Descripción general

¿Qué es la depresión?

Cuando los médicos hablan sobre la depresión, se refieren a la enfermedad clínica que se llama depresión mayor. Una persona que tiene depresión mayor tiene síntomas como los que se listan en la sección Síntomas casi todos los días, todo el día, durante 2 semanas o más. También existe una forma menor de depresión que provoca síntomas menos graves. Ambos tipos de depresión tienen las mismas causas y el mismo tratamiento.

La depresión puede afectar a personas de todas las edades y es distinta en cada persona. Una persona que tiene depresión no puede controlar sus sentimientos. Si usted o su hijo pequeño o adolescente, o pariente mayor están deprimidos, no es su culpa.

¿Es más común la depresión en las mujeres que en los hombres?

Sí. Las mujeres tienen el doble de probabilidades que los hombres de experimentar depresión. Se desconoce el motivo de esto, pero los cambios en los niveles hormonales de las mujeres podrían estar relacionados con la depresión.

Forest Laboratories Inc. ha patrocinado este contenido.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

Los síntomas de la depresión son distintos en cada persona. Es posible que tenga uno o varios de los síntomas que se enumeran a continuación. Sus síntomas podrían incluir solo síntomas emocionales, solo síntomas físicos o ambos.

Síntomas emocionales

  • Llorar con facilidad o sin ningún motivo.

  • Sentirse culpable o sin valor.

  • Sentirse inquieto, irritado y enojarse con facilidad.

  • Sentirse triste, atontado o desesperanzado.

  • Perder interés o gusto por las cosas que usted solía disfrutar (incluidas las relaciones sexuales).

  • Pensar sobre la muerte o el suicidio.

Síntomas físicos

  • Cambios en el apetito (comer más o menos de lo habitual).

  • Sentirse muy cansado todo el tiempo.

  • Tener otros dolores que no mejoran con tratamiento.

  • Tener problemas para prestar atención, recordar cosas, concentrarse y tomar decisiones.

  • Dolores de cabeza o de espalda, o problemas digestivos.

  • Dormir demasiado o dificultad para dormir.

  • Pérdida o aumento de peso involuntarios.

Los síntomas de depresión podrían ser diferentes en los niños, en los adolescentes y en las personas de la tercera edad. [LINK TO SUBARTICLES ON depression in children and seniors]

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa de la depresión?

Es posible que la depresión sea provocada por un desequilibrio de sustancias químicas en el cerebro. A veces, no hay suficientes mensajeros químicos (que se llaman neurotransmisores) en el cerebro. Los ejemplos de neurotransmisores que afectan su estado de ánimo incluyen la serotonina, la norepinefrina y la dopamina. Un desequilibrio químico en el cerebro podría ser provocado por uno o más de los siguientes factores:

La depresión no es provocada por debilidad personal, pereza o falta de fuerza de voluntad.

  • Los genes. A veces la depresión es hereditaria, lo que significa que se transmite de padres a hijos. Si uno de sus padres o un hermano tienen depresión, es posible que usted tenga mayor riesgo de tener depresión.

  • Una afección física. Es posible que los problemas en la tiroides, las deficiencias nutricionales, o las enfermedades crónicas como las enfermedades cardíacas, la diabetes o el cáncer provoquen depresión.

  • Acontecimientos de la vida. La depresión puede desencadenarse por eventos estresantes en su vida, como la muerte de un ser querido, un divorcio, una enfermedad crónica o la pérdida de un trabajo.

  • Los medicamentos, las drogas o el alcohol. Tomar determinados medicamentos, abusar de las drogas o del alcohol, o tener otras enfermedades también pueden provocar depresión.

¿Puede provocar depresión dar a luz?

En los días siguientes al nacimiento de un bebé, es común que algunas madres tengan cambios en el estado de ánimo. Es posible que se sientan un poco deprimidas, que tengan dificultades para concentrarse, que pierdan el apetito o que no puedan dormir bien, incluso cuando el bebé está dormido. Esto se llama tristeza de la maternidad y desaparece en el término de 10 días después del parto. Sin embargo, algunas mujeres tienen síntomas más intensos o síntomas que duran más tiempo. Esto se llama depresión posparto.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo sabrá mi médico si me estoy sintiendo deprimido?

Debe hablarle a su médico sobre sus síntomas. No espere que su médico sea capaz de adivinar que usted está deprimido con solo mirarlo. Es posible que se sienta avergonzado o que le cueste creer que un tratamiento en realidad podrá ayudarlo a sentirse mejor. Pero, no espere para hablar con su médico. Cuanto antes busque tratamiento, más pronto desaparecerá la depresión.

¿Cómo se diagnostica la depresión?

