Cómo funciona la terapia electroconvulsiva

La terapia electroconvulsiva (TEC) es un método para estimular el cerebro con electricidad para tratar algunos tipos de enfermedades mentales graves. También se puede usar para tratar trastornos cerebrales. El procedimiento envía pequeñas corrientes eléctricas a través del cerebro. Las corrientes desencadenan una breve convulsión. Esto provoca cambios en el cerebro que pueden mejorar e incluso revertir los síntomas problemáticos. Estos síntomas pueden incluir depresión severa, manía o agresión. La TEC se usa a menudo cuando otros tipos de tratamiento no han funcionado.

La TEC se administra en una serie de tratamientos, varias veces a la semana. La cantidad de tratamientos depende de la gravedad de los síntomas del paciente. Por lo general, se necesitan de 6 a 12 tratamientos. Generalmente se considera seguro y efectivo.

El camino hacia una mejor salud

La TEC se usa con mayor frecuencia en alguien con depresión severa. Es un tratamiento de acción rápida. Puede ayudar a una persona suicida mucho más rápido que otros tratamientos, como la medicina o la terapia de conversación. También puede ayudar a las personas cuya depresión no responde a otros tratamientos. La TEC puede usarse cuando un paciente se encuentra en un estado catatónico. Esto es cuando una persona no se mueve ni habla. Esto puede suceder en personas que tienen esquizofrenia.

A veces, la TEC puede mejorar la agitación y la agresión en personas con demencia o autismo severo. También se puede usar para pacientes con trastornos neurológicos como la enfermedad de Parkinson.

¿Qué pasa durante el tratamiento?

Los médicos realizan la TEC en un hospital. Puede recibirlo durante una estadía en el hospital. O puede ir a un hospital solo para el tratamiento y luego irse a casa.

Antes de cada tratamiento, un médico le dará una vía intravenosa (IV). Esto permite que la medicina se inyecte directamente en su sangre. Se le administrará anestesia general para dormirlo. Luego recibirá un medicamento para relajar los músculos. Los médicos observarán su frecuencia cardíaca, presión arterial y respiración de cerca.

Durante el procedimiento, un médico colocará electrodos en su cabeza. La corriente eléctrica pasará a través de los electrodos y dentro de su cerebro durante 1 o 2 segundos. Esto provocará una convulsión que generalmente dura menos de 1 minuto. Debido a que está dormido y sus músculos están relajados, hay pocas señales de que tenga una convulsión. Su cuerpo no se mueve y no siente nada.

Se despertará de la anestesia en 5 a 10 minutos. Lo llevarán a una sala de recuperación y lo monitorearán. Después de aproximadamente una hora, puede ir a casa. No recordará el tratamiento y puede estar confundido por un corto tiempo.

La TEC generalmente se administra una vez cada 2 a 5 días para un total de 6 a 12 sesiones. A veces pueden ser necesarias más sesiones. Muchos pacientes continúan con tratamientos de mantenimiento para controlar sus síntomas. Estos pueden ser una vez por semana hasta cada pocos meses, según sea necesario.

