Guías de salud: Salud es un estado de la mente y del cuerpo

Es importante cuidar tanto su mente como su cuerpo. Obtendrá resultados positivos de muchas maneras, por ejemplo:

  • Le permitirá hacerse cargo de su vida y sentirse bien con las decisiones que toma.
  • Tendrá energía y se sentirá más en forma.
  • Mejorará su salud física.
  • Obtendrá una perspectiva positiva y encontrará más diversión en su vida.
  • Será un modelo a seguir para su familia y amigos.

Cualquier cambio de estilo de vida es un «trabajo en progreso». Los cambios duraderos llevan tiempo. Por lo tanto, comience estableciendo metas pequeñas que sean fáciles de añadir a su vida diaria y que pueda controlar. El bienestar y el estado físico implican estar conscientes y tomar decisiones saludables sobre la dieta, el ejercicio y mantenerse positivo. Esta es la inversión más importante que puede hacer en su vida. Esfuércese por lograr la mejor salud que pueda tener en todas las áreas de su vida haciendo elecciones conscientes y saludables.

El camino hacia una mejor salud

Cuidar su salud física a través de una dieta y nutrición adecuadas

Si la preparación de comidas es para usted o su familia, concéntrese en preparar comidas inteligentes y saludables. Los consejos para el éxito incluyen los siguientes:

  • Haga un esfuerzo para implementar más comidas caseras. Esto puede ayudar a fomentar una alimentación saludable. Además, promueve dedicar más tiempo en familia.
  • Deje que sus hijos ayuden a planificar qué comer. A los niños les encanta ayudar a preparar comidas y meriendas.
  • Tenga a mano refrigerios saludables para ayudar a los niños a tomar buenas decisiones. Tenga más frutas frescas, verduras y granos enteros. Tenga menos papas fritas y dulces.
  • Enseñe a los niños a comer cuando tengan hambre, no cuando estén aburridos, tristes o enojados. Respete su capacidad de saber cuándo están satisfechos.
  • El desayuno ayuda a comenzar el día. Proporciona combustible para un estilo de vida activo y le brinda a usted y a su hijo la energía que necesitan para pensar más rápido y con mayor claridad.
  • Practique «alejarse de la cocina» en las comidas. Aléjese de la cocina entre bocados y tome turnos para compartir su día.
  • Busque un equilibrio. Equilibre lo que come para satisfacer su necesidad de nutrición y disfrute.
  • Incorpore variedad. Disfrute de los alimentos de todos los grupos alimenticios importantes (frutas, verduras, fuentes magras de proteínas, lácteos bajos en grasa y granos integrales).
  • Sea moderado. Concéntrese en sentirse cómodo en lugar de estar demasiado lleno después de comer. Sea moderado al elegir alimentos menos nutritivos.

Un diario de alimentos y actividades puede ayudarlo a comprender sus patrones de alimentación. Además, puede ayudarlo a encontrar formas de implementar cambios simples y saludables. Pregúntele a su médico de familia cómo comenzar.

Cuando las elecciones de alimentos poco saludables conducen al aumento de peso, algunas personas recurren a dietas populares para lograr una pérdida de peso rápida. Las dietas generalmente le indican lo que debe o no debe comer. En cambio, concéntrese en entender por qué come en primer lugar. ¿Está comiendo porque tiene hambre o porque está aburrido, triste o enojado? ¿Hay algo más que le provoque la necesidad de comer?

No restrinja sus alimentos. Intente mantener un equilibrio entre buenas y malas elecciones. Haga buenas elecciones con más frecuencia y limite los alimentos malos a porciones pequeñas y con menor frecuencia. Para lograr cambios dietéticos duraderos, hay algunas claves simples para comer sano. Comience preguntándose si tiene hambre. El hambre le indica al cuerpo que necesita ser alimentado. Deje que el hambre le indique cuándo necesita comer y cuánto. Muchas personas no beben suficiente agua y el cerebro puede confundir la sed con el hambre. Entonces, si tiene hambre, puede ser una buena idea beber primero un vaso de agua de 8 onzas para ver si en realidad tenía sed.

Verdaderas señales de hambre:

  • Siente retortijones de hambre o el estómago comienza a gruñir o hacer sonidos.
  • Debilidad o pérdida de energía.
  • Ligero dolor de cabeza o problemas para concentrarse.
  • Irritabilidad.

Falsas señales de hambre:

  • Sed.
  • Antojos.
  • Emociones.
  • Señales externas (como comidas o eventos sociales).

Aprenda a reconocer sus señales de hambre para poder determinar cuándo comer y cuánta comida es adecuada para usted. Tome decisiones conscientes sobre la comida prestando atención a cómo se siente. Y no use las «reglas» de la dieta para restringir qué, cuándo y cuánto come. Por el contrario, aprenda a confiar en su cuerpo para que le indique cuándo necesita comida. Si realmente tiene hambre, pregúntese qué es lo que quiere, qué necesita su cuerpo, qué tiene disponible (para que pueda tomar una decisión saludable) y cuánta comida necesita.

Cuidar su salud física a través del ejercicio

Estar activo también es importante para llevar un estilo de vida saludable. Además, es importante para prevenir problemas graves, como las enfermedades cardíacas y la diabetes. Sin embargo, antes de aumentar su nivel de actividad hable con su médico. Su peso se ve afectado por la energía que ingiere (lo que come y bebe) y la energía que usa (la actividad física). Cada paso cuenta. Los estudios han demostrado que cada paso que da lo ayuda a controlar su peso y mejorar su salud general. Es posible que desee realizar un seguimiento de sus pasos con un contador de pasos (podómetro) o una aplicación de registro de actividades. Esto puede alentarlo a aumentar su actividad diaria. Cuantos más pasos dé al día, mejor. Uno de los objetivos es apuntar a dar al menos 10,000 pasos por día, y debe tratar de realizar al menos 150 minutos de ejercicio cada semana. Otros consejos para lograr un estilo de vida activo incluyen:

  • Limite el tiempo de pantalla (TV, computadora y videojuegos). Sugiera o considere otras opciones como leer, jugar juegos de mesa y jugar al aire libre.
  • Disfrute del aire libre. Vaya al parque, ande en bicicleta, nade o disfrute de un paseo por el vecindario.
  • Participe (o anime a sus hijos a participar) en deportes. Esta es una excelente manera de desarrollar la coordinación, las habilidades y la confianza.
  • Cultive un jardín.
  • Lave su auto.
  • Camine hasta el buzón de correo.
  • Vaya caminando a visitar a un vecino.
  • Apague la televisión. Ponga música y baile.
  • Camine o vaya en bicicleta al trabajo, a la escuela o cuando deba trasladarse por la comunidad.
  • Estírese en tu escritorio.
  • Opte por las escaleras.
  • Use la hora del almuerzo para caminar.
  • Levántese y muévase por la oficina.
  • Tome vacaciones «activas».
  • Practique senderismo o ciclismo.

Cuidar su salud física a través de una actitud positiva

Mantenerse positivo y motivado puede ayudarlo a llevar una vida saludable. Además, hace que sea más fácil tomar decisiones alimenticias saludables y mantenerse activo. Los consejos para mantenerse positivo incluyen:

  • Elija hacer actividades que disfrute. Muchas personas prefieren caminar. Puede caminar al aire libre, en casa en una banda caminadora, solo o con amigos y familiares.
  • Hágalo divertido. Escuche música o audiolibros mientras camina o trota. Mire televisión o un video mientras hace ejercicio.
  • Hágalo interesante. Pruebe diferentes actividades, como tenis, natación, baile, ciclismo, deportes de equipo o yoga.
  • Escríbalo. Programe el tiempo para estar activo tal como lo haría para cualquier otra cita importante.
  • Reconozca sus propios méritos. Establezca objetivos a corto plazo y planifique recompensas a lo largo del camino.
  • Sea flexible. La vida a veces se interpondrá en el camino de sus planes. Manténgase flexible y encuentre nuevamente el rumbo de inmediato.
  • Pase tiempo con amigos. Limite su exposición a personas que son negativas.
  • Aléjese de la oficina, la escuela o la vida cotidiana con excursiones de un día, mini vacaciones o vacaciones completas.
  • Lea un libro inspirador.
  • Ofrézcase como voluntario. Ayudar a los demás puede mejorar su perspectiva emocional.

Si es padre, ayude a su familia a desarrollar una buena salud emocional. Los padres son los modelos a seguir más importantes. Como padres, ustedes establecen ejemplos al ser activos, comer sano y vivir un estilo de vida equilibrado. Los siguientes consejos familiares pueden ayudar:

  • Comprométase a tomar decisiones saludables e involucre a sus hijos. Pregúnteles qué puede hacer su familia para hacer cambios saludables en sus vidas.
  • Tómese tiempo libre para divertirse y conectarse con ellos. El tiempo de juego es parte de una vida saludable en todas las edades.
  • Mantenga una actitud positiva. Muestre a sus hijos lo bien que se siente llevar un estilo de vida saludable.

Aspectos a tener en cuenta

No deje que el estrés lo deprima. Todos nos sentimos estresados a veces. La forma en que reacciona al estrés determinará su efecto en usted. Tome medidas para prevenir el estrés cuando pueda y para manejarlo cuando no pueda.

Cuídese. Es importante tener en cuenta las elecciones que hace en pos de su salud y bienestar personal. Nada es más importante que cuidarse. Reserve tiempo para usted mismo todos los días. Permanezca activo, disfrute de pasatiempos y comparta tiempo con su familia y amigos.

Además:

  • Esfuércese por encontrar el equilibrio en su vida personal y laboral.
  • Dedique tiempo a las relaciones importantes en su vida.
  • Pida ayuda siempre que necesite el apoyo de otros.
  • Encuentre formas de aliviar el estrés, como la actividad física y las técnicas de relajación.
  • Mantenga una mente abierta para probar cosas nuevas, como un pasatiempo o actividad.
  • No permita que eventos especiales y vacaciones saboteen su estilo de vida saludable. Recuerde volver a la normalidad con una dieta saludable si tuvo un desliz en Navidad o en una boda. Use el gimnasio del hotel si viaja. Y disfruta de la oportunidad de conocer gente nueva cuando pueda.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Hay una manera fácil de volver a la normalidad después de unas vacaciones o un feriado?
  • Hacer elecciones de alimentos saludables cuando viajas internacionalmente es difícil. ¿Tienen algún consejo para darme?
  • ¿Puedo revertir enfermedades crónicas (como la diabetes) comprometiéndome con un estilo de vida saludable?
  • ¿Qué pasa si los cambios en el estilo de vida no mejoran mi estado de ánimo y mi bienestar emocional?

Recursos

Institutos Nacionales de la Salud, MedlinePlus: Vida Saludable