Nutrición y salud mental

Probablemente sepa que la comida que consume afecta su cuerpo. Muchos estudios han demostrado la conexión entre sus elecciones de alimentos y la salud general. Comer una dieta nutritiva lo ayuda a mantener un peso corporal saludable y un corazón saludable. También ayuda a reducir el riesgo de desarrollar algunas enfermedades crónicas. La nueva investigación ha demostrado que las elecciones de alimentos también pueden afectar su estado de ánimo y su salud mental. Esto a veces se llama la «conexión entre los alimentos y el estado de ánimo».

El camino hacia una mejor salud

Los estudios sobre la «conexión entre los alimentos y el estado de ánimo» han sido limitados y han mostrado resultados dispares. En algunos estudios, las personas que no llevan una dieta saludable tenían más probabilidades de presentar síntomas de depresión u otros problemas de salud mental. Además, parece haber una relación entre ciertos nutrientes en los alimentos y el bienestar emocional. Estos nutrientes incluyen ácidos grasos omega-3, ácido fólico, vitamina D, magnesio, vitaminas B y triptófano. Todos estos nutrientes se encuentran en alimentos que forman parte de una dieta saludable.

Si desea optar por una nutrición que pueda apoyar su salud mental, concéntrese en sus patrones alimenticios generales.

Las Pautas dietéticas para estadounidenses 2015-2020, publicadas por  el Departamento de Salud y Servicios Humanos y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos indican que una dieta sana y equilibrada debe incluir:

  • Frutas y vegetales.
  • Granos integrales.
  • Productos lácteos bajos en grasa.
  • Proteína magra.
  • Cantidades limitadas de sodio, grasas saturadas y azúcar agregada.

La dieta mediterránea también es considerada una dieta beneficiosa para la salud general y la salud del cerebro. Se enfoca en comer una variedad de alimentos ricos en nutrientes, como pescado, frutas y verduras, frijoles y granos integrales. También limita los alimentos ricos en calorías y bajos en nutrientes.

Por primera vez, el comité que actualiza las pautas dietéticas para estadounidenses consideró el vínculo entre los alimentos y la salud mental al establecer las nuevas pautas. En general, gran parte de la investigación actual demuestra que la nutrición es importante para la salud mental. Una dieta saludable podría ser tan importante para la salud mental como lo es para la salud física.

Aspectos a tener en cuenta

La enfermedad mental es grave. En algunos casos, incluso puede ser mortal. Si tiene problemas de salud mental, hable con su médico de familia. No intente únicamente tratar sus problemas de salud mental realizando cambios en su dieta. Su médico puede ayudarlo a encontrar el tipo correcto de tratamiento y apoyo. También pueden analizar si una mejora de la dieta podría colaborar con su salud mental.

Preguntas para hacerle a su médico

  •  ¿Cómo puedo usar los alimentos y la nutrición para mejorar mi estado de ánimo?
  • ¿Necesito cambiar mis hábitos alimenticios para sentirme mejor?
  • ¿Debo seguir una dieta específica?