Testículos no descendidos

Descripción general

¿Qué es un testículo no descendido?

Los testículos son parte del cuerpo masculino. Producen las hormonas masculinas y los espermatozoides. Por lo general, ambos testículos están dentro del escroto. Mientras los bebés de sexo masculino aún están en crecimiento dentro del útero, sus testículos están dentro del abdomen. Los testículos, por lo general, bajan al escroto justo antes o justo después del nacimiento. Un testículo no descendido es uno que no ha bajado al escroto.

Los testículos no descendidos son comunes en los bebés de sexo masculino. Hasta el 30% de los niños que nacen en forma prematura y del 3% al 5% de los niños que nacen a término tienen, al menos, un testículo no descendido. Si su bebé recién nacido tiene un testículo no descendido, por lo general, este bajará por sí solo en los primeros meses de vida. Si esto no sucede después de 3 ó 4 meses, es posible que deba tratarse con un médico.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo sabré si mi bebé tiene un testículo no descendido?

Su médico puede saber si su bebé tiene un testículo no descendido examinando el escroto del bebé. Si su médico no puede palpar el testículo dentro del escroto, esto se llama testículo "no palpable". Un testículo no palpable podría estar dentro del abdomen, ser demasiado pequeño para ser percibido o ni siquiera estar allí. Es importante averiguar cuál es el motivo. Es posible que su médico realice una radiografía o una ecografía para localizar un testículo no descendido.

Tratamiento

¿Por qué debe tratarse un testículo no descendido?

Hay varios motivos por los que tratar un testículo no descendido. En primer lugar, es posible que los testículos no descendidos no produzcan espermatozoides. Los testículos están en el escroto porque la temperatura allí es menor que dentro del cuerpo. Una menor temperatura ayuda a que los testículos produzcan espermatozoides. La capacidad de un hombre de producir espermatozoides puede perderse durante los primeros años de la infancia si el testículo no desciende al escroto. Un bebé varón con un testículo no descendido puede empezar a perder la capacidad de producir espermatozoides para los 12 meses de vida. Hacer que el testículo descienda al escroto en una etapa temprana de la vida puede ayudarlo a tener más probabilidades de tener hijos cuando crezca.

En segundo lugar, un testículo no descendido tiene más probabilidades de desarrollar un tumor. El cáncer de testículo afecta a uno de cada 2,000 hombres con testículos no descendidos. Esta tasa de cáncer de testículo es más alta que la tasa en hombres cuyos testículos han descendido naturalmente. Cuando el testículo está dentro del escroto, un hombre puede palpar sus testículos con facilidad para determinar si tiene un tumor, o su médico puede examinarlo. De esta manera, cualquier tumor puede detectarse temprano, cuando el cáncer es más fácil de curar.

¿Cómo se trata un testículo no descendido?

El tratamiento par un testículo no descendido depende del lugar en que se encuentre. Los bebés que tienen un testículo que puede ser palpado en la ingle (el área en que el muslo se une al cuerpo) a menudo se someten a una operación que se llama orquidopexia. Los bebés a quienes se realiza esta operación, por lo general, regresan al hogar el mismo día. La operación se realiza mediante una incisión pequeña en la ingle. La mayoría de los bebés mejoran con mucha rapidez.

Otro tratamiento es una hormona que se llama gonadotropina coriónica humana (hCG, por sus siglas en inglés). Su médico podría aplicarle una inyección de hCG a su hijo. La hCG ayuda a los testículos a producir hormonas masculinas. Un nivel más alto de hormonas masculinas podría hacer que el testículo descienda al escroto.

Si usted es un adulto con un testículo no descendido, mover el testículo al escroto probablemente no mejorará su capacidad para producir espermatozoides. Por este motivo, en hombres adultos, los testículos no descendidos por lo general simplemente se extraen. Si usted es un hombre mayor con un testículo no descendido, su médico puede ayudarlo a decidir qué hacer.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para mi bebé?

  • ¿Debemos esperar para tratar a mi bebé?

  • ¿Tiene el tratamiento algún efecto secundario?

  • ¿Cuánto dura el período de recuperación después de la cirugía?

  • ¿Tendrá mi bebé algún problema en el futuro si recibe tratamiento?

  • ¿Tendrá mi bebé un riesgo más alto de tener cáncer de testículo?

  • Si se me extrae un testículo, ¿de todos modos podré producir espermatozoides?

Las Citas

  • The Undescended Testicle: Diagnosis and Management by SG Docimo, MD, RI Silver, MD, and W Cromie, MD( 11/01/00, http://www.aafp.org/afp/20001101/2037.html)