Anuncio

Uso, almacenamiento y eliminación de medicamentos opioides de forma segura

Última actualización junio 2021 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Deepak S. Patel, MD, FAAFP, FACSM

Los opioides son analgésicos poderosos que su médico puede recetar para controlar un dolor agudo y crónico. La mayoría de los opioides vienen en forma de píldoras o comprimidos, y se pueden tomar por vía oral. A veces, los médicos recetan un opioide potente que viene en forma de parche.

Es importante tomar los opioides exactamente según lo prescrito por su médico. No seguir las instrucciones puede provocar una sobredosis e, incluso, la muerte.

El camino hacia una mejor salud

Los opioides bloquean las señales de dolor en el cerebro. Muchos opioides están disponibles en formas de acción rápida y prolongada. Las formas de acción rápida funcionan más rápido que las formas de acción prolongada, pero por períodos más cortos. Las formas de acción prolongada se utilizan para tratar el dolor prolongado. Es posible que los opioides no eliminen todo el dolor, pero pueden mejorar su funcionamiento diario.

¿Cómo tomo opioides de forma segura?

Si bien los opioides pueden ayudar con su dolor, también pueden causar efectos secundarios peligrosos. Por eso es importante que informe a su médico sobre todos los medicamentos y suplementos que está tomando. Además, siga cuidadosamente las instrucciones de dosificación de los opioides. No mezcle opioides con alcohol, drogas ilegales o incluso con otros medicamentos.

Cuando surta su receta de opioides, revise el empaque para asegurarse de que sea el medicamento correcto que le recetaron.

Lea atentamente la etiqueta y siga las instrucciones antes de tomar el medicamento.

Nunca tome opioides si está embarazada o puede estarlo. Estos medicamentos pueden causar problemas importantes a su feto.

Debido a que es muy importante llevar un registro de sus medicamentos opioides, use esta Hoja de consejos para el paciente para imprimir para registrar cuándo los toma.

¿Cómo almaceno los opioides de forma segura?

Todos los opioides deben almacenarse en su empaque original.

No los guarde en lugares donde normalmente se guardan los medicamentos, como el baño o el mueble de la cocina. En su lugar, colóquelos en un gabinete cerrado, caja de seguridad u otro lugar donde las personas no puedan acceder fácilmente a ellos.

Anote cuidadosamente cuándo toma el medicamento y cuánto para llevar un registro de la cantidad restante.

¿Cómo me deshago de los opioides de forma segura?

Los opioides nunca deben guardarse en casa una vez que haya desaparecido el dolor. Tenerlos en casa puede fomentar el abuso de opioides por parte de amigos y familiares.

Los opioides, tanto en forma de pastilla como de parche, a menudo vienen con instrucciones para tirar por el inodoro los medicamentos no utilizados. Esto puede evitar el uso no intencionado o el abuso ilegal. Incluso los parches ya usados contienen suficiente medicamento para ser mortales. Para deshacerse de un parche para el dolor, dóblelo por la mitad para que los lados pegajosos queden juntos, luego lávelo de inmediato.

¿Qué pasa si en mi comunidad no se permite tirar las píldoras sin usar?

Si su comunidad no permite desechar los medicamentos no utilizados por el inodoro, siga estos pasos:

  • Retire la información personal de la etiqueta de la prescripción y mantenga el medicamento en su envase original.
  • Agregue agua a las pastillas sólidas. También agregue una sustancia no tóxica, como café molido, tierra o arena para gatos al recipiente. Esto evitará que otros encuentren y usen los opioides.
  • Selle el recipiente con cinta adhesiva y colóquelo dentro de un segundo recipiente sin marcar.
  • Luego, tírelo a la basura.

Si no está seguro de cómo deshacerse de un medicamento, consulte a su médico.

Muchas comunidades también ofrecen programas de devolución de medicamentos. Puede entregar sus opioides no utilizados a estos programas. Pregúntele a su médico para obtener más información.

Aspectos a tener en cuenta

El abuso de opioides es una preocupación importante para la seguridad pública. Los adolescentes y los adultos jóvenes suelen obtener estos medicamentos en casa, donde los ha guardado otro miembro de la familia. Si cree que alguien ha tomado su medicamento, comuníquese con la policía de inmediato para presentar un informe.

¿Cuáles son los signos de tomar demasiada medicación o sobredosis?

Cualquier persona que use opioides corre el riesgo de tomar demasiada medicación o sufrir una sobredosis. Usted corre mucho más riesgo de tomar demasiada medicación o sufrir una sobredosis si nunca ha tomado opioides.

Algunos signos de haber tomado demasiada medicación incluyen:

  • Dificultad para hablar, tropezarse al caminar, mareos o confusión
  • Somnolencia excesiva o dificultad para mantenerse alerta
  • Dificultad para despertar del sueño

Algunos signos de sobredosis incluyen:

  • No puede permanecer despierto o, si está despierto, no puede hablar o mantenerse despierto
  • Dificultad para respirar, incluida la respiración lenta y superficial o períodos en los que se detiene la respiración
  • Flojedad, falta de vitalidad
  • Piel pálida o húmeda, o uñas o labios azulados
  • Latidos cardíacos lentos o que se detienen

¿Qué debo hacer si alguien ha tomado demasiados medicamentos?

