Polución del aire exterior: posibles efectos en la salud

Polución del aire exterior: posibles efectos en la salud

La contaminación del aire exterior no tiene límites. Es un problema que sucede en la ciudad o en los entornos rurales. La contaminación del aire exterior es una mezcla de gases y partículas tóxicas en el aire que respiramos. La exposición regular puede dañar nuestra salud. Muchas cosas pueden causar una mala calidad del aire. Por ejemplo, en la ciudad, la contaminación del aire es causada por el humo de los coches y autobuses. Esto se conoce como el ozono troposférico (o smog urbano). El ozono troposférico aumenta en las ciudades cuando el aire está quieto, la temperatura es cálida y hay sol. Esta combinación atrapa la contaminación en el aire.

Los aviones también pueden causar la contaminación del aire. Otras cosas, tales como los vehículos de construcción y el humo del tabaco, también pueden causar la contaminación del aire. En las zonas rurales, la contaminación del aire exterior a menudo es causada por el polvo de tractores que están arando los campos, los camiones y coches que transitan por caminos de tierra o grava, las canteras de piedra y el humo proveniente del incendio de bosques y cultivos.

Camino hacia un mayor bienestar

Los cambios en la calidad del aire dependen de varias cosas, entre ellas las condiciones climáticas (sol, lluvia, viento, etc.). Otros factores incluyen el tipo y la cantidad de gases en el aire. Habrá más gases de los coches y autobuses durante la semana laboral que en el fin de semana. Una nueva industria que llega a la zona, nueva vegetación y plantas en la zona e incluso nuevos edificios contribuyen a la contaminación del aire. Por ejemplo, cuanto más edificios una ciudad suma a una zona densa, más contaminación quedará atrapada. En las zonas rurales, los agricultores de temporada que aran sus campos contribuirán a la contaminación del aire.

Entonces, ¿qué puede hacer para reducir su exposición a la contaminación del aire exterior?

  • Compruebe el Índice de Calidad del Aire (ICA): La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) mide regularmente e informa sobre la calidad del aire en las ciudades y zonas rurales. Debido a esto, la calidad del aire ha mejorado en los últimos 20 años. La televisión, la radio, los periódicos y las fuentes digitales a menudo publicarán el ICA. La puntuación varía de 0 a 500. Una puntuación ICA de más de 100 significa condiciones del aire no saludables.
  • No salga cuando la contaminación es alta: Utilice el ICA para reducir el riesgo de salir a la calle en los días malos si no es necesario. Usted no puede evitar dejar la casa para ir al trabajo y a la escuela. Sin embargo, puede optar por evitar el tiempo al aire libre en un parque, un día de campo, cortar el césped, etc. Si usted tiene que estar al aire libre, limite la actividad a las primeras horas de la mañana o espere hasta después de la puesta del sol. Esto es importante en condiciones de altos niveles de ozono (como sucede en muchas ciudades grandes), ya que el sol aumenta los niveles de ozono.
  • Evite la actividad física pesada en los días de alta contaminación del aire. Cuanto más rápido respira, más aire contaminado inhala.

Estas medidas usualmente previenen síntomas en adultos y niños sanos. Sin embargo, si usted vive o trabaja cerca de una fuente de contaminación conocida, tendrá que tener en cuenta otras formas de proteger su salud.

Cuestiones a considerar

  • Si usted sufre de asma o un problema pulmonar o cardíaco crónicos, hable con su médico acerca de las maneras de protegerse de la contaminación del aire.
  • Consulte a su médico si tiene síntomas de opresión en el pecho, ojos rojos e irritados o tos.
  • Si usted sufre de asma, su médico puede recetarle un medicamento para uso a largo plazo o cuando sea necesario si tiene dificultad para respirar.
  • Ciertos grupos de personas son más sensibles a los efectos de la contaminación del aire que otras. Los niños sienten más los efectos de los niveles más altos de contaminación que los adultos. También experimentan más enfermedades, tales como bronquitis y dolores de oído, en áreas de contaminación elevada que en áreas con aire más limpio.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Podría mi asma ser causado solo por la contaminación del aire?
  • ¿La urticaria puede ser un signo de la exposición a la contaminación del aire?
  • ¿Viajar en transporte público reduce la contaminación del aire?
  • ¿Por qué mi respiración parece empeorar en días de lluvia?
  • ¿Cómo puedo reducir la exposición de mi hijo a la contaminación del aire durante el recreo?