Inyecciones de articulaciones o tejidos blandos

Las inyecciones en las articulaciones y tejidos blandos son inyecciones que se administran con una aguja. Se pueden administrar en una articulación, como la rodilla, o en un sitio de tejido blando, como el espacio entre un músculo y un hueso. Las inyecciones pueden ayudar a diagnosticar o tratar muchas afecciones diferentes. Los ejemplos incluyen:

  • bursitis;
  • tendinitis;
  • artritis;
  • osteoartritis;
  • síndrome del túnel carpiano;
  • reumatismo.

La aguja se puede usar para extraer líquido o administrar un medicamento. Los medicamentos antiinflamatorios son los medicamentos más comunes que se administran a través de inyecciones. Estos incluyen corticosteroides y analgésicos, como la lidocaína. Antes de recibir una inyección, es importante que informe a su médico si es alérgico a los esteroides u otros medicamentos.

El camino hacia una mejor salud

Antes de colocar la inyección, su médico probablemente le dará un anestésico local. Esto ayuda a reducir el dolor de la aguja de inyección. Después de la inyección, puede sentir algo de dolor una vez que la anestesia desaparezca. Pregúntele a su médico si puede tomar un analgésico oral. También puede aplicar hielo en la zona de la inyección durante 15 minutos varias veces al día.

Algunas personas necesitan más de una inyección. Su médico le hablará sobre la cantidad que necesita y con qué frecuencia.

Aspectos a tener en cuenta

Las inyecciones tienen posibles efectos secundarios. La hinchazón y la irritación son las más comunes. Se las conoce como un brote posterior a la inyección y pueden durar hasta 48 horas. Los efectos secundarios menos comunes son infecciones, rotura de tendones y daño muscular. Para reducir el riesgo de infección, siga las instrucciones de su médico y mantenga limpia la zona de inyección.

Cuándo consultar con un médico

Llame a su médico de inmediato si tiene alguno de los siguientes:

  • enrojecimiento;
  • calidez en el área
  • dolor continuo;
  • fiebre;
  • reacción anormal.

Preguntas para hacerle al médico

  • ¿Cuáles son los beneficios y riesgos de las inyecciones?
  • ¿Cuántas inyecciones necesito y con qué frecuencia?
  • ¿Qué restricciones tengo después de colocarme una inyección?