Selección de alimentos saludables de comidas rápidas

Selección de alimentos saludables de comidas rápidas

Comer en restaurantes de comida rápida puede ser tentador. Por facilidad y comodidad -por no hablar de precio- la comida rápida es difícil de superar. Y cuando uno está constantemente corriendo, la comida rápida es lo más fácil de tomar y llevar.

Pero la comida rápida casi siempre tiene altos valores en calorías, grasa, azúcar y sal. Ejemplo concreto: Si usted come una hamburguesa doble, papas fritas y un batido, habrá comido:

  • Cerca de 2.000 calorías. Esto es más o menos la cantidad total de calorías que usted debe comer en todo un día.
  • El equivalente a un día de grasas saturadas.
  • Más sodio del que se recomienda para todo el día..

Y mientras algunas ciudades han prohibido el uso de aceites vegetales hidrogenados para freír, algunos restaurantes de comida rápida todavía los utilizan. Estos son los tipos de aceites que contienen grasas trans. Y las grasas trans aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas.

Camino a una mejor salud

Así, “comida rápida saludable” suena como una contradicción. Pero eso no tiene por qué ser así. Hay maneras de comer en los restaurantes de comida rápida y aún así seguir un plan de alimentación saludable. Aquí hay algunas cosas en que pensar.

Limitar sus visitas a los lugares de comida rápida. Comer en un restaurante de comida rápida debe ser un permitido. Si usted piensa de esa manera, podrá disfrutar más cuando vaya. Y las decisiones que tome no importarán tanto. Una vez a la semana es suficiente.

Planificar por adelantado. La mayoría de las personas entra rápidamente en restaurantes de comida rápida cuando van caminando. Tómese unos minutos antes de entrar para decidir lo que va a pedir. Y aténgase a ello.

Sepa lo que está comiendo. Muchos restaurantes indican ahora tanto las calorías como la cantidad de grasa y sal en sus productos. Si la información no se publica, pida a un empleado una copia de la información nutricional.

Diga no a los extra grandes.. Elija el tamaño más pequeño cuando pida un combo. Pagar unos centavos más para aumentar el tamaño de su comida puede parecer muy bueno. Pero estará añadiendo una gran cantidad de grasa, calorías y sal. Y es probable que coma más de lo que desea. Un hecho interesante: Cuando se le sirve más comida, la gente come más – incluso si no lo necesitan.

Elegir lugares con opciones de menú. Muchos restaurantes de comida rápida ahora ofrecen ensaladas, sopas y verduras. No destruya su ensalada añadiendo elementos de alto contenido graso. Deje pasar los aderezos cremosos, los trocitos de tocino y el queso rallado. Elija verduras, patatas al horno (¡saltee la crema agria!), o fruta y yogur para acompañar en lugar de papas fritas. Y comience su comida con una sopa a base de caldo. Comerá menos durante la comida.

Se irá dejando comida en el plato. El viejo dicho “Tienes que terminar todo lo que hay en tu plato” ya no se aplica. Cuando esté satisfecho -no necesariamente lleno -puede dejar de comer. Pida una bolsa para las sobras. O comparta una comida con un amigo.

Reconsidere sus bebidas. Las bebidas dulces y azucaradas son bombas calóricas. Es fácil beber cientos de calorías sin darse cuenta. Una gaseosa de 20 onzas, por ejemplo, tiene aproximadamente 230 calorías. El ponche de fruta del mismo tamaño tiene inclusive más de 320 calorías. Saltee las bebidas endulzadas y opte por el agua o la soda.

Cuestiones a considerar

Hay una serie de opciones cuando se trata de comida rápida. Aquí es lo que debe buscar -y lo que tiene que dejar pasar- cuando come en una cadena de comida rápida.

Cadenas chinas

Pida: Carne asada, al vapor o salteados de carne magra o verduras, edamame, ensalada de pepino, sopa agria y picante o sopa wonton, té, salsa de soja baja en sodio.

Aléjese de: Cualquier cosa frita o crujiente, tempura, salsa de maní, salsa agridulce y salsa de soja normal.

Cadenas italianas

Pida: Pizza de masa fina con menos queso y más verduras, entremeses con verduras, pastas (trigo entero, si es posible) con salsa de tomate y verduras, carnes magras a la parrilla, sopa a base de tomate.

Aléjese de: Pizzas de corteza gruesa o mantequilla, queso extra, pizzas para amantes de la carne, pan de ajo, antipasto con carne, lasaña de carne, bastones de mozzarella, crema o salsas a base de mantequilla.

Cadenas de sándwiches

Pida: Carnes magras, de tamaño regular o pequeño (como carne de vaca, pechuga de pollo, jamón sin grasa), panes integrales, verduras, mostaza.

Aléjese de: Carnes grasas, ensalada de atún, tocino, albóndigas, queso, mayonesa, pan blanco, croissants, galletas.

Cadenas mexicanas

Pida: Carnes magras a la parrilla, pescado o camarones, tacos livianos, frijoles negros, burritos vegetarianos.

Aléjese de: Burritos crujientes, frijoles refritos, crema agria, queso extra, papas fritas.

Cadenas de hamburguesas

Pida: Hamburguesas simple a la parrilla, al horno, asadas o asada a la parrilla, pollo a la parrilla, hamburguesa vegetariana, ensaladas verdes, lechuga extra, tomates y cebollas, papas al horno, postre helado de yogur, mostaza.

Aléjese de: Queso extra, mayonesa, salsas especiales, papas fritas,carne o pescado frito o empanado, tocino, aderezos pesados, batidos, bocados o trozos de pollo, aros de cebolla.

Cadenas de pollo frito

Pida: Pechuga de pollo sin piel y sin empanado, sándwich de pollo honey bbq a la parrilla, ensalada verde, patatas al horno.

Aléjese de: Pollo frito, original o extra-crujiente, alas de pollo teriyaki o pollo popcorn, ensalada Caesar, “tazón” de pollo y galleta, jugo de carne y salsas extra, patatas fritas, aros de cebolla.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Si la comida rápida es mi única opción, ¿qué recomienda que pida?
  • ¿Estoy en riesgo ante algo que signifique que debería controlar mi consumo de grasas trans?