Exposición al VIH en el lugar de trabajo: consejo para los trabajadores del área de la salud

Exposición al VIH en el lugar de trabajo: consejo para los trabajadores del área de la salud

VIH significa virus de inmunodeficiencia humana. Es una infección que ataca el sistema inmunitario del cuerpo. La infección puede causar el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida).

Los trabajadores de la salud están en riesgo de exposición al virus en el lugar de trabajo. El VIH es un tipo de exposición. Se transmite a través de ciertos fluidos corporales de una persona infectada. Estos incluyen sangre, vómito, semen, secreciones vaginales, leche materna o pus. Los líquidos transparentes, tales como las lágrimas, la saliva, el sudor y la orina contienen poco o nada del virus. Estos no pueden transmitir el VIH a menos que se mezclen con la sangre.

El riesgo de contraer el VIH a causa de una lesión por un pinchazo de aguja es menor al 1 %. El riesgo de exposición por contacto directo de la piel con el fluido es menor al 0.1 %. El riesgo de infección a partir de una mordedura humana es de entre 0.1 % y 1 %.

Camino hacia la seguridad

Hay muchas maneras de prevenir la exposición ocupacional al VIH. Para empezar, los trabajadores de la salud deben tratar a todos los fluidos corporales de la misma manera. Se debe asumir que están infectados y tomar precauciones, entre ellas:

  • Use una cubierta protectora, como guantes y gafas. Siempre debe hacer esto cuando trabaja con sangre y fluidos corporales.
  • Lávese las manos y otras áreas de la piel justo después del contacto con sangre y fluidos corporales.
  • Tenga cuidado al manipular y desechar las agujas y los instrumentos afilados.
  • Utilice los dispositivos de seguridad disponibles para evitar lesiones por pinchazos.
  • Conozca los procesos posteriores a la exposición de su empleador.

Conozca las políticas y procedimientos a seguir de su organización cuando se produce una exposición. Si esto ocurre, siga los pasos básicos que detallamos a continuación:

  • Para una punción en la piel, provoque el sangrado en el sitio de la herida. Para ello, aplique una presión suave mientras se lava el área con agua y jabón.
  • En caso de una salpicadura de piel o mucosa, lave la zona con agua.
  • Obtenga información de la persona infectada. Esto incluye nombre, dirección, número de teléfono, y el estado del VIH. Si es un paciente, obtenga la información de contacto de su médico.
  • Notifique a su supervisor y compañeros de trabajo.
  • Busque atención médica inmediata. Vaya a la unidad de salud para empleados, al servicio de urgencias o a su médico personal.

Una vez que esté con profesionales médicos, estos evaluarán la exposición. Si tiene un pinchazo o corte en la piel, es posible que necesite un refuerzo del toxoide tetánico. Tome medicamentos anti-VIH de inmediato, si es necesario. En este momento, el médico le preguntará sobre el incidente. Los siguientes son ejemplos de las preguntas que podría hacerle.

Para una punción en la piel:

  • ¿Es superficial o profunda?
  • Si fue causada por una aguja, ¿de qué diámetro era? ¿La aguja era sólida (de sutura) o hueca?
  • Si fue causada por un instrumento, ¿qué era?
  • ¿Había sangre o material con sangre en la superficie del objeto?
  • ¿El objeto estuvo en contacto previo con los fluidos corporales de la persona infectada?
  • Si se inyectó sangre, ¿cuánta?
  • ¿Estaba usando una cubierta protectora?

Para salpicaduras de piel o mucosa:

  • ¿A qué tipo de fluido corporal estuvo expuesto y cuánto?
  • ¿En qué parte de su cuerpo estuvo expuesto?
  • ¿Cuál es el tamaño del área de contacto?
  • ¿Cuánto tiempo duró el contacto?
  • ¿Se abrió su piel?
  • ¿Tenía una erupción cutánea, mordida o una herida abierta?
  • ¿Estaba usando una cubierta protectora?

