Anuncio

Obesidad

Última actualización octubre 2022 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Kyle Bradford Jones

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es cuando pesa más de lo que se considera saludable para su edad, sexo y altura. Cuando es obeso, el cuerpo tiene más células (grasas) y estas son más grandes de lo normal. La obesidad puede ocurrir a cualquier edad. Mantener un peso corporal saludable es una de las mejores maneras de evitar problemas de salud relacionados con el peso, como la diabetes tipo 2 o la enfermedad cardíaca.

Síntomas de la obesidad

Los síntomas comunes de la obesidad incluyen dificultad para respirar, aumento de la sudoración, ronquidos e incapacidad para participar plenamente en la actividad física. Es una afección que conduce a otros problemas de salud graves. Cada uno de esos problemas de salud tiene su propio conjunto de síntomas.

¿Qué causa la obesidad?

La obesidad a menudo es causada por ingerir más calorías de las que quema. Las calorías son la cantidad de energía en los alimentos que consume. Algunos alimentos tienen más calorías que otros. Por ejemplo, los alimentos con alto contenido de grasa y azúcar también tienen muchas calorías. Si consume más calorías de las que usa su cuerpo, las calorías adicionales se almacenan como grasa corporal. Tener demasiada grasa corporal lleva a la obesidad.

También es importante tener en cuenta que su cuerpo maneja las calorías de diferentes alimentos de diferentes maneras. Las calorías de los alimentos azucarados tienen más probabilidades de provocar obesidad que la misma cantidad de calorías saludables.

Otras causas que contribuyen a la obesidad incluyen:

  • Edad
  • Genética (la obesidad puede ser hereditaria)
  • Malos hábitos de sueño
  • Embarazo
  • Dejar de fumar
  • Estrés

Algunas investigaciones sugieren un vínculo entre el medioambiente/entorno y la obesidad. Estos pueden incluir:

  • Disponibilidad de alimentos seguros y saludables
  • Disponibilidad de opciones de ejercicio
  • Limpieza del espacio habitable y del vecindario
  • Vida doméstica segura
  • Acceso a la atención médica

Algunos medicamentos y afecciones médicas pueden dificultar el mantenimiento de un peso corporal saludable o la pérdida de peso. Los medicamentos incluyen:

  • Antihistamínicos, alfabloqueantes (administrados para alergias)
  • Betabloqueantes, metildopa (administrados para la presión arterial alta)
  • Insulina, sulfonilureas (administradas para la diabetes)
  • Litio (administrado para enfermedades maníaco-depresivas)
  • Neurolépticos (administrados para la esquizofrenia)
  • Progestinas (administradas para la endometriosis)
  • Antidepresivos tricíclicos (administrados para la depresión)
  • Valproato (administrado para la epilepsia)

Las afecciones médicas que pueden afectar su peso incluyen:

  • Trastornos hormonales
    • Síndrome de ovario poliquístico
    • Enfermedad de Cushing
    • Diabetes
    • Hipotiroidismo
  • Enfermedades cardiovasculares
    • Insuficiencia cardíaca congestiva
    • Miocardiopatía hipertrófica idiopática (enfermedad del músculo cardíaco)
    • Trastornos de las válvulas cardíacas
  • Trastornos del sueño
    • Apnea del sueño
    • Síndrome de resistencia de las vías respiratorias superiores (bloqueo de las vías respiratorias durante el sueño)
  • Desórdenes alimentarios
    • Bulimia
    • Síndrome de ansiedad por carbohidratos

Hable con su médico si cree que tiene o ha tenido alguna de las afecciones anteriores o si toma los medicamentos mencionados anteriormente. En algunos casos, los tratamientos específicos para su afección médica o un cambio en los medicamentos pueden marcar una diferencia en sus esfuerzos por controlar su peso.

¿Cómo se diagnostica la obesidad?

Una persona puede determinar si es obesa conociendo su índice de masa corporal (IMC). Esto calcula su peso evaluando su edad, sexo y altura. Un IMC de entre 25 y 30 se define como sobrepeso. Un IMC de 30 o más se considera obesidad. Puede verificar su IMC con una calculadora de IMC en línea. Simplemente complete la información de perfil que requiere la calculadora (edad, sexo, peso y altura).

Otro signo de obesidad es la medida de su cintura (vientre). Una distribución poco saludable de la grasa corporal alrededor de la cintura está relacionada con una serie de problemas de salud. Puede medir su cintura envolviendo una cinta métrica alrededor de su cintura (cerca de su ombligo). Para las mujeres, su cintura no debe medir más de 35 pulgadas (89 cm). Para los hombres, ese número es de 40 pulgadas (101 cm).

Si cree que puede ser obeso, consulte a su médico. Le hablará sobre sus hábitos alimentarios y de ejercicio, sus antecedentes familiares y su salud en general. Además, puede decirle cuál sería el peso corporal saludable para usted.

¿Se puede prevenir o evitar la obesidad?

