Adicción a los opioides

Información general

¿Qué son los opioides?

Los opioides son un tipo de medicina que a menudo se utiliza para aliviar el dolor. Estas sustancias funcionan al reducir el número de señales de dolor que su cuerpo envía a su cerebro y cambiando la forma en la que su cerebro responde al dolor. Los médicos a menudo recetan opioides para aliviar el dolor de dolores de muelas y procedimientos dentales, lesiones, cirugías y enfermedades crónicas como el cáncer. Algunas medicinas para la tos que requieren receta también contienen opioides.

Los opioides normalmente son seguros cuando se utilizan correctamente, pero las personas que abusan de los opioides pueden desarrollar una adicción. Abusar de los opioides significa no seguir las instrucciones de su médico sobre la forma en la que debe tomar la medicina, o consumir el medicamento ilegalmente.

¿Qué es la adicción?

La adicción es una enfermedad que afecta su cerebro y su comportamiento. En un principio, usted tiene control sobre su decisión de comenzar a usar drogas. Si usted abusa de una droga, su efecto placentero con el tiempo hace que desee seguir usándola. Luego de un tiempo, su cerebro de hecho cambia en ciertas formas por lo que usted desarrolla un poderoso impulso de consumir la droga.

Tolerancia, dependencia y adicción

¿Qué es tolerancia a un medicamento?

La tolerancia a un medicamento sucede cuando su cuerpo, con el tiempo, se acostumbra a los efectos de un medicamento. Conforme esto sucede, usted puede necesitar tomar una dosis mayor del medicamento para conseguir el mismo efecto. Por ejemplo, las personas que toman un opioide por un período prolongado de tiempo a menudo necesitan una mayor dosis del medicamento para conseguir el mismo alivio del dolor.

Si usted deja de utilizar un opioide por un período de tiempo, su tolerancia comenzará a desaparecer. Retomar el medicamento en la misma dosis alta que estaba tomando cuando tenía una mayor tolerancia puede ser más de lo que su cuerpo puede manejar. Si usted deja de tomar un medicamento y luego lo retoma, hable con su médico sobre la dosis.

¿Qué es la farmacodependencia?

La farmacodependencia sucede cuando la forma en la que su cuerpo funciona cambia porque usted ha tomado un fármaco por mucho tiempo. Estos cambios provocan que tenga síntomas de abstinencia cuando deja de usar el fármaco. Los síntomas de abstinencia pueden ser de leves a graves y pueden incluir sudoración, náuseas o vómito, escalofríos, diarrea, temblor, dolor, depresión, insomnio y fatiga.

Si usted ha estado tomando un opioide con receta por mucho tiempo, su médico puede ayudarle a evitar los síntomas de abstinencia al reducir gradualmente su dosis por un tiempo hasta que ya no necesite el medicamento.

¿Cuál es la diferencia entre tolerancia, dependencia y adicción a un fármaco?

La tolerancia y la dependencia a los fármaco son una parte normal de tomar cualquier medicamento opioide por mucho tiempo. Usted puede ser tolerante o dependiente de un medicamento y aun así no ser adicto a él.

La adicción, por otra parte, no es normal. Es una enfermedad. Usted es adicto a un medicamento cuando parece que ni su cuerpo ni su mente pueden funcionar sin el fármaco. La adicción provoca que usted busque obsesivamente el fármaco, incluso cuando el uso de éste provoca problemas de comportamiento, de salud o en sus relaciones.

¿Cómo sé si soy adicto?

Usted puede tener una adicción si ansía tener el medicamento o si siente que no puede controlar el deseo de usar el fármaco. También es posible que sea adicto si sigue utilizando el medicamento sin el consentimiento de su médico, incluso si usarlo le está causando problemas. Los problemas pueden estar relacionados con su salud, con el dinero, con el trabajo o la escuela, con la ley o con sus relaciones con familiares o amigos. Sus amigos y familiares pueden darse cuenta de su problema de adicción antes que usted, porque ellos notan los cambios en su comportamiento.

