¿No está seguro de la vacuna contra el COVID-19? Hable con su médico de familia

Notas del médico

Lea historias de médicos de familias reales.

por Dr. Jennifer Hanna

Sobre el Autor
Dr. Jennifer Hanna
Jennifer M. Hanna, DO, es una médica de familia que ejerce en la clínica ambulatoria de medicina familiar y en la clínica para residentes del Hospital Ascension Macomb-Oakland en Warren, Michigan. También enseña a estudiantes de medicina y capacita a los residentes como médica facultativa central en el Departamento de Medicina Familiar.

Para los médicos de familia, hablar sobre la importancia de vacunarse no es algo nuevo. Hemos estado asesorando a nuestros pacientes sobre las vacunas recomendadas durante años. Se recomienda una variedad de vacunas para bebés, niños, adolescentes y adultos. Los médicos de familia hablan sobre las vacunas con pacientes de todas las edades. Esto incluye nuevos padres y pacientes en grupos etarios específicos. También incluye viajeros internacionales y pacientes diagnosticados con ciertas afecciones de salud.

Recientemente, tuve el placer de atender a una adulta mayor llamada Lisa (no es su nombre real). Me dijo que le preocupaba recibir la vacuna contra el COVID-19. Cuando un paciente comparte una inquietud conmigo, generalmente no es un pensamiento nuevo que acaba de tener ese día. A menudo lo han estado pensando durante un tiempo, y esperan una oportunidad para hablar conmigo. Algunos pacientes incluso escriben sus preocupaciones y hacen una lista de preguntas que quieren hacerme. Es un privilegio ser una fuente confiable de información médica y consejos para mis pacientes.

Para mí es muy importante entender las preocupaciones de mis pacientes. Quiero saber en qué están pensando. No quiero imponerles opiniones, información o suposiciones. Mi objetivo es brindar educación imparcial y basada en evidencia. Eso es lo que hacemos los médicos de familia a diario. Empoderamos a los pacientes para que tomen buenas decisiones sobre su salud.

Le pregunté a Lisa qué preocupaciones tenía sobre la vacuna contra el COVID-19. Me dijo que parecía que todos los que conoce tienen una opinión diferente sobre la vacuna. Algunos de sus amigos y familiares se apresuraron a conseguirla tan pronto como estuvo disponible. Otros no estaban seguros de querer vacunarse. La incertidumbre hizo que Lisa se sintiera preocupada. Pero también le preocupaba contraer COVID-19. Ella no quería tener una infección grave ni contagiarla a las personas que la rodeaban. Me dijo que varias personas de su familia habían tenido COVID-19 durante la pandemia. Algunos se han recuperado o solo han tenido síntomas leves. Lamentablemente, algunos murieron.

Lisa compartió que siempre ha habido desconfianza en las vacunas dentro de su comunidad. Parte de esta desconfianza se basa en eventos históricos, y parte proviene de las experiencias personales de estos individuos. La escuché atentamente y le dije que podía entender por qué podría sentirse insegura acerca de recibir una nueva vacuna. Le dije que recomiendo encarecidamente que mis pacientes reciban la vacuna contra el COVID-19 porque, según los datos, tengo la certeza de que es segura y eficaz. Creo que vacunarnos es una forma importante de protegernos a nosotros mismos, a nuestros seres queridos y a nuestras comunidades.

Mientras Lisa y yo hablábamos, me quedó claro que ella quería conocer la información. La información errónea sobre la vacuna contra el COVID-19 está muy extendida. Puede ser difícil saber qué es verdad y qué no. Entonces, hablamos de todas las inquietudes que me planteó. Compartí evidencia para corregir algunos mitos sobre vacunas que ella había escuchado. Por ejemplo, le expliqué que los síntomas leves que algunas personas tienen durante uno o dos días después de recibir la vacuna contra el COVID-19 son comunes con todas las vacunas. Son solo una señal de que el cuerpo está respondiendo a la vacuna. Los efectos secundarios graves son poco frecuentes. También le aseguré a Lisa que la vacuna contra el COVID-19 es gratis. Se alegró de tener información confiable para ayudarla a tomar una decisión sobre la vacunación. La insté a que se pusiera en contacto conmigo si tenía alguna otra pregunta sobre la vacuna contra el COVID-19 o cómo podía vacunarse.

CONSEJO RÁPIDO

Si tiene preguntas o inquietudes sobre las vacunas recomendadas para usted y su familia, hable con su médico de familia. Se está difundiendo tanta incertidumbre y confusión sobre las vacunas, especialmente sobre la vacuna contra el COVID-19. Es vital tener una fuente confiable de información médica precisa. Si no tiene un médico de familia, ahora es un buen momento para encontrar uno.