Obesidad | Tratamiento quirúrgico para la obesidad

Obesidad | Tratamiento quirúrgico para la obesidad

La cirugía para la pérdida de peso (cirugía bariátrica) implica reducir quirúrgicamente el tamaño de su estómago para que su cuerpo absorba menos de los alimentos que come. Los tipos más comunes de cirugía bariátrica incluyen bandas gástricas ajustables por vía laparoscópica (también llamadas LAP-BAND), bypass gástrico, gastrectomía en manga y desviación biliopancreática. Muchos de estos procedimientos son cirugías laparoscópicas, también conocidas como cirugías mínimamente invasivas. Esto significa que se realizan a través de pequeñas incisiones utilizando un laparoscopio (un tubo pequeño y delgado con una cámara en la punta que se usa para ver el interior de su cuerpo). Las cirugías laparoscópicas implican menos dolor y un tiempo de recuperación más rápido que las cirugías más invasivas.

La cirugía bariátrica no es para todos los que tienen sobrepeso o incluso son obesos. Antes de que pueda cumplir con los requisitos para la pérdida de peso de forma quirúrgica, debe tener afecciones de salud relacionadas con su obesidad. Por ejemplo, también debe haber sido diagnosticado con apnea del sueño, enfermedad cardíaca, diabetes o presión arterial alta.

¿Qué es la obesidad?

Mantener un peso corporal saludable es una de las mejores maneras de evitar problemas de salud relacionados con el peso, como la diabetes tipo 2 o las enfermedades cardíacas. Pero, ¿qué es exactamente un peso corporal saludable? La medición basada en su altura y peso se denomina índice de masa corporal o IMC. Se considera que es una mejor medida del riesgo para la salud que tan solo su peso en libras. De hecho, los términos médicos “sobrepeso” y “obesidad” se basan en valores del IMC. Un IMC de entre 25 y 30 se define como sobrepeso. Un IMC de 30 o más se considera obesidad. Cuanto mayor sea su IMC, mayor será su riesgo de desarrollar una enfermedad relacionada con el peso. Las calculadoras en línea pueden ayudarle a calcular su IMC.

Camino hacia una mejor salud

Si desea bajar de peso, lo primero que debe hacer es hablar con su médico de cabecera. Su médico lo ayudará a desarrollar un plan de alimentación y ejercicio saludable. Este plan puede ayudarle a perder peso, mejorar su aptitud física y disminuir las posibilidades de desarrollar enfermedades del corazón, presión arterial alta o diabetes tipo 2. Sin embargo, en casos graves, la dieta y el ejercicio solos pueden no ser suficientes para ayudarle a bajar de peso. Si usted tiene un IMC de más de 40 o problemas de salud graves relacionados con el peso, su médico podría hablar con usted acerca de si puede ser candidato para una cirugía de pérdida de peso.

¿Qué es la cirugía bariátrica?

La cirugía para adelgazar (también llamada cirugía bariátrica) puede ayudarlo a perder grandes cantidades de peso si usted es obeso. La cirugía de pérdida de peso es más exitosa cuando se usa como parte de un cambio de estilo de vida saludable a largo plazo, incluyendo la dieta y el ejercicio. Después de la cirugía, la pérdida de peso es a menudo rápida y luego comienza a disminuir en los dos años siguientes. La pérdida de peso se puede mantener durante muchos años después de la cirugía.

¿Cuáles son los diferentes tipos de cirugía de pérdida de peso?

Hay varios tipos diferentes de cirugía de pérdida de peso. La cirugía reducirá la cantidad de alimentos que usted puede comer, reducirá la cantidad de alimento que su cuerpo puede absorber o ambos.

Una cirugía de pérdida de peso que funciona por medio de la restricción de la cantidad de comida que se puede comer se llama banda gástrica ajustable por vía laparoscópica (o LAP-BAND). En esta cirugía, su médico hará varias pequeñas incisiones en su abdomen (vientre inferior). En una incisión, se inserta un laparoscopio. Su médico le colocará una banda, como un cinturón, alrededor de su estómago, separándolo en dos bolsas.

