Esguinces de tobillo

¿Qué es un esguince de tobillo?

Un esguince de tobillo se produce cuando los ligamentos del tobillo se estiran o rompen. Los ligamentos conectan los huesos en la articulación y evitan que se muevan de su lugar. Hay tres grados de esguinces de tobillo. El grado 1 es leve, el grado 2 es moderado y el grado 3 es grave. El grado de su esguince se basa en el daño de sus ligamentos. Si usted tiene un esguince de un grado más alto, es posible que haya sufrido una rotura de varios ligamentos.

Síntomas de un esguince de tobillo

Los síntomas de los esguinces de tobillo incluyen:

  • dolor o sensibilidad;
  • hinchazón;
  • moretones;
  • rigidez;
  • frío o entumecimiento en el pie;
  • imposibilidad para caminar o poner peso sobre el pie.

¿Qué causa un esguince de tobillo?

Los esguinces de tobillo a menudo se producen durante la actividad física. A veces pueden ocurrir cuando camina o corre en una superficie irregular. Usted podría caerse, caer sobre el tobillo equivocado o torcerse el tobillo.

¿Cómo se diagnostica un esguince de tobillo?

Su médico puede diagnosticar un esguince de tobillo. Le examinará el tobillo y preguntará acerca de los síntomas y su actividad. Puede que le tome una radiografía para confirmar que el tobillo no está roto o fracturado. Una vez que diagnosticó el esguince, determinará de qué grado es. Esto jugará un papel importante en el tipo de tratamiento que usted va a recibir.

¿Se puede prevenir o evitar un esguince de tobillo?

Hay maneras de ayudar a prevenir un esguince de tobillo. Usted puede hacer ejercicios para fortalecer el tobillo y los músculos que lo rodean. Estos ejercicios estabilizan el tobillo y mejoran su equilibrio. También es importante elongar antes y después de hacer ejercicio.

Independientemente de que ya haya sufrido o no un esguince de tobillo, trate de usar zapatos cómodos. Esto ayuda a prevenir que el pie se tuerza o que la articulación del tobillo se salga de su lugar.

Tratamiento para el esguince de tobillo

Muchos de los esguinces de tobillo se pueden tratar en casa. Los médicos recomiendan el enfoque DHCE que se enumera a continuación.

  • Descanso: Todos los esguinces de tobillo requieren un período de descanso. La cantidad de tiempo dependerá del grado del esguince. Su médico lo puede ayudar con un cronograma. Use muletas si le duele al poner peso sobre el pie.
  • Hielo: El hielo ayuda a disminuir la hinchazón, los moretones, el dolor y los espasmos musculares. Poner hielo sobre el tobillo es muy útil, pero hay que tener cuidado. El frío puede dañar los nervios si deja el hielo en el mismo lugar durante mucho tiempo. Solo debe usar hielo durante hasta 20 minutos por vez. Si siente la piel adormecida, es momento de retirar el hielo. Utilice tratamientos con hielo cada 2 a 4 horas durante los primeros 3 días después de su lesión. Los tratamientos con hielo pueden consistir en bolsas de hielo, baños de hielo o masajes con hielo.
    • Para hacer una bolsa de hielo, llene parcialmente una bolsa de plástico con hielo. Ponga un paño delgado y húmedo sobre el tobillo para crear una capa entre la piel y el hielo. Coloque una banda elástica alrededor de la bolsa de hielo para mantenerla en el lugar.
    • Para un baño de hielo, llene un cubo grande con agua y hielo. Coloque el tobillo en el cubo hasta que la piel empiece a adormecerse.
    • Los masajes con hielo pueden funcionar bien para áreas pequeñas. Congele agua en vasos de poliestireno de 4 a 8 onzas (100 a 250 ml) (de café). Rasgue la parte superior del vaso hasta el hielo. Sostenga el extremo cubierto y lentamente frote el hielo sobre el área del esguince con un movimiento circular. No mantenga el hielo en un mismo lugar durante más de 30 segundos.
  • Compresión: Puede envolver el tobillo para evitar hinchazón y moretones. Es posible que tenga que hacer esto durante varios días o una semana después de su lesión. Comience por cortar una almohadilla en forma de herradura de 1 x 4 a 3 x 8 pulgadas de espesor. Coloque esta almohadilla alrededor de la parte exterior de la articulación del tobillo a ambos lados del pie. El extremo abierto debe estar hacia arriba. Luego, enrolle un vendaje elástico, por ejemplo un vendaje Ace, en “forma de ocho”. Deje el talón expuesto. Refuerce el vendaje con cinta adhesiva de 21 x 2 pulgadas sobre el vendaje elástico. Su médico le puede mostrar cómo hacerlo. El tobillo no debe ser envuelto con una presión que corte el flujo sanguíneo.
  • Elevación: Eleve el tobillo al o por encima del nivel del corazón. Esto ayuda a prevenir que la hinchazón empeore y reduce los moretones. Trate de mantener el tobillo elevado por lo menos 2 a 3 horas al día.

