Embarazo saludable para mujeres con diabetes

Cuando padece diabetes, existen preocupaciones especiales que debe atender para mantenerse saludable. Cuando está embarazada y tiene diabetes, también se enfrenta a desafíos únicos. Pero es posible tener un embarazo saludable, incluso con diabetes. Solo debe tener cuidado adicional antes y durante su embarazo.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que ocurre cuando su cuerpo no produce ni usa la hormona insulina de manera adecuada, lo que hace que se acumule demasiada glucosa (azúcar) en la sangre. Esta acumulación puede causar problemas de salud graves, como enfermedad cardíaca, insuficiencia renal o ceguera. Los 3 tipos más comunes de diabetes son:

  • Tipo 1. Este tipo ocurre cuando su cuerpo no produce insulina. Debe tomar insulina para controlarlo.
  • Tipo 2. Este tipo ocurre cuando su cuerpo no produce suficiente insulina o no usa la insulina como debería. A menudo se puede controlar por medio de la dieta y el ejercicio. Algunas personas necesitan insulina o medicamentos para controlarla.
  • Diabetes gestacional. Este es un tipo especial de diabetes que algunas mujeres desarrollan durante el embarazo. Por lo general, desaparece poco después del nacimiento del bebé. Es diferente a tener diabetes antes de estar embarazada.

¿Cómo afecta la diabetes a una mujer embarazada?

Cuando la diabetes se maneja de manera adecuada y los niveles de azúcar en la sangre están bajo control, no debería presentar muchos problemas. Sin embargo, si los niveles de azúcar en sangre no están bien controlados, la diabetes puede causar problemas para una mujer embarazada.

  • El embarazo puede empeorar algunos problemas de diabetes a largo plazo, que incluyen problemas oculares y enfermedad renal.
  • Usted tiene una mayor probabilidad de desarrollar preeclampsia. La preeclampsia es cuando desarrolla presión arterial alta y exceso de proteínas en la orina. Puede causar problemas graves o poner en peligro su vida y la de su bebé.
  • Los niveles altos de glucosa en sangre pueden aumentar su riesgo de tener un aborto espontáneo o dar a luz a un bebé muerto. Un aborto espontáneo es la pérdida de un bebé antes de las 20 semanas. Un parto de un bebé muerto significa que el bebé muere en el útero en algún momento después de las 20 semanas.
  • Es más probable que necesite una cesárea, que es cuando se realiza una cirugía para dar a luz al bebé a través del vientre de la madre. La madre necesita más tiempo para recuperarse y corre el riesgo de complicaciones, como en cualquier cirugía.

¿Cómo afecta la diabetes a un bebé en desarrollo?

Tener niveles altos de azúcar en sangre puede dañar a su bebé tan pronto como comienza a desarrollarse. Estos problemas pueden incluir:

  • Defectos de nacimiento. Los órganos del bebé se forman durante los primeros 2 meses de embarazo. El azúcar en sangre fuera de control puede afectar esos órganos y causar defectos de nacimiento, que incluyen defectos en el cerebro, la columna vertebral y el corazón.
  • Bebé grande. Cuando su nivel de azúcar en sangre es alto, también lo será el de su bebé, lo que hace que el bebé crezca a un tamaño extragrande. Puede causar problemas durante el parto tanto para la madre como para el bebé. Los bebés grandes también son más propensos a ser obesos o tener diabetes cuando son mayores.
  • Parto prematuro. Ocurre cuando el bebé nace demasiado temprano. Los bebés que nacen antes de tiempo tienen más posibilidades de sufrir problemas respiratorios, cardíacos, intestinales y de la vista. Las mujeres con diabetes tienen más probabilidades de tener a sus bebés antes de tiempo.
  • Baja azúcar en sangre. Cuando una madre no controla su diabetes durante el embarazo, el azúcar en la sangre del bebé puede alcanzar niveles muy bajos después del nacimiento. El nivel bajo de azúcar bajo puede ser grave y debe tratarse rápidamente.

El camino hacia una mejor salud

Cuando la diabetes está bien controlada y los niveles de azúcar en sangre se mantienen dentro de un rango saludable, las probabilidades de tener un bebé saludable aumentan. Siga estos pasos para lograr un embarazo saludable cuando tiene diabetes.

