Inhalador de dosis medida: cómo usarlo correctamente

Un inhalador de dosis medida es un dispositivo manual, pequeño, lleno de medicamento. Ayuda a llevar una cierta cantidad de medicamento a los pulmones por la boca. Se utiliza comúnmente para tratar dificultades respiratorias relacionadas con el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y otros problemas respiratorios.

Camino hacia un mayor bienestar

Cada inhalador consta de un recipiente pequeño de medicamento conectado a una boquilla. El recipiente está presurizado. A medida que presiona el inhalador hacia abajo, libera el medicamento en forma de rocío. Ese rocío ingresa a los pulmones cuando inhala. Es importante usar el inhalador correctamente. De lo contrario, sus vías respiratorias no recibirán la cantidad correcta de medicamento.

Pasos para utilizar correctamente el inhalador:

  • Retire la tapa y mantenga el inhalador en posición vertical.
  • Agite el inhalador.
  • Incline la cabeza ligeramente hacia atrás y exhale.
  • Si su médico lo recomienda, use un espaciador (una cámara hueca de plástico) para filtrar el medicamento entre el inhalador y su boca. La cámara protege la garganta de la irritación ocasionada por el medicamento. Revise su plan de seguro, ya que no todas las aseguradoras ofrecen cobertura para los separadores.
  • Presione el inhalador hacia abajo para liberar el medicamento a medida que empieza a inhalar lentamente.
  • Inhale poco a poco de 3 a 5 segundos.
  • Aguante la respiración durante 10 segundos para permitir que el medicamento penetre en los pulmones.
  • Repita tantas veces como se le indique. Espere 1 minuto entre inhalaciones para permitir que la segunda dosis penetre mejor en los pulmones.

Estas instrucciones son sólo para un inhalador de dosis medida. Las cápsulas de polvo seco inhalado se utilizan de manera diferente. Para usar un inhalador de polvo seco, cierre la boca con fuerza alrededor de la boquilla del inhalador y respire rápidamente. Hable con su médico si tiene alguna pregunta sobre cómo tomar su medicamento.

Aspectos a tener en cuenta

Es importante hacer un seguimiento de la cantidad de medicamento que usted ha utilizado para que pueda planificar con anterioridad y pueda reemplazar el inhalador antes de que se le acabe la medicación. Muchos inhaladores ahora incluyen un “contador” que realiza un seguimiento de la cantidad de medicamento que queda en el dispositivo. Si el inhalador no lo tiene, usted puede utilizar el siguiente método para averiguar cuándo necesitará una recarga:

  • Si usa su inhalador como medicamento de rescate (cuando le cuesta mucho respirar), pregunte a su médico si le puede dar una receta para 2 inhaladores. Los inhaladores de rescate no se utilizan regularmente, por lo que será difícil planificar una fecha de recarga. Obtenga un nuevo inhalador cuando el primero esté vacío. De esta manera, siempre tendrá suficiente medicamento de rescate a mano cuando más lo necesite.
  • Comience con un nuevo inhalador. Por lo general, la cantidad de dosis disponibles estará impresa en la etiqueta del recipiente. Divida la cantidad de dosis en el recipiente por la cantidad de dosis que toma cada día. El número que obtenga será la cantidad de días que el recipiente debe durar. Por ejemplo, si toma 4 dosis por día de un recipiente de 200 dosis, necesitará un recipiente nuevo cada 50 días.
  • Usando un calendario, cuente dicha cantidad de días para ver cuándo se acabará el medicamento. Para no quedarse sin el medicamento que utiliza todos los días, reponga su receta 1 o 2 días antes de esta fecha.
  • Utilizando un marcador permanente, escriba la fecha de reposición en el recipiente y en su calendario.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué pasa si inhalo demasiadas dosis de una sola vez?
  • Cuando utilizo mi inhalador, mi corazón se acelera. ¿Es seguro?
  • ¿Qué debo hacer si no tengo otro inhalador de rescate y estoy teniendo problemas para respirar?
  • ¿Está bien dejar que otros utilicen mi inhalador?