En muchos casos, puede evitar la obesidad si sigue una dieta saludable y hace ejercicio con regularidad. Sin embargo, desafortunadamente, no puede controlar algunos factores de riesgo, como su edad y antecedentes familiares. Si sus hábitos de sueño contribuyen a su obesidad, hable con su médico. Si le preocupa subir de peso si deja de fumar, hable con su médico sobre sus opciones. Del mismo modo, hable con su médico sobre otras afecciones de salud, su acceso a alimentos y ejercicios saludables o medicamentos que pueden hacerle aumentar de peso.

Tratamiento de la obesidad

La obesidad se trata bajando de peso y no recuperándolo. Su objetivo es reducir su IMC a lo que sea apropiado para su edad, sexo y altura. Pero la pérdida de peso es lo que la mayoría de la gente encuentra difícil. Algunos pueden hacerlo mediante una alimentación saludable y ejercicio, algunos pueden necesitar cambiar sus medicamentos y algunos pueden requerir cirugía.

Su médico puede ayudarlo a decidir qué necesita y qué funciona mejor para sus circunstancias. Comience pequeño pasos y establezca metas realistas. Incluso perder el 10% de su peso actual puede tener importantes beneficios para la salud. Los pequeños cambios pueden hacer una gran diferencia en su salud. Su médico puede ofrecer sugerencias prácticas que no requieran una modificación completa de su forma de vida actual. En algunos casos, su médico puede derivarlo a un especialista en nutrición. Probablemente sea a un dietista registrado. Esta persona puede brindar asesoramiento en profundidad sobre la elección de alimentos.

Sin embargo, en casos extremos, la dieta y el ejercicio por sí solos puede que no sean suficientes para ayudarlo a perder peso. Su médico puede hablar con usted sobre los medicamentos recetados para bajar de peso. Estos medicamentos solo son útiles cuando se usan junto con una alimentación saludable y ejercicio.

Su médico también puede hablar con usted sobre si podría ser candidato para una cirugía para bajar de peso. Esta cirugía (cirugía bariátrica) puede ayudarle a perder grandes cantidades de peso si tiene obesidad. Al igual que con los medicamentos recetados, la cirugía para bajar de peso tiene más éxito cuando se usa como parte de un estilo de vida saludable a largo plazo, que incluye dieta y ejercicio. Algunas de las cirugías para bajar de peso más comunes incluyen:

  • Cirugía de derivación gástrica.Durante esta cirugía, su médico formará una pequeña bolsa en la parte superior del estómago. Su intestino delgado se traslada de la parte inferior del estómago a la nueva bolsa. Cuando come, la comida que ingiere entra en la nueva bolsa y luego en el intestino delgado, sin “pasar por” el estómago.
  • Banda gástrica ajustable laparoscópica (también llamada banda de regazo). En esta cirugía, su médico colocará una banda, como un cinturón, alrededor del estómago. Divide el estómago en dos bolsas separadas. Hay un pequeño conducto entre las dos bolsas.
  • Derivación biliopancreática con cruce duodenal (también llamada gastrectomía). Durante esta cirugía, su médico le extraerá la mayor parte del estómago. Los posibles efectos secundarios incluyen no poder absorber todas las vitaminas y nutrientes que el cuerpo necesita. Su médico controlará de cerca su progreso después de esta cirugía.
  • Manga gástrica.En esta cirugía, se extirpa parte de su estómago, creando menos espacio para la comida.

Su médico puede explicarle los diferentes procedimientos, riesgos, decidir si es un buen candidato para la cirugía y decidir el procedimiento que sería lo mejor para usted.

Los expertos creen que no debería intentar perder más de 2 libras por semana. Perder más de 2 libras en una semana generalmente significa que está perdiendo peso de agua y músculo magro en lugar de perder el exceso de grasa. Si hace esto, tendrá menos energía. Y lo más probable es que recupere el peso.

Perder peso es la mitad de la batalla. Mantener el peso requiere cambios permanentes en su estilo de vida. Estos incluyen una dieta saludable y ejercicio regular. El apoyo de sus amigos, familiares o grupo de apoyo puede ayudar.

Vivir con obesidad

Si es obeso, esfuércese por alcanzar un peso saludable porque vivir con obesidad puede ser difícil. Probablemente signifique vivir con problemas de salud graves, que incluyen:

  • Artritis
  • Cáncer
  • Enfermedad de las arterias coronarias
  • Depresión
  • Enfermedad de la vesícula biliar
  • Problemas ginecológicos, como infertilidad
  • Presión arterial alta
  • Colesterol alto
  • Síndrome metabólico
  • Accidente cerebrovascular
  • Diabetes tipo 2

Preguntas para hacerle a su médico

  • He intentado todo para bajar de peso. ¿Por qué no funciona?
  • ¿Cuáles son algunas opciones asequibles de alimentos saludables?
  • ¿Dónde puedo encontrar recetas saludables?
  • ¿Qué puedo hacer para superar mis antecedentes familiares de obesidad?
  • ¿Qué puedo hacer para prevenir la obesidad en mis hijos?
  • ¿La cirugía de pérdida de peso es adecuada para mí? ¿Es riesgosa?

Anuncio