrexona.

Medicamentos  

Metadona

 

 

Buprenorfina

 

Naltrexona
Tipos

 

 

Comprimido, líquido

 

Comprimido sublingual (debajo de la lengua), película bucal (parche pequeño que se adhiere a la parte interna de la mejilla), inyección de acción prolongada

 

Comprimido, inyección intramuscular

 

 

 

Uso Diario · Diariamente para el comprimido

· Cada 4 semanas para inyección

· Diariamente para el comprimido

· Cada 4 semanas para inyección

Cómo conseguir la medicación En un programa de tratamiento por opioides Puede ser recetado por su médico de atención primaria Puede ser recetado por cualquier proveedor médico
Reducción de la compulsión +++ ++ +
Posibles efectos secundarios Somnolencia

Estreñimiento

Problemas cardíacos (como cardiopatía)

Interacciones con otros medicamentos (hay medicamentos que no debe usar junto con metadona)

Sobredosis si se combina con ciertos otros medicamentos

Dolor de cabeza

Náuseas

Estreñimiento

 

Reacciones en el lugar de la inyección

Dolor de cabeza

Insomnio

 

Consideraciones Al principio, debe verse a diario Es posible que deba ser visto 1 o 2 veces por semana al principio, luego puede pasar a visitas mensuales Debe dejar completamente los opioides antes de comenzar el tratamiento (generalmente de 7 a 14 días).

Puede consultar mensualmente para las inyecciones

Tabla adaptada con permiso de Coffa y Snyder, 2019. Fuente de las formulaciones: Kampman, K. et al. La Guía de práctica nacional de la ASAM (Sociedad Estadounidense de Medicina de la Adicción) para el uso de medicamentos en el tratamiento de la adicción que implica el uso de opiáceos (2015). Fuente para el tratamiento de pacientes embarazadas: Coffa y Snyder, 2019.

Aspectos a tener en cuenta

La adicción a los opioides es un factor de riesgo para el consumo de heroína, según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas. Independientemente de a qué sea adicto, el abuso de drogas casi siempre genera problemas en el trabajo, la familia y las relaciones personales. También puede tener consecuencias para la salud a largo plazo, incluso la muerte.

Ciertos factores de riesgo están asociados con el abuso de medicamentos recetados. Estos incluyen:

  • Ingresos bajos.
  • Desempleo.
  • Historial familiar de abuso de sustancias.
  • Edad de inicio temprana.
  • Antecedentes penales o problemas legales (incluidos conducir bajo los efectos).
  • Asociación con otras personas que abusan de sustancias.
  • Antecedentes de conflictos familiares o laborales.
  • Comportamiento de búsqueda de emociones.
  • Consumo de tabaco.
  • Depresión o ansiedad.
  • Alto nivel de estrés.
  • Género femenino.

El abuso de los medicamentos de venta libre puede provocar problemas de salud graves. Estos pueden incluir pérdida de memoria, insuficiencia renal, problemas cardíacos e, incluso, la muerte. Las dosis altas de jarabe para la tos pueden tener efectos secundarios graves. Los efectos secundarios pueden incluir respiración lenta o irregular, desmayo, somnolencia extrema, espasmos musculares, palpitaciones cardíacas/frecuencia cardíaca rápida, cambios en la presión arterial, visión borrosa, vómitos y daño cerebral.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo sé si estoy predispuesto a una adicción?
  • ¿Qué puedo hacer si los medicamentos de venta libre no alivian mi dolor?
  • ¿Cuáles son los signos de abuso de medicamentos recetados y de venta libre?
  • ¿Está bien conducir un automóvil mientras toma analgésicos recetados y de venta libre?

El apoyo financiero para este material ha sido proporcionado por Indivior Inc. a la Academia Estadounidense de Médicos de Familia.

Anuncio