Hay un pequeño pasaje entre las dos bolsas. La comida que usted ingiere pasa lentamente a través de este pequeño pasaje en su camino hacia el intestino. Hay un tubo unido a la banda, y en el extremo del tubo hay una abertura, o un punto de acceso, que se deja justo debajo de la piel. Este punto de acceso le permite al médico ajustar la tensión de la banda mediante la inyección de solución salina (agua salada) en el tubo. Apretar más la banda hará que el pasaje sea más pequeño, lo que hace que la bolsa superior se llene más rápido. Esto hará que se sienta lleno más rápido.

Otras cirugías comunes de pérdida de peso funcionan al reducir la cantidad de alimento que su cuerpo puede absorber.

  • Cirugía de bypass gástrico. Durante esta cirugía, el médico hará una pequeña bolsa en la parte superior de su estómago. Esto reduce la cantidad de comida que puede comer antes de sentirse lleno. La conexión con su intestino delgado se mueve entonces desde la parte inferior del estómago a la nueva bolsa. Cuando come, el alimento que ingiere entra en la nueva bolsa y luego en el intestino delgado, “eludiendo” su estómago y la parte superior de su intestino delgado, donde generalmente se produce la absorción.
  • Gastrectomía en manga. Este procedimiento reduce el tamaño de su estómago de forma permanente. La “manga”, o estructura similar a un tubo, que queda es de aproximadamente un 15% del tamaño original de su estómago. Se realiza por vía laparoscópica.
  • Derivación biliopancreática con cruce duodenal. Durante esta cirugía, el médico retirará la mayor parte de su estómago. Este tipo de cirugía se utiliza raramente debido a los posibles efectos secundarios, los cuales incluyen no poder absorber todas las vitaminas y nutrientes que su cuerpo necesita. Si usted tiene este tipo de cirugía, su médico supervisará de cerca su progreso para asegurarse de que está recibiendo todos los nutrientes que su cuerpo necesita.

Si usted está interesado en una cirugía de pérdida de peso, consulte a su médico. Él o ella pueden explicarle los diferentes procedimientos, decidir si usted es un buen candidato para la cirugía y decidir qué procedimiento sería la mejor opción para usted.

¿Qué pasará después de la cirugía?

Puede experimentar algún dolor o malestar después de la cirugía. Esto es normal. Su médico le recetará medicamentos para el dolor para mantenerlo cómodo. Su médico también le prescribirá una dieta líquida durante las primeras dos semanas después de la cirugía. Él o ella le dirá cuánto líquido debe beber durante el día. Después de terminar con la dieta líquida, usted pasará a una dieta de alimentos suaves durante dos semanas. Cuatro semanas después de la cirugía, es probable que pueda volver a comer alimentos sólidos. Deberá recordar que sus hábitos alimenticios tendrán que ajustarse después de la cirugía. Tendrá que comer porciones más pequeñas, tomar bocados pequeños y masticar la comida por completo. A su vez, debe evitar los alimentos altos en grasa y azúcar.

Su médico también querrá que usted salga de la cama y comience a caminar el día después de su cirugía. Caminar y hacer ejercicios de piernas le ayudarán a evitar el desarrollo de coágulos de sangre en las piernas. Trate de no permanecer en la cama durante largos períodos de tiempo. Usted debería poder reanudar sus actividades diarias normales un día después de la cirugía. Tomará algunas semanas antes de que pueda reanudar el ejercicio o cualquier tipo de actividad extenuante. Su médico le dirá cuándo podrá reanudar ese tipo de actividades.

Después de su cirugía, usted tendrá citas frecuentes con su médico. Verá a su médico cada 4 a 6 semanas durante los primeros meses después de la cirugía. En este momento perderá peso con rapidez, por lo que su médico querrá controlar su progreso y asegurarse de que usted está bien. Una vez que su pérdida de peso se desacelera, verá a su médico cada 6 a 12 meses. En estas citas, discutirá sus planes de dieta y de ejercicio y el médico registrará su progreso. También puede hacerle análisis de sangre.

¿Qué cambios debo hacer después de la cirugía?

La pérdida de peso es tan solo la mitad de la batalla. Mantener el peso requerirá realizar cambios saludables permanentes en su estilo de vida. Además de una dieta saludable que pueda seguir y un programa de ejercicio que disfrute, usted necesitará apoyo. Encontrar apoyo en sus amigos, familiares o un grupo de apoyo será la clave para un plan de pérdida de peso exitoso. Su médico probablemente le recetará un suplemento vitamínico regular en el caso de que su cirugía le impidiera absorber las vitaminas de los alimentos. Asegúrese de seguir tomándolo para evitar deficiencias de vitaminas.