Planifique con anticipación

Programe una cita con su médico antes de quedar embarazada. Él o ella probablemente realizarán pruebas para ver cómo la diabetes ha afectado su cuerpo. La ayudarán a controlar sus niveles de azúcar en sangre y a asegurarse de que sea seguro para usted quedar embarazada.

Consulte a su médico

Cuando tiene diabetes, necesita ver a su médico con más frecuencia que si no tuviera diabetes. Vaya a todas sus citas prenatales y realice un seguimiento conforme a las órdenes de su médico.

Coma sano

Consulte a un dietista si aún no tiene uno. Él o ella pueden ayudarle a crear un plan de alimentación saludable que le ayudará a mantener sus niveles de azúcar en sangre bajo control. Siga el plan y coma una dieta saludable para ayudar a que su bebé esté sano.

Haga ejercicio

El ejercicio es una parte importante del control de la diabetes, especialmente cuando está embarazada. Ayuda a equilibrar la ingesta de alimentos y mantiene el azúcar en sangre bajo control. Intente hacer al menos 30 minutos de ejercicio 5 días a la semana.

Tome sus medicamentos

Ya sean vitaminas, píldoras para la diabetes o insulina, tome su medicamento según lo recetó su médico. Él o ella pueden ajustar lo que toma una vez que quede embarazada. Algunas mujeres con diabetes tipo 1 y tipo 2 pueden necesitar insulina durante el embarazo. Para otras, la diabetes se puede controlar con medicamentos orales. Incluso si estaba tomando insulina antes de quedar embarazada, la cantidad que necesita cambiará durante el embarazo. Asegúrese de seguir las instrucciones de su médico. Las cantidades de medicamentos pueden cambiar a medida que avanza su embarazo.

Monitoree su azúcar en sangre con frecuencia

Sus niveles de azúcar en sangre pueden cambiar muy rápidamente cuando está embarazada. Siga las instrucciones de su médico y controle sus niveles de azúcar a menudo. Estas medidas le permitirán ver cómo el ejercicio, las elecciones alimenticias, la insulina u otros medicamentos afectan su nivel de azúcar en sangre. De esa manera, puede realizar ajustes cuando sean necesarios. También le permitirá ver cuando sus niveles están bajando demasiado antes de tener una reacción grave.

Siga otras pautas de embarazo saludable

Al igual que con cualquier embarazo, hay ciertas cosas que debe hacer para lograr la mejor salud para usted y su bebé.

  • No fume. Puede aumentar sus probabilidades de tener un bebé prematuro o mortinato. También puede aumentar los problemas de salud relacionados con la diabetes, como enfermedades oculares, cardíacas o renales.
  • Evite el alcohol. El alcohol puede provocar serios problemas en su bebé que podrían afectarlo por el resto de su vida.
  • Tome sus vitaminas. El ácido fólico es una vitamina importante a tomar durante el embarazo. Debe comenzar a tomarlo antes de quedar embarazada y continuar durante todo el embarazo. Pregúntele a su médico cuánto ácido fólico debe tomar o si hay otras vitaminas que debe tomar.

Aspectos a tener en cuenta

Su cuerpo pasa por muchos cambios cuando está embarazada. Cualquiera de estos cambios puede afectar su nivel de azúcar en sangre en cualquier momento. También pueden afectar cómo controla su diabetes. Incluso si su diabetes ha estado bien controlada en el pasado, es posible que deba cambiar sus hábitos. Este cambio incluye su plan de comidas, su rutina de ejercicios y los medicamentos que toma. A medida que avanza su embarazo, es posible que deba cambiar su plan de control nuevamente. Sea flexible y escuche a su médico. Siga sus instrucciones. Cuídese, controle sus niveles de azúcar en sangre y tenga un embarazo saludable.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo puedo controlar mi nivel de azúcar en sangre?
  • ¿Con qué frecuencia debo controlar mi nivel de azúcar en sangre?
  • ¿Debo tomar pastillas para la diabetes o insulina?
  • ¿Debo tomar vitaminas o suplementos?
  • ¿Debo ver a un dietista?
  • ¿Qué ejercicios puedo hacer para mantenerme activa mientras estoy embarazada?
  • ¿Podré amamantar a mi bebé?