Señales y síntomas

¿Cuáles son las señales y los síntomas de una adicción a los opioides?

Reconocer las señales y los síntomas del abuso de sustancias y la adicción a los opioides a menudo es el primer paso para el tratamiento. Las señales y los síntomas pueden ser físicos, conductuales y psicológicos. Una de las principales señales de adicción es la incapacidad de limitar el uso de la sustancia más allá de lo que se recomienda clínicamente.

Otras señales y síntomas de abuso de opioides incluyen:

¿Cuáles son los síntomas de una sobredosis de opioides?

Una sobredosis de opioides requiere tratamiento médico de emergencia de inmediato. Si sospecha que alguien ha tenido una sobredosis de opioides, llame al 911 de inmediato.

Los síntomas de una sobredosis incluyen:

  • Mala coordinación
  • Somnolencia
  • Respiración superficial o frecuencia respiratoria lenta
  • Náuseas, vómito
  • Estreñimiento
  • Agitación física
  • Toma de decisiones deficiente
  • Abandono de las responsabilidades
  • Dificultad en el habla
  • Dormir más o menos de lo normal
  • Cambios de estado de ánimo
  • Euforia (sentirse emocionado)
  • Irritabilidad
  • Depresión
  • Menor motivación
  • Ataques de ansiedad
  • La persona no responde
  • La persona tiene una respiración lenta, errática o no está respirando del todo
  • La persona tiene un pulso lento y errático o no tiene pulso del todo
  • Vómitos
  • Pérdida de conciencia
  • Pupilas contraídas (pequeñas)

Tratamiento

¿Cómo se trata una adicción a los opioides?

El tratamiento para una adicción a los opioides es diferente para cada persona, pero el objetivo principal del tratamiento as ayudarle a dejar de utilizar el medicamento (esto se conoce como desintoxicación) y evitar que la use de nuevo en el futuro (esto se conoce como evitar una recaída).

Para ayudarle a suspender el uso del medicamento, su médico puede recetar ciertas medicinas para ayudar a aliviar sus síntomas de abstinencia y controlar sus ansias. Estas medicinas incluyen la metadona (a menudo se utiliza para tratar la adicción a la heroína), buprenorfina y naltrexona.

Luego de la desintoxicación, los tratamientos conductuales como la terapia individual, la terapia de grupo o familiar y la terapia cognitiva pueden ayudarle a aprender cómo lidiar con la depresión, evitar el fármaco, lidiar con las ansias y reparar las relaciones dañadas.

¿Qué debo hacer si creo que tengo una adicción?

El primer paso para detener la adicción es entender que usted controla su propio comportamiento. Los siguientes pasos le ayudarán a combatir su adicción:

  1. Comprométase con dejarlo. Tome el control de su comportamiento y comprométase a combatir sus adicciones.
  2. Busque ayuda de su médico. Él o ella pueden ser su mayor aliado, incluso si está intentando dejar un fármaco que él o ella le recetaron. Su médico puede ser capaz de recetar una medicina que le ayude a aliviar sus deseos del fármaco adictivo. Hablar con su médico o un terapeuta sobre sus problemas y su abuso de los fármacos también puede ser útil.
  3. Busque apoyo. Ciertas organizaciones se dedican a ayudar a personas que tienen adicciones. Ellos desean que usted tenga éxito y le darán las herramientas y el apoyo que necesita para dejar su adicción y seguir adelante con su vida. Pida también apoyo a sus familiares y amigos.

Los medicamentos opioides incluyen:

  • opio
  • codeína
  • fentanilo
  • heroína
  • hidrocodona
  • hidromorfona
  • metadona
  • morfina
  • oxicodona
  • oximorfona
  • paregórico
  • sufentanilo
  • tramadol

Las Citas

  • Managing Opioid Addiction with Buprenorphine by PA Donaher, MD, and C Welsh, MD( 05/01/06, http://www.aafp.org/afp/20060501/1573.html)