Cómo ponerse activo

Los cambios en el estilo de vida no tienen que ser drásticos para ser efectivos. Medidas simples aplicadas todos los días pueden hacer una diferencia significativa en el tiempo. Algunos ejemplos incluyen:

  • Aumente su actividad física actual añadiendo 10 minutos al día o aumente la intensidad de baja a moderada. Limite el tiempo que pasa en línea, viendo televisión y jugando videojuegos a menos de dos horas al día.
  • Use las escaleras en lugar del elevador.
  • Estacione su vehículo en el extremo del estacionamiento y camine a su destino, en lugar de estacionar lo más cerca posible. También puede bajar del autobús una parada antes y caminar el resto del camino.
  • Realice más tareas domésticas (como limpiar, aspirar o eliminar malezas).
  • Camine o corra con el perro y/o los niños.
  • Tome vacaciones “activas”—haga senderismo o ande en bicicleta.
  • Compre un podómetro o un rastreador de actividades, para medir cuántos pasos da cada día. Aumente gradualmente su número de pasos diarios. (Los podómetros se pueden comprar en tiendas de artículos deportivos.)

Casi todo el mundo puede beneficiarse si reduce la cantidad de grasa no saludable. Si actualmente come mucha grasa, intente realizar solo uno o dos de los siguientes cambios, o los cambios sugeridos en nuestra lista de elecciones de alimentos más saludables:

  • En lugar de freír la carne, cocínela en el horno, a la parrilla o asada. Antes de consumir pollo o pavo, quíteles la piel. Ingiera pescado al menos una vez a la semana.
  • Deje de consumir alimentos con demasiada grasa, como la mantequilla o la margarina que se le pone al pan, la crema agria que se le agrega a las papas al horno y los aderezos para ensaladas. Use versiones de estos condimentos que sean bajas en grasa o no contengan grasa.
  • Consuma muchas frutas y verduras para acompañar sus comidas y como bocadillos.
  • Al comer fuera de su casa, tenga cuidado con las grasas “ocultas” (como las de los aderezos para ensaladas y postres) y con los tamaños grandes de las porciones.
  • Lea las etiquetas de información nutricional de los alimentos antes de comprarlos. Si necesita ayuda para leer las etiquetas, consulte a su médico o su dietista.
  • Tome bebidas bajas en calorías o sin calorías, tales como agua, té sin azúcar y refrescos dietéticos. Las bebidas endulzadas con azúcar, como jugos de frutas, bebidas de frutas, refrescos regulares, bebidas deportivas, bebidas energéticas, leche azucarada o saborizada y té helado endulzado pueden añadir grandes cantidades de azúcar y calorías a la dieta.

 Aspectos a tener en cuenta

Usted puede pensar que la cirugía de pérdida de peso es una solución rápida. Debe saber que cualquier tipo de cirugía implica un riesgo. Los riesgos pueden incluir infección y sangrado. También podría sufrir complicaciones después de la cirugía. Algunas complicaciones incluyen obstrucción intestinal, filtrado, vómitos y diarrea.

Cuándo consultar al médico

Después de la cirugía, se le pedirá que visite a su médico cada pocas semanas para que pueda controlar su progreso. Usted puede abordar la mayoría de sus preocupaciones en ese momento. No tenga vergüenza de hacer preguntas o decirle a su médico exactamente cómo se siente. Sea honesto acerca de la frecuencia con que va al baño (probablemente mucho más a menudo) e incluso sobre su estado de ánimo. Es común tener sentimientos encontrados acerca de su pérdida de peso e incluso sentirse deprimido. Hable con su médico.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Soy un candidato para la cirugía de pérdida de peso?
  • ¿Hay un límite de edad para la cirugía de pérdida de peso?
  • ¿Pagará mi seguro por una cirugía para bajar de peso?
  • ¿Cuán grandes son las cicatrices de la cirugía?
  • ¿Qué tan rápido puedo esperar perder peso después de la cirugía?
  • ¿Puedo comer lo que quiera (en pequeñas cantidades) después de la cirugía?