Una vez que le informe a su médico cómo se está sintiendo, es posible que este le haga algunas preguntas sobre sus síntomas, su salud y sus antecedentes familiares. También es posible que su médico le realice un examen físico y algunas pruebas. Es importante informarle a su médico sobre cualquier medicamento que esté tomando.

Tratamiento

Complicaciones

Suicidio

Las personas que tienen depresión, a veces, consideran la posibilidad del suicidio. Esta forma de pensar es una parte común de la depresión. Si usted tiene pensamientos sobre hacerse daño, dígaselo a alguien. Podría informarle a su médico, sus amigos, su familia, o llamar a la línea directa local de suicido, como la Línea Nacional de Prevención de Suicidios (National Suicide Prevention Lifeline) al 1-800-273-8255.

Busque ayuda de inmediato. Existen personas que pueden ayudarlo y la depresión puede tratarse con éxito.

Otras organizaciones

Bibliografia

Preguntas que debe realizar a su médico

  • Me he sentido ______. ¿Es posible que esté deprimido?

  • ¿Necesito tratamiento? ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento?

  • ¿Debo consultar a un terapeuta?

  • ¿Hay algo que pueda hacer en el hogar para ayudarme?

  • ¿Hay algún grupo de apoyo en mi área?

  • ¿Cuáles son los riesgos y los beneficios de tomar antidepresivos?

  • disc

    Estoy embarazada. ¿Debo tomar antidepresivos?

    Estoy amamantando. ¿Debo tomar antidepresivos?

    ¿Tendré que tomar medicamentos por el resto de mi vida?

  • Cuido a un adulto mayor. ¿Cómo distingo si está deprimido?

  • disc

    ¿Qué tipos de tratamientos son seguros para los adultos mayores que tienen otros problemas de salud, como la demencia?

  • ¿Qué debo hacer si tengo o estoy comenzando a tener pensamientos suicidas?

Depresión en niños y adolescentes

¿En qué se diferencian los síntomas de depresión en los niños y adolescentes?

Los niños y los adolescentes podrían no presentar todos los síntomas habituales de depresión que se observan en los adultos, pero, generalmente, presentan algunos de ellos. Los niños pequeños que están deprimidos podrían:

Los niños mayores que están deprimidos podrían:

Si usted nota estos signos todos los días por varias semanas, ello podría implicar que su hijo está deprimido.

  • Tener poco apetito y/o bajar de peso.

  • Sentirse tristes o desesperanzados.

  • No disfrutar tanto del juego como habitualmente lo hacen.

  • Preocuparse más.

  • Estar enojados (perder los estribos) o ansiosos.

  • Tener cambios en el apetito (comer más de lo habitual o comer menos).

  • No querer ir a la escuela o hacer otras actividades sociales.

  • Parecer menos confiados o sentir que no pueden hacer nada bien.

¿Por qué se deprimen las personas jóvenes?

Muchos factores pueden provocar depresión, incluidos la genética, las afecciones médicas y los acontecimientos de la vida. A continuación, se incluyen algunos de los motivos por los cuales los niños y los adolescentes podrían deprimirse:

  • La familia se muda a un nuevo lugar para vivir.

  • El niño tiene que cambiarse a una escuela nueva.

  • Muere una mascota, un amigo o un familiar.

  • Alguien de la familia está muy enfermo.

  • El niño experimenta los cambios hormonales de la pubertad.

  • Problemas de conducta o afecciones, como el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés).

¿Qué debo hacer si pienso que mi hijo está deprimido?

Pregunte a su hijo sobre sus pensamientos o sentimientos. También podría ser una buena idea hablar con su médico sobre la conducta de su hijo y sobre las inquietudes que tiene sobre la depresión. En la mayoría de los casos, llevar a su hijo a su médico de familia es una buena idea. Podría haber un problema médico que provoque la depresión. Es posible que su médico desee realizar un chequeo médico general a su hijo.

¿Qué se puede hacer para ayudar a los niños y adolescentes deprimidos?

La mayoría de los niños y adolescentes deprimidos deberían hablar con un consejero, un terapeuta, un psicólogo o un psiquiatra sobre aquello que los está haciendo sentir del modo en que se están sintiendo. La asesoría familiar puede ayudar a todos los miembros de la familia. Su médico de familia puede remitirlos a usted y a su hijo a alguien para recibir asesoría. La mayoría de los niños y adolescentes deprimidos tienen los mejores resultados cuando obtienen tanto asesoría como medicamentos.

Forest Laboratories Inc. ha patrocinado este contenido.

Depresión en adultos mayores

¿Es la depresión una parte normal del envejecimiento?

La depresión no es una parte normal del envejecimiento, pero es común en adultos que tienen 65 años o más. La jubilación, los problemas de salud y la pérdida de seres queridos son cosas que les suceden a los adultos mayores. Sentirse triste en estos momentos es normal. No obstante, si estos sentimientos persisten y le impiden realizar sus actividades habituales, debe hablar con su médico.

¿Por qué la depresión por lo general no se diagnostica en los adultos mayores?

En los adultos mayores, puede ser difícil distinguir entre la depresión y enfermedades como la demencia [LINK]. Además, es posible que los adultos mayores no hablen con su médico o con sus cuidadores sobre sus sentimientos de tristeza o ansiedad debido a que están avergonzados. No obstante, la depresión no es algo por lo cual tenga que avergonzarse. No es una debilidad personal. Es una enfermedad clínica que puede tratarse.

¿En qué se diferencian los síntomas de depresión en los adultos mayores?

Además de los síntomas de la depresión emocionales y físicos estándares, los adultos mayores que están deprimidos también pueden experimentar:

  • Delirios o alucinaciones

  • Sentimientos de aburrimiento o falta de valor

  • Problemas de memoria o confusión

  • Abandono de las actividades sociales

Estoy cuidando a un adulto mayor. ¿Cuándo debo hablar con el médico de mi ser querido?

Si está cuidando a un adulto mayor, cuéntele al médico de su ser querido sobre cualquier síntoma nuevo o cambio en la conducta que le preocupen o que puedan deberse a la depresión. Es posible que el médico:

El diagnóstico y el tratamiento de la depresión de su pariente pueden ayudar a disminuir el riesgo de deterioro cognitivo, otras enfermedades y el suicidio.

  • Les haga preguntas a usted y a otros familiares.

  • Haga algunas pruebas para descartar otros problemas médicos.

  • Hable con su pariente.

  • Quiera saber cuáles son los medicamentos que usa su ser querido.

¿Qué se puede hacer para ayudar con la depresión en adultos mayores?

El tratamiento de la depresión en adultos mayores, por lo general, es exactamente el mismo tratamiento que para las otras personas.

Muchos adultos mayores usan medicamentos de venta con receta para tratar otras afecciones de la salud. Si uno de estos medicamentos fuese el que provoca la depresión, es posible que el médico cambie ese medicamento.

Si usted cuida a un adulto mayor que está deprimido, es probable que el médico también les aconseje a usted y a otros familiares y cuidadores cómo sobrellevar la situación. El médico puede recomendar grupos de apoyo que pueden ayudarlo.

Forest Laboratories Inc. ha patrocinado este contenido.

Motivos para recibir ayuda para la depresión

  • El diagnóstico y el tratamiento en forma temprana ayudan a impedir que la depresión empeore o dure más tiempo.

  • El diagnóstico y el tratamiento pueden ayudarlo a volver a ser la persona de antes y a disfrutar la vida.

  • Después del diagnóstico, el tratamiento puede ayudarlo a prevenir que la depresión reaparezca.

  • Los pensamientos suicidas son comunes en las personas con depresión. El riesgo de suicidio es más alto si usted no pide ayuda para la depresión. Cuando la depresión se trate con éxito, los pensamientos suicidas desaparecerán.

¿Cómo se trata la depresión?

La depresión puede tratarse con medicamentos, con asesoría o con ambos. También pueden ayudar una dieta nutritiva, hacer ejercicio en forma regular y evitar el alcohol, las drogas y el consumo excesivo de cafeína.

¿Tendré que ir al hospital?

Por lo general, la depresión puede tratarse por medio de visitas a su médico. Es posible que se necesite tratamiento en el hospital si usted tiene otras afecciones médicas que podrían afectar el tratamiento o si tiene un riesgo alto de suicidio.

¿Cuánto durará la depresión?

Esto depende de cuán pronto consiga ayuda. Si no se trata, la depresión puede durar semanas, meses o incluso años. El riesgo principal de no recibir tratamiento es el suicidio. El tratamiento puede ayudar a que la depresión desaparezca en 8 a 12 semanas, o menos.

¿Qué medicamentos se usan para tratar la depresión?

Los medicamentos que tratan la depresión se llaman antidepresivos. Ayudan a aumentar la cantidad de mensajeros químicos (serotonina, norepinefrina, dopamina) en el cerebro.

Los antidepresivos funcionan de manera distinta para personas distintas. También tienen efectos secundarios distintos. Por lo tanto, incluso si un medicamento le provoca molestias o no funciona en usted, es posible que otro lo ayude. Es posible que usted note mejoras apenas 1 semana después de que empiece a tomar el medicamento. Pero es probable que usted no observe los efectos completos durante alrededor de 8 a 12 semanas. Al principio es posible que tenga efectos secundarios, pero estos tienden a disminuir después de un par de semanas. No deje de tomar los medicamentos sin primero consultar a su médico.