Para ayudar a aliviar el dolor, puede tomar medicamentos de venta libre. Tome acetaminofeno (Tylenol) o ibuprofeno (Advil, Motrin o Nuprin).

Necesitará un tratamiento adicional para un esguince de tobillo de grado más alto. Su médico podría colocarle un yeso, una bota o un aparato ortopédico en el tobillo. Esto mantendrá sus ligamentos y articulaciones en el lugar mientras se curan. Limitan el movimiento, proporcionan protección y ayudan a reducir el dolor. Es posible que tenga que usarlos durante 2 a 6 semanas.

La fisioterapia también es una parte importante del tratamiento para el esguince de tobillo. La cantidad y la duración dependerán del grado y su estado de salud.

Vivir con un esguince de tobillo

Los esguinces de tobillo son problemas comunes, pero tienen curación. Sin embargo, es posible que no pueda volver a sus actividades normales inmediatamente. Dependerá del grado de su esguince de tobillo. Si el esguince es leve, solo podría tardar de 1 a 3 días. Si el esguince es moderado o grave, podría tardar unas pocas semanas. Su médico puede ayudar a proporcionar un marco de tiempo para su afección. Cuando regrese, es posible que aún tenga que usar una tobillera o un vendaje de apoyo y protección.

Su médico o terapeuta también proporcionarán una lista de ejercicios para el tobillo para que haga. Esto ayudará a fortalecer los músculos y a prevenir esguinces futuros. Pruebe los siguientes ejercicios:

  • Círculos con los tobillos: Siéntese en el suelo con las piernas estiradas hacia adelante. Mueva el tobillo de lado a lado, de arriba a abajo y en círculos. Haga de 5 a 10 círculos en cada dirección, al menos 3 veces por día.
  • Letras del alfabeto: Usando su dedo gordo del pie como un “lápiz”, escriba las letras del alfabeto en el aire. Haga todo el alfabeto 2 o 3 veces.
  • Puntas de los dedos del pie hacia arriba: Flexione los dedos del pie hacia usted, manteniendo la rodilla lo más estirada que pueda. Mantenga la posición durante 15 segundos. Repita 10 veces.
  • Elevación del talón: Apunte los dedos de los pies lejos de usted, manteniendo las rodillas lo más rectas posible. Mantenga la posición durante 15 segundos. Repita 10 veces.
  • Movimiento hacia adentro y afuera: Gire su pie lesionado hacia adentro hasta que no pueda girar más y manténgalo durante 15 segundos. Enderece el pie de nuevo. Gírelo hacia afuera hasta que no pueda girar más y manténgalo durante 15 segundos. Repita 10 veces en ambas direcciones.
  • Resistencia hacia adentro y afuera: Siéntese en una silla con la pierna estirada delante de usted. Ate los extremos de una banda de ejercicios elástica larga uno con otro para hacer un nudo. Envuelva la pata de la silla con un extremo de la banda. Envuelva la parte inferior del pie lesionado con el otro extremo de la banda. Mantenga el talón en el suelo y deslice el pie hacia fuera y manténgalo durante 10 segundos. Ponga el pie frente a usted otra vez. Deslice el pie hacia adentro y manténgalo durante 10 segundos. Repita al menos 10 veces en cada dirección 2 o 3 veces por día.
  • Subir un escalón: Ponga el pie lesionado en el primer escalón de una escalera y el otro pie en el suelo. Lentamente enderece la rodilla de la pierna lesionada mientras levanta el otro pie del suelo. Vuelva a su posición inicial. Haga esto de 3 a 5 veces por lo menos 3 veces por día.
  • Elevación del talón estando sentado y de pie: Siéntese en una silla con los pies en el suelo. Levante lentamente los talones, manteniendo los dedos de los pies en el suelo. Regrese los talones al suelo. Repita 10 veces por lo menos 2 o 3 veces al día. A medida que se el tobillo se va fortaleciendo, puede ponerse de pie en lugar de estar sentado en una silla y levantar los talones.
  • Ejercicios de equilibrio: Póngase de pie y coloque una silla al lado de su pierna sana para mantener el equilibrio. Para empezar, párese sobre el pie lesionado durante 30 segundos. Puede aumentar poco a poco hasta un máximo de 3 minutos a la vez. Repita por lo menos 3 veces al día. Para aumentar la dificultad, repita con los ojos cerrados.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué grado de esguince de tobillo tengo?
  • ¿Voy a tener que usar un yeso, una bota o un aparato ortopédico? Si es así, ¿por cuánto tiempo?
  • ¿Cuándo puedo volver a mis actividades normales?
  • Además de hacer ejercicios especiales, ¿cómo puedo evitar un nuevo esguince de tobillo?