Esguinces de tobillo

Última actualización abril 2022 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Leisa Bailey, MD

¿Qué es un esguince de tobillo?

Su tobillo es la articulación que conecta su pierna con su pie. Esta articulación está formada por huesos y conectada a tres ligamentos. Estos ligamentos evitan que los huesos se salgan de lugar. Un esguince de tobillo ocurre cuando uno o más de esos ligamentos se estiran o desgarran.

Los esguinces de tobillo se dividen en tres grados, según la gravedad.

  • Grado 1: Esguince leve. Es el más común. En este caso, el ligamento se estira pero no se rompe. Es posible que experimente dolor y rigidez leves, pero aún puede moverse.
  • Grado 2: Esguince moderado. En este caso, uno o más ligamentos están parcialmente desgarrados. Su tobillo probablemente estará hinchado, sentirá un dolor moderado y le será difícil pararse sobre ese pie.
  • Grado 3: Esguince grave. Aquí, uno o más ligamentos están completamente desgarrados. Su tobillo estará inestable, el dolor será intenso y no podrá mover el tobillo.

Síntomas de un esguince de tobillo

Los síntomas de los esguinces de tobillo incluyen:

  • Dolor o sensibilidad
  • Inflamación
  • Hematomas
  • Rigidez
  • Frío o entumecimiento en el pie
  • Imposibilidad para caminar o poner peso sobre ese pie

Con esguinces leves, es posible que tenga rigidez al caminar. Eso debería mejorar en unos pocos días a unas pocas semanas. Las personas que tienen esguinces moderados y graves pueden tener limitaciones durante varias semanas. Y pueden tener dolor de tobillo durante un año o más.

¿Qué causa un esguince de tobillo?

Los esguinces de tobillo a menudo se producen durante la actividad física. A veces pueden ocurrir cuando camina o corre en una superficie irregular. El desnivel puede hacerlo caer, aterrizar mal sobre el tobillo y torcerlo.

Las personas que tienen arcos altos en los pies o músculos débiles tienen más probabilidades de torcerse los tobillos. Si se ha torcido el tobillo antes, es más probable que se vuelva a torcer.

¿Cómo se diagnostica un esguince de tobillo?

Su médico puede diagnosticar un esguince de tobillo. Le examinará el tobillo y preguntará acerca de los síntomas y su actividad. Puede que le tome una radiografía para confirmar que el tobillo no está roto o fracturado. Una vez que diagnostique el esguince, su médico determinará el grado. Esto determinará el tipo de tratamiento que recibirá. Si su tobillo no mejora, su médico puede solicitar una resonancia magnética. Este es un tipo de imagen que le permite ver los ligamentos dentro de su tobillo.

 

¿Se puede prevenir o evitar un esguince de tobillo?

Hay maneras de ayudar a prevenir un esguince de tobillo. Algunos ejercicios pueden fortalecer el tobillo y los músculos que lo rodean. Estos ejercicios estabilizan el tobillo y mejoran su equilibrio. También es importante elongar antes y después de hacer ejercicio. Su médico le mostrará qué ejercicios son los mejores.

Independientemente de que ya haya sufrido o no un esguince de tobillo, trate de usar calzado que sostenga el pie. Esto ayuda a prevenir que el pie se tuerza o que la articulación del tobillo se salga de su lugar. También puede resultarle útil usar una tobillera cuando practique deportes, corra o trote. Esta puede agregar estabilidad a su tobillo.

Cómo tratar un esguince de tobillo

Muchos de los esguinces de tobillo se pueden tratar en casa. Los médicos recomiendan el enfoque RICE (reposo, hielo, compresión y elevación), que se detalla a continuación.

 

  • Reposo: Todos los esguinces de tobillo requieren reposo. La cantidad de tiempo dependerá del grado del esguince. Su médico lo puede ayudar con un cronograma. Tal vez deba usar muletas si le duele al poner peso sobre el pie.
  • Hielo: El hielo ayuda a disminuir la hinchazón, los hematomas, el dolor y los espasmos musculares. Poner hielo sobre el tobillo es muy útil, pero hay que tener cuidado. Coloque un paño delgado y húmedo en el tobillo antes de aplicar el hielo. Eso ayudará a proteger su piel de la congelación. El frío también puede dañar los nervios si se deja en el mismo lugar durante mucho tiempo. Solo debe usar hielo hasta 20 minutos por vez. Si siente la piel adormecida, es momento de retirar el hielo. Utilice tratamientos con hielo cada 2 a 4 horas durante los primeros 3 días después de su lesión.
  • Compresión: Puede envolver el tobillo para evitar hinchazón y hematomas. Es posible que tenga que hacer esto durante varios días o una semana después de su lesión. Su médico puede mostrarle la mejor manera de hacerlo.
  • Elevación: Eleve el tobillo al nivel del corazón o por encima. Esto previene que la hinchazón empeore y reduce los hematomas. Mantenga el tobillo elevado de 2 a 3 horas al día.

Para aliviar el dolor, su médico puede sugerirle que tome medicamentos de venta libre. Los mismos incluyen aspirina, paracetamol (marca: Tylenol) o ibuprofeno (marcas: Advil, Motrin o Nuprin).

Necesitará un tratamiento adicional para un esguince de tobillo de grado más alto. Su médico podría colocarle un yeso, una bota o un aparato ortopédico. Esto mantendrá los ligamentos y articulaciones en el lugar mientras se curan. Limitan el movimiento, proporcionan protección y ayudan a reducir el dolor. Es posible que tenga que usarlo durante 2 a 6 semanas. Su médico también puede derivarlo a fisioterapia. La cantidad y la duración del tratamiento dependerán del grado de su esguince y de su estado de salud.

Vivir con un esguince de tobillo

Los esguinces de tobillo son problemas comunes, pero tienen curación. Sin embargo, según el grado de su esguince, es posible que no pueda volver a sus actividades normales de inmediato. Su médico puede proporcionarle un plazo para su situación. Cuando regrese a sus actividades habituales, es posible que aún tenga que usar una tobillera o un vendaje de apoyo y protección.

Su médico o fisioterapeuta puede proporcionarle una lista de ejercicios para el tobillo que puede realizar. Estos ayudarán a fortalecer sus músculos. Le dirán cuándo comenzar los ejercicios y cuánto tiempo debe hacerlos. Dependiendo de la gravedad del esguince, es posible que deba hacerlos durante varias semanas. Es importante que haga los ejercicios durante el tiempo que su médico le indique. Ayudará a prevenir futuros esguinces.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué grado de esguince de tobillo tengo?
  • ¿Voy a tener que usar un yeso, una bota o un aparato ortopédico? Si es así, ¿por cuánto tiempo?
  • ¿Cuánto tiempo pasará hasta que pueda volver a mis actividades regulares?
  • ¿Qué puedo hacer para evitar volver a torcerme el tobillo?
  • ¿Qué debo buscar en los zapatos que brindan soporte?
  • ¿Qué tipo de tobillera debo usar cuando hago deporte?