  • Llame al 911 de inmediato. Brinde al operador tanta información como sea posible, incluido el opioide que cree que se pudo haber tomado.
  • Si la persona tiene problemas para respirar, el operador del 911 puede preguntarle si está capacitado en reanimación cardiopulmonar (RCP). Si es así, es posible que se le pida que realice una RCP.
  • Quédese con la persona hasta que llegue la ayuda de emergencia, incluso si la persona se despierta.

Cualquier persona sospechosa de tomar una sobredosis de opioides debe consultar a un médico de inmediato. Es posible que deba ser considerado para asesoramiento y tratamiento adicional.

¿Se puede revertir una sobredosis de opioides?

La naloxona (nombre de marca: Narcan) es un medicamento que bloquea los efectos de los opioides. Rápidamente revierte los problemas respiratorios que resultan de una sobredosis de opioides. La naloxona se puede administrar en forma de aerosol nasal o mediante inyección a una persona que haya sufrido una sobredosis.

La naloxona está disponible en la mayoría de los estados de EE. UU. sin receta. Puede conseguirla en su farmacia local. Se recomienda a los familiares y amigos de las personas que toman opioides que tengan naloxona en casa para poder administrarla en caso de sospecha de una sobredosis. Pregúntele a su médico si puede conseguir naloxona y cuándo.

Tratar una adicción a los opioides

Su médico o un profesional de la salud pueden diagnosticar el trastorno por consumo de opioides (abuso de opioides) y la adicción a los opioides.

La adicción a los opioides es una enfermedad crónica y debe tratarse de la misma manera que otras enfermedades crónicas. Al igual que esas, debe controlarse y monitorearse continuamente. Debe sentirse cómodo hablando del tratamiento con su médico de familia, que está debidamente capacitado para este tratamiento.

El tratamiento para la adicción a los opioides es diferente para cada persona. El objetivo principal del tratamiento es ayudar a que deje de consumir el medicamento. El tratamiento también puede ayudarlo a evitar volver a consumirlo en el futuro.

Cuando deje de consumir opioides, su cuerpo reaccionará. Tendrá una serie de síntomas que pueden incluir náuseas y vómitos, dolor abdominal y ansiedad. Esta reacción se llama abstinencia.

Su médico puede recetar ciertos medicamentos para ayudar a aliviar sus síntomas de abstinencia. También le ayudarán a controlar su compulsión. Estos medicamentos incluyen metadona (con frecuencia utilizada para tratar la adicción a la heroína), buprenorfina y naltrexona.

Medicamentos   

Metadona

 

  

Buprenorfina

 

Naltrexona
Tipos  

 

 

Comprimido, líquido 

 

Comprimido sublingual (debajo de la lengua), película bucal (parche pequeño que se adhiere a la parte interna de la mejilla), inyección de acción prolongada 

 

Comprimido, inyección intramuscular 

 

 

 

Uso Diario · Diariamente para el comprimido 

· Cada 4 semanas para inyección

· Diariamente para el comprimido 

· Cada 4 semanas para inyección

Cómo conseguir la medicación En un programa de tratamiento por opioides Puede ser recetado por su médico de atención primaria Puede ser recetado por cualquier proveedor médico
Reducción de la compulsión +++ ++ +
Posibles efectos secundarios Somnolencia 

Estreñimiento

Problemas cardíacos (como cardiopatía)

Interacciones con otros medicamentos (hay medicamentos que no debe usar junto con metadona)

Sobredosis si se combina con ciertos otros medicamentos

Dolor de cabeza 

Náuseas

Estreñimiento

 

Reacciones en el lugar de la inyección 

Dolor de cabeza

Insomnio

 

Consideraciones Al principio, debe verse a diario Es posible que deba ser visto 1 o 2 veces por semana al principio, luego puede pasar a visitas mensuales Debe dejar completamente los opioides antes de comenzar el tratamiento (generalmente de 7 a 14 días). 

Puede consultar mensualmente para las inyecciones

Tabla adaptada con permiso de Coffa y Snyder, 2019. Fuente de las formulaciones: Kampman, K. et al. La Guía de práctica nacional de la ASAM (Sociedad Estadounidense de Medicina de la Adicción) para el uso de medicamentos en el tratamiento de la adicción que implica el uso de opiáceos (2015). Fuente para el tratamiento de pacientes embarazadas: Coffa y Snyder, 2019.

Preguntas para su médico

  • ¿Para qué dolor se prescribe este opioide?
  • ¿Mi dolor debería desaparecer por completo con este opioide?
  • ¿Cuánto tiempo es seguro tomar este opioide?
  • ¿Qué señales de advertencia debo buscar mientras tomo este opioide?
  • ¿Qué debo hacer si accidentalmente tomo demasiado de este opioide?
  • ¿Necesito obtener naloxona? Si es así, ¿dónde puedo conseguirlo?

El apoyo financiero para este material ha sido proporcionado por Indivior Inc. a la Academia Estadounidense de Médicos de Familia.

Anuncio