Acerca de la persona infectada (fuente):

  • ¿La fuente es VIH negativo o positivo? (Si la fuente es VIH negativo, podría estar infectada pero no saberlo todavía. Puede estar en el período de ventana o seroconversión.)
  • Si la fuente es VIH positivo, ¿tiene SIDA?
  • ¿Ha tomado la fuente un tratamiento contra el VIH? Si es así, ¿qué medicamentos?
  • ¿La fuente está en la etapa final de su enfermedad? (Si es así, tendrá una mayor cantidad de virus en sus fluidos corporales).
  • ¿La fuente o su pareja usa drogas por vía intravenosa?
  • ¿Su fuente es homosexual o bisexual, o ha tenido varias parejas?
  • ¿Le realizaron a su fuente una transfusión de sangre entre 1980 y 1985? ¿Han recibido recientemente una transfusión de sangre?
  • ¿La fuente está de acuerdo en realizarse la prueba o repetirla?

Acerca de usted:

  • ¿Ha estado expuesto al VIH antes? Si es así, ¿cuándo y cómo? ¿Cuáles fueron los resultados?
  • ¿Es usted sexualmente activo?
  • ¿En qué tipo de relación se encuentra?
  • ¿Está embarazada o amamantando?
  • ¿Tiene alguna afección de salud?
  • ¿Qué medicamentos está tomando?
  • ¿Es alérgico a algo?
  • ¿Acepta realizarse la prueba del VIH? ¿Acepta que se documente el incidente?

Su tratamiento por exposición se basa en las respuestas a las preguntas anteriores. Su médico puede indicarle que tome medicamentos para reducir el riesgo de contraer el VIH. También podría recetar un medicamento para protegerlo contra la hepatitis y la sífilis. Tendrá que realizarse análisis de sangre. Se evaluará el funcionamiento de su hígado, riñones y médula ósea.

Otra opción es la profilaxis post-exposición (PPE). Este tratamiento suprime el virus VIH para prevenir la infección. Si aun así el resultado es positivo, el tratamiento puede ayudar a disminuir la fuerza y el avance del virus. Los medicamentos de profilaxis tienen algunos efectos secundarios. Los síntomas gastrointestinales son comunes, tales como náuseas, diarrea y dolor de estómago o malestar. La zidovudina puede causar dolores de cabeza, fatiga o insomnio. En casos raros, la lamivudina puede llevar a pancreatitis. El Indinavir se ha relacionado con piedras en el riñón. Se recomienda beber dos litros de líquido al día para reducir este riesgo.

Debe evitar el contacto hasta que se descarte la infección por VIH. Absténgase de la donación de sangre o de órganos, y no intercambie fluidos corporales durante las relaciones sexuales. Si está tratando de quedar embarazada, pospóngalo. Si está amamantando, debe cambiar y alimentar a su bebé con fórmula. 

Aspectos a tener en cuenta

Después de la exposición al VIH, su primera prueba probablemente será negativa. Sin embargo, esto no quiere decir que no está o no va a estar infectado. Hay un período de tiempo llamado seroconversión. Puede durar un corto período de 1 a 3 semanas después de la exposición. En raras ocasiones puede tomar hasta 6 meses o 1 año. Durante este tiempo, el cuerpo desarrolla anticuerpos contra el VIH para atacar al virus. Usted puede tener síntomas similares a la gripe, como fiebre, dolor, erupción cutánea y ganglios linfáticos inflamados. Esto normalmente indica la presencia de infección por VIH.

Debido a la seroconversión tendrá que realizar varias pruebas de VIH. Su médico puede indicarle con qué frecuencia realizarse las pruebas. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan volver a realizar la prueba hasta 6 meses después de la exposición.

Es natural tener emociones fuertes después de una exposición al VIH en su lugar de trabajo. Puede sentir ira, miedo, culpa o depresión. Durante el difícil momento del tratamiento de prevención y la espera, es posible que desee buscar apoyo. Pruebe con un programa de asistencia al empleado o un experto en salud mental local.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué considera que es una exposición ocupacional?
  • Si me expongo al VIH de la sangre o fluidos corporales en mi lugar de trabajo, ¿cuáles son las probabilidades de que yo me infecte?
  • ¿Cuándo y cómo voy a saber con seguridad si soy VIH negativo o positivo?
  • ¿Puedo seguir trabajando durante el período de ventana o seroconversión?

Anuncio