¿De qué manera ayuda la asesoría?

Para la depresión leve a moderada, la asesoría podría ser una buena opción de tratamiento. Para la depresión mayor y para algunas personas con depresión menor, la asesoría podría no ser suficiente. Por lo general, una combinación de medicamentos y terapia de conversación es la manera más eficaz de tratar la depresión más grave. Si usted continúa el tratamiento combinado durante, al menos, un año tiene menos probabilidades de que la depresión reaparezca.

En la psicoterapia, usted habla con un terapeuta o un consejero capacitado sobre cosas que están pasando en su vida. Es posible que el enfoque esté puesto en sus pensamientos y creencias, en cosas que sucedieron en el pasado o en sus relaciones. O el enfoque podría estar puesto en su conducta, en cómo lo está afectando y en qué puede hacer en forma distinta. Por lo general, la psicoterapia dura por un tiempo limitado, como 8 a 20 visitas.

¿Qué es la terapia electroconvulsiva?

La terapia electroconvulsiva (que también se llama ECT, por sus siglas en inglés o terapia de electrochoque) es un procedimiento utilizado para ayudar a tratar determinadas enfermedades mentales. Se hace pasar una corriente eléctrica por el cerebro, a fin de desencadenar una convulsión (un período breve de actividad cerebral irregular) que dura alrededor de 40 segundos. Durante la ECT, se proporcionan medicamentos para ayudar a prevenir el daño a músculos y huesos. La terapia electroconvulsiva podría ayudar a las personas que tienen las siguientes afecciones:

  • Depresión mayor que no responde a los antidepresivos (medicamentos utilizados para tratar la depresión) ni a la asesoría.

  • Depresión mayor en pacientes que no pueden tomar antidepresivos.

  • Manía grave que no responde a los medicamentos. Los síntomas de manía grave podrían incluir agitación, confusión, alucinaciones o delirios.

  • Esquizofrenia que no responde a los medicamentos.

Consejos para superar la depresión

  • No se aísle. Manténgase en contacto con sus seres queridos y sus amigos, con su asesor religioso y con su médico de familia.

  • Tómese su tiempo. No espere hacer todo lo que normalmente puede hacer. Establezca un cronograma realista.

  • No crea en los pensamientos negativos que pueda tener, como culparse o esperar fallar. Esta forma de pensar es parte de la depresión. Estos pensamientos desaparecerán a medida que mejore la depresión.

  • No se culpe por la depresión. Usted no la provocó.

  • Involúcrese en actividades que lo hagan sentir bien o que lo hagan sentir que ha logrado algo.

  • No tome decisiones importantes sobre su vida (por ejemplo, sobre la separación o el divorcio). Es posible que usted no piense con claridad cuando está deprimido, por lo que es posible que las decisiones que tome en este momento no sean las mejores para usted. Si usted debe tomar una decisión importante, pídale ayuda a alguien en quien confíe.

  • Evite las drogas y el alcohol. Ambos empeoran la depresión. Ambos pueden provocar efectos secundarios peligrosos con los medicamentos antidepresivos.

  • Haga ejercicio a menudo para sentirse mejor. La actividad física parece provocar una reacción química en el cuerpo que puede mejorar el estado de ánimo. Hacer ejercicio de 4 a 6 veces a la semana durante, al menos, 30 minutos cada vez es una buena meta. Pero, incluso menos actividad, puede ser útil.

  • Consuma comidas equilibradas y alimentos saludables.

  • Duerma lo suficiente.

  • Tome los medicamentos y/o vaya a las sesiones de asesoría con la frecuencia que su médico le recomiende. Los medicamentos no funcionarán si usted solo los toma de vez en cuando.

  • Póngase metas pequeñas, debido a que es posible que tenga menos energía.

  • Dese ánimo.

  • Obtenga toda la información que pueda sobre la depresión y sobre cómo tratarla.

  • Llame a su médico o al centro local para crisis de suicidio de inmediato si empieza a pensar sobre el suicidio.

  • No se desanime. La depresión tardará en desaparecer por completo. Téngase paciencia.

  • No se rinda.

Las Citas

  • Depression in Women: Diagnostic and Treatment Considerations by SC Bhatia, M.D. and SK Bhatia, M.D.( 07/01/99, http://www.aafp.org/afp/990700ap/225.html)

  • Antidepressant Discontinuation Syndrome by CH Warner, MAJ, MC, USA; W Bobo, LCDR, MC, USN; C Warner, MAJ, MC, USA; S Reid, CPT, USAF, MC; and J Rachal, MAJ, USAF, MC( 08/01/06, http://www.aafp.org/afp/20060801/449.html)