El colesterol y su hijo

Compartir:

¿Son los niveles de colesterol alto solo un problema de adultos?

No. Muchas personas no se dan cuenta de que los problemas con los niveles de colesterol alto pueden comenzar en la niñez. Es probable que los niveles de colesterol alto continúen aumentando a medida que un niño se convierte en adolescente y adulto. Esto aumenta el riesgo de su hijo de tener problemas de salud relacionados con el colesterol.

¿Cuáles son los riesgos de los niveles de colesterol alto?

El cuerpo de su hijo necesita un poco de colesterol para proteger los nervios, formar tejidos celulares y producir ciertas hormonas. Pero demasiado colesterol daña los vasos sanguíneos. Se acumula en las paredes de los vasos sanguíneos y forma depósitos pegajosos y grasos llamados “placa”. Los estudios muestran que la placa puede comenzar a formarse en la niñez. Es más probable que se forme cuando los niveles de colesterol del niño son altos.

Los niveles de colesterol alto aumentan el riesgo de que su hijo padezca una enfermedad del corazón y apoplejía cuando él o ella crezcan. La enfermedad del corazón es la causa principal de muerte en los Estados Unidos. El riesgo es mayor en las personas que tienen un historial familiar de enfermedad del corazón, diabetes, tienen sobrepeso o son obesos, tienen hábitos alimenticios poco saludables, no son físicamente activos o fuman.

¿De dónde proviene el colesterol?

El hígado forma todo el colesterol que el cuerpo de su hijo necesita. Él o ella también obtienen el colesterol de la comida, incluyendo los productos de origen animal tales como huevos, carnes y productos lácteos.

¿Cuál es la diferencia entre colesterol “bueno” y colesterol “malo”?

Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) también son conocidas como colesterol “malo”. Estas proporcionan colesterol al cuerpo. Los cuerpos de algunas personas producen demasiado colesterol LDL. Los niveles de LDL también aumentan por comer alimentos con alto contenido de grasa saturada, grasas trans y colesterol dietético.

Las lipoproteínas de alta densidad (HDL) por lo general se conocen como colesterol “bueno”. Estas eliminan el colesterol de la sangre. Un nivel saludable de HDL puede ayudar a protegerlo contra la enfermedad del corazón. El ejercicio puede aumentar la cantidad de colesterol HDL que el cuerpo produce. Evitar las grasas trans y seguir una dieta saludable también puede aumentar los niveles de HDL.

Si el nivel de colesterol total de una persona es alto debido a un nivel alto de LDL (colesterol “malo”), el riesgo de la enfermedad del corazón o apoplejía es mayor.  Pero si el nivel de colesterol total de una persona es alto debido a un nivel alto de HDL (colesterol “bueno”), el riesgo probablemente no aumente.

¿Debe mi hijo realizarse exámenes para ver si tiene niveles de colesterol alto?

La mayoría de niños no necesitan un examen para saber si tienen el colesterol alto a menos que exista un historial familiar de colesterol alto o que el niño o adolescente tenga diabetes.

¿Qué provoca niveles de colesterol alto en los niños?

Los siguientes son factores que pueden ocasionar niveles de colesterol alto en los niños:

  • Historial familiar de niveles de colesterol alto (es decir, un padre que tiene niveles de colesterol alto)
  • Falta de actividad física
  • Obesidad

¿Qué puedo hacer para ayudar a prevenir que mi hijo tenga niveles de colesterol alto?

Ayude a su hijo a mantener un peso saludable al enseñarle a elegir comida saludable y ser físicamente activo.

Aquí hay algunos consejos:

  • Ofrezca a su hijo al menos 5 porciones de frutas y vegetales al día. Por ejemplo, tenga bocadillos saludables tales como manzanas, bananos, zanahorias y apio disponibles.
  • Incluya muchas proteínas bajas en grasa, vegetales y granos integrales en las comidas que prepara.
  • Evite la grasa saturada y grasas trans. Las grasas saturadas por lo general se encuentran en los productos de origen animal (por ejemplo, carne y huevos) y productos lácteos (es decir, queso y mantequilla). Muchos alimentos de bocadillos (por ejemplo, galletas y papas fritas) tienen alto contenido de grasa saturada. Las grasas trans por lo general se encuentran en los alimentos procesados (por ejemplo, donas y galletas saladas) y alimentos fritos (es decir, papas fritas y aros de cebolla).
  • Evite comer comida rápida. Si come en un restaurante de comida rápida u otro restaurante, elija las opciones más saludables que estén disponibles.
  • Limite el tiempo que su hijo pasa viendo TV, en la computadora, con el teléfono celular o estación de juegos a no más de 1 o 2 horas al día. Dé un buen ejemplo limitando su propio tiempo frente a la pantalla, también.
  • Anime a su hijo a buscar actividades físicas que él o ella disfruten para que se mantengan activos. Intente tener al menos 1 hora de juego activo todos los días.
  • Haga que la actividad física sea parte del estilo de vida de toda su familia. Salga a caminar, dé un paseo en bicicleta o realice algunas tareas. Planifique paseos con actividades para la familia.

Encontrará más información sobre opciones de alimentos saludables disponible en Nutrición: Comida saludable para los niños.

Más información sobre la importancia de la actividad física está disponible en Mantener activo a su hijo.

¿Necesitará mi hijo medicamento para bajar sus niveles de colesterol?

En la mayoría de casos, comer saludable y hacer actividad física son la primera opción para bajar los niveles de colesterol alto de su hijo o adolescente. Si los hábitos más saludables de comida y ejercicio no ayudan, su médico familiar puede considerar recetarle un medicamento para bajar el colesterol. Este tipo de medicamento puede ser necesario si su hijo tiene diabetes, sobrepeso o es obeso.

No todos los medicamentos son seguros para los niños. No le dé a su hijo un medicamento para bajar el colesterol que no esté específicamente recetado para él o ella.

 

 

This content was developed with general underwriting support from The Coca-Cola Company.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 03/15
Creado: 01/11

Compartir: