Ejercicios Kegel para sus músculos pélvicos

Ejercicios Kegel para sus músculos pélvicos

En la parte inferior de la pelvis hay capas de músculos conocidos como el piso pélvico. Tienen forma de hamaca y se conectan a la parte delantera, posterior y a los lados de su hueso pélvico. Los músculos pélvicos sostienen la vejiga, el recto y los órganos sexuales. Los mantienen en su lugar y ayudan a controlar el flujo de orina. En las mujeres, el embarazo y el parto pueden debilitar los músculos pélvicos. En los hombres, la cirugía de próstata puede debilitar los músculos pélvicos. Su riesgo también aumenta a medida que envejece y si tiene sobrepeso.

Músculos pélvicos débiles pueden ocasionar pérdidas de orina. Afortunadamente, hay ejercicios que pueden fortalecer los músculos pélvicos. Se denominan ejercicios de Kegel. Pueden ayudarle a recuperar el control de su vejiga.

Camino hacia una mejor salud

Usted puede hacer ejercicios de Kegel casi en cualquier lugar, en cualquier momento. Es más fácil empezar a hacerlos mientras está acostado. A medida que se vuelven más fáciles, puede hacerlo mientras conduce, trabaja o mira la televisión.

Antes de comenzar los ejercicios, deberá localizar los músculos pélvicos. Son los mismos músculos que detienen el flujo de orina o contienen el gas. Para ejercitarlos, comprima (contraiga) o apriete los músculos pélvicos. Mantenga esto durante 3 a 5 segundos, luego afloje y descanse durante 3 a 5 segundos. A medida que continúa, puede aumentar la cantidad de tiempo que sostiene y descansar hasta 10 segundos. Haga de 10 a 20 ejercicios 3 veces al día.

Es posible que no note cambios en sus músculos de inmediato. Al igual que con otros músculos de su cuerpo, puede tomar de 4 a 8 semanas de ejercicio diario. Mantenga un registro de sus ejercicios para observar su progreso.

Aspectos a tener en cuenta

Si usted lucha contra la incontinencia, trate de contraer sus músculos después de ir al baño. Esto puede ayudar a garantizar que ha eliminado toda la orina. No obstante, tenga cuidado. Hacer ejercicios de Kegel al orinar puede causar una infección de vejiga.

También deberá apretar los músculos antes de ciertos movimientos. Esto incluye estornudar, toser, reír, saltar o levantar un objeto pesado. La contracción puede prevenir el daño del músculo pélvico y la pérdida de orina.

Hable con su médico acerca de los ejercicios de Kegel. Puede ayudarle a asegurarse de que está haciendo los ejercicios de manera correcta. Manténgalo informado de su progreso o si su problema no mejora. Es posible que necesite otra forma de tratamiento, como terapia física para su piso pélvico o cirugía.

Preguntas para hacer a su médico

  • ¿Está el piso pélvico débil asociado con otros problemas de salud?
  • ¿Qué significa contraer o apretar los músculos de mi piso pélvico?
  • ¿Deberían los ejercicios de Kegel ser dolorosos?
  • ¿Tendré que hacer ejercicios de Kegel siempre?