Trastorno de ansiedad generalizada

¿Qué es el trastorno de ansiedad generalizada (TAG)?

Ansiedad es una palabra que describe los sentimientos de aprehensión, preocupación, miedo, nerviosismo, inquietud o preocupación. Los sentimientos normales de ansiedad a menudo sirven como un “sistema de alarma” que le alerta del peligro. Su corazón puede latir rápido. Las palmas de las manos pueden sudar. La ansiedad puede proporcionar una chispa extra para ayudarlo a salir del peligro. También puede darte la energía para hacer cosas en situaciones normales y ocupadas. Estas preocupaciones ocasionales son normales.

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) es la ansiedad continua que no está relacionada con un evento o situación en particular. También puede ser una ansiedad que no es “normal” sobre una situación. Por ejemplo, una persona que tiene TAG puede preocuparse constantemente por algo que no es probable que ocurra. Estas preocupaciones interfieren con su vida cotidiana.

Las mujeres tienen más probabilidades de tener TAG que los hombres. El TAG generalmente suele empezar a afectar a las personas en la adolescencia y a principios de los 20 años.

Síntomas del trastorno de ansiedad generalizada

El TAG suele tener un inicio gradual, por lo que es posible que no reconozca los síntomas a medida que se acumulan.  El TAG puede fluctuar o cambiar con el tiempo. Si tiene TAG, puede sentirse tenso y preocupado la mayoría de los días. Entre los demás síntomas, se incluyen:

  • problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido;
  • tensión muscular;
  • irritabilidad;
  • problemas de concentración;
  • cansancio;
  • inquietud (sentirse “agitado” o con los nervios de punta);
  • temblor;
  • dificultad para respirar;
  • aumento del ritmo cardíaco;
  • sequedad en la boca;
  • mareos;
  • náuseas;
  • dolores de cabeza, dolores sin razón obvia.

Si se siente tenso la mayor parte del tiempo y tiene algunos o todos estos síntomas, hable con su médico. Este hará preguntas para asegurarse de que algo más no está causando sus síntomas. También le realizará un examen físico.

¿Qué causa el trastorno de ansiedad generalizada?

Supongamos que la alarma de incendios se activa en su casa. Corre frenéticamente para encontrar el fuego. En cambio, descubre que no hay fuego. La alarma simplemente no funciona bien.

Es lo mismo con los trastornos de ansiedad. El cuerpo activa por error su sistema de alarma cuando no hay peligro. La mayoría de nosotros tenemos algunas tensiones en la vida o cosas que nos hacen sentir estresados. Pero las personas con TAG tienen la “alarma” activada con frecuencia o todo el tiempo, incluso si no pueden identificar un disparador. Esto puede deberse a un desequilibrio químico en su cuerpo. También puede estar relacionado con:

  • un recuerdo inconsciente;
  • un efecto secundario de un medicamento;
  • una enfermedad.

También podría tener síntomas si su glándula tiroidea está demasiado activa. La depresión también puede causarlas. El TAG a veces es hereditario.

¿Cómo se diagnostica el trastorno de ansiedad generalizada?

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas e historia clínica. Realizará un examen físico para asegurarse de que una condición física o médica no está causando sus síntomas. Si su médico no encuentra ninguna otra razón para sus síntomas, es posible que deba recibir tratamiento para el TAG.

¿Se puede prevenir o evitar el trastorno de ansiedad generalizada?

No hay una causa específica para el TAG. Esto significa que a menudo no se puede prevenir o evitar. Lo mejor que puede hacer es tratar los síntomas lo antes posible. Luego, puede comenzar un plan de tratamiento y vivir una vida diaria normal.

Tratamiento del trastorno de ansiedad generalizada

Las personas con TAG deben aprender maneras de lidiar con la ansiedad y la preocupación. Su médico puede ayudarlo a formar un plan y desarrollar las habilidades para hacerlo. El plan puede incluir asesoramiento, medicamentos o ambos. La terapia puede ayudarlo a descubrir qué es lo que lo pone tan tenso. Su médico puede recetarle medicamentos para ayudarlo a sentirse menos ansioso. Asimismo, le recomendará el tratamiento adecuado para usted.

Vivir con trastorno de ansiedad generalizada

Las personas con TAG pueden mejorar. Si toma medicamentos para ello, puede que no tenga que tomarlos para siempre. Su médico le dirá si está bien que deje de tomar su medicamento.

Lo más importante es hablar sobre ello, buscar ayuda y tomar medidas. La acción puede ayudarlo a ganar una sensación de control. Los siguientes son algunos consejos para sobrellevar la ansiedad:

  • Controle su preocupación.Elija un momento y un lugar para preocuparse. Hágalo a la misma hora y en el mismo lugar todos los días. Pase 30 minutos pensando en sus preocupaciones y en lo que puede hacer al respecto. No se preocupe por lo que “podría” suceder. Concéntrese más en lo que realmente está sucediendo. Luego, deje de preocuparse y siga con su día.
  • Aprenda formas de relajarse.Estos pueden incluir actividades como el yoga o un paseo alrededor de la manzana.
  • Respire profundamente.Siga estos pasos para tomar un descanso durante el día para respirar: Acuéstese en una superficie plana. Coloque una mano sobre su estómago, justo encima de su ombligo. Coloque la otra mano sobre su pecho. Inhale lentamente e intente que su estómago se eleve un poco. Aguante la respiración por un segundo. Exhale lentamente y deje que su estómago vuelva a bajar.
  • Relaje los músculos.Comience eligiendo un músculo y manténgalo apretado durante unos segundos. Luego relaje el músculo. Haga esto con todos sus músculos, una parte de su cuerpo a la vez. Intente comenzar con los músculos de los pies y avance por su cuerpo.
  • Haga ejercicio regularmente.Las personas que tienen ansiedad a menudo dejan de hacer ejercicio. Pero el ejercicio puede darle una sensación de bienestar y ayudar a disminuir los sentimientos de ansiedad.
  • Descanse lo suficiente.El sueño descansa tanto el cerebro como el cuerpo. Puede mejorar su sensación de bienestar y su estado de ánimo.
  • Evite el abuso de alcohol y drogas.Puede parecer que el alcohol o las drogas relajan. Pero, a largo plazo, empeoran la ansiedad y causan más problemas.
  • Reduzca el consumo de cafeína.La cafeína se encuentra en el chocolate, el café, los refrescos y el té. La cafeína puede aumentar la sensación de ansiedad porque estimula el sistema nervioso. Evite también las píldoras dietéticas de venta libre y los medicamentos para la tos y el resfriado que contengan un descongestionante.
  • Enfréntese a las cosas que lo han puesto ansioso en el pasado. Comience por imaginarse a sí mismo enfrentándose a estas cosas. Puede acostumbrarse a la idea de confrontarlas antes de hacerlo.
  • Use medicamentos, si los necesita. Es posible que su médico le dé un medicamento para ayudar a reducir su ansiedad mientras aprende a responder a ella. Existen muchos tipos de medicamentos disponibles. Su médico decidirá qué medicamento es el adecuado para usted.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo sé qué es lo que está causando mi ansiedad?
  • ¿Cómo puedo dejar de preocuparme por todo?
  • ¿Qué tratamiento es el mejor para mí?
  • ¿Tendré que tomar medicamentos el resto de mi vida?
  • ¿Existe algún cambio en el estilo de vida que deba hacer?
  • ¿Debo cambiar algo en mi dieta?
  • ¿Qué tipo de ejercicio me ayudará?
  • ¿También tengo depresión?