Infecciones Virales Durante El Embarazo

Si usted está embarazada, es importante que tome precauciones contra las infecciones virales. Una infección viral es una enfermedad contagiosa. La mayoría de los virus no afectarán a su bebé. Sin embargo, algunos virus pueden causar abortos espontáneos o defectos de nacimiento en su bebé. Un virus puede afectar su tracto respiratorio (respiración) y puede causar otros síntomas. La gripe y el resfriado común son ejemplos de infecciones virales. Otros ejemplos incluyen:

  • varicela
  • quinta enfermedad
  • citomegalovirus
  • rubéola (también llamada sarampión alemán)
  • virus Zika

Las mujeres embarazadas pueden estar expuestas a personas con infecciones virales. Estas se propagan directamente a través del tacto, los besos o la actividad sexual. Puede contraerlos indirectamente, a través de la tos o estornudos. También se propagan a través del contacto con superficies, alimentos y agua que estén infectados. Esto no significa que usted se enfermará.

El camino hacia una mejor salud

Póngase en contacto con su médico de inmediato si está embarazada y estuvo expuesta a alguien que tiene una infección viral. El médico querrá saber de qué virus se trata y qué tipo de contacto tuvo. Es posible que también le pregunte acerca de sus síntomas.

Estas son algunas preguntas que puede hacerle su médico:

  • ¿Tocó o le dio un beso a la persona infectada?
  • ¿Cuánto tiempo estuvo en contacto con la persona infectada?
  • ¿Cuándo se enfermó la persona infectada?
  • ¿Algún médico diagnosticó la enfermedad de la persona infectada? ¿Se hicieron pruebas?

¿Qué sucede si estoy expuesta a la influenza?

La gripe puede ser más grave para las mujeres embarazadas. Puede enfermarse mucho. Sin embargo, casi nunca causa defectos de nacimiento en el bebé. Si está embarazada durante la temporada de gripe (de octubre a marzo), debe vacunarse contra la gripe.

¿Qué debo hacer si estoy expuesta a la varicela?

La varicela es causada por el virus de la varicela y es altamente contagiosa. Puede ser grave durante el embarazo. En ocasiones, la varicela puede causar defectos de nacimiento. Si ha tenido varicela en el pasado, es poco probable que la vuelva a contraer. Si no ha tenido varicela o si no está segura de haberla tenido, consulte con su médico. Su médico le analizará la sangre para ver si es inmune.

Muchas personas que no recuerdan haber tenido varicela son inmunes. Si el análisis de sangre muestra que usted no es inmune, puede tomar medicamentos para que su enfermedad sea menos grave y proteger a su bebé de la varicela.

¿Qué debo hacer si estoy expuesta a la quinta enfermedad?

La quinta enfermedad es un virus común en los niños. Aproximadamente la mitad de la totalidad de los adultos son sensibles a la quinta enfermedad y pueden contagiarse de los niños.

Es frecuente que a los niños que tienen la quinta enfermedad les salga una erupción cutánea en el cuerpo y tengan síntomas similares al resfriado. Pueden tener las mejillas rojas y parecer como si los hubieran abofeteado o pellizcado. A los adultos que contraen la quinta enfermedad no es común que les salga la erupción de «mejilla abofeteada». Los que contraen la enfermedad, a menudo tienen dolor en las articulaciones.

Si usted contrae la quinta enfermedad al inicio de su embarazo, podría tener un aborto espontáneo. La quinta enfermedad también puede causar defectos de nacimiento en su bebé, como la anemia severa. Llame a su médico si ha sido expuesta a la quinta enfermedad. Es posible que su médico le haga un análisis de sangre para verificar si es inmune. También es posible que necesite un examen de ultrasonido para ver si el bebé se ha infectado.

¿Qué sucede si estoy expuesta al citomegalovirus?

Por lo general, el citomegalovirus no causa ningún síntoma. Esto hace que sea difícil saber si lo tiene. Es la infección más común que se puede transmitir de madre a bebé. El citomegalovirus afecta a 1 de cada 100 mujeres embarazadas. Puede causar defectos de nacimiento, como pérdida de la audición, discapacidades de desarrollo o incluso la muerte del feto.

Es importante prevenir el citomegalovirus porque no existe una manera de tratarlo. Las mujeres que trabajan en guarderías o centros de salud tienen mayor riesgo de infectarse. Las mujeres embarazadas que trabajan en estos lugares deben lavarse las manos después de tocar pañales y evitar abrazar o besar a los bebés. Si cree que ha estado expuesta a una persona que tiene citomegalovirus, consulte con su médico de inmediato.

¿Qué sucede si estoy expuesta a la rubéola?

Desde 1969, casi todos los niños han recibido la vacuna contra la rubéola, por lo que en la actualidad es una enfermedad poco frecuente. En la primera visita prenatal, todas las mujeres embarazadas deben hacerse la prueba para ver si son inmunes a la rubéola. Las mujeres que no son inmunes deben recibir la vacuna después de que nazca el bebé. Hable con su médico si planea quedar embarazada. En ese caso puede recibir la vacuna por adelantado si no es inmune.

Los síntomas de la rubéola en adultos son dolor en las articulaciones y una posible infección del oído. El virus puede causar defectos de nacimiento graves o la muerte del feto. Hable con su médico si tiene estos síntomas o si ha estado expuesto.

¿Qué sucede si estoy expuesta al virus Zika?

El virus Zika es un virus relacionado con los viajes que puede causar defectos de nacimiento si una mujer está expuesta durante el embarazo. Se han informado brotes de Zika en América del Sur, América Central y América del Norte. El virus puede causar microcefalia (la cabeza y el cerebro del bebé son más pequeños de lo normal. Esto causa una discapacidad intelectual). La infección se transmite a través de la picadura de un mosquito infectado o se transmite a una mujer a través del contacto sexual. Las mujeres que están embarazadas o planean quedar embarazadas deben evitar viajar a estas regiones y usar un preservativo durante las relaciones sexuales si su pareja ha viajado a esa zona. Su médico le dirá cuánto tiempo debe esperar antes de intentar quedar embarazada si su pareja ha estado expuesta al virus.

Aspectos a tener en cuenta

La mayoría de los otros virus no parecen aumentar el riesgo natural de defectos de nacimiento. Estos incluyen virus como el sarampión regular, las paperas, la roséola, la mononucleosis («mono») y la bronquiolitis. En embarazos normales, el riesgo de defectos de nacimiento graves es del 2 % al 3 %.

Para protegerse de todos los virus infecciosos:

  • Lávese las manos con frecuencia, especialmente después de usar el baño o antes de comer.
  • Evite el contacto con personas que se sabe que están infectadas.
  • Vacúnese contra la gripe y reciba otras vacunas antes o durante el embarazo, según sea necesario.

Cuándo consultar con el médico

Póngase en contacto con su médico de inmediato si ha estado expuesta a una persona infectada o si presenta los síntomas de un virus. Se le puede dar tratamiento, si es posible, y examinar a su bebé en busca de signos de infección.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo sé si he estado expuesta a alguien infectado con un virus?
  • ¿Qué puedo hacer para evitar estar expuesta?
  • ¿Cómo sé si soy inmune a ciertos virus?
  • ¿En qué momento debo vacunarme contra la gripe?
  • ¿Existe alguna otra vacuna que deba recibir antes o durante el embarazo?
  • ¿Qué debo hacer una vez que esté expuesta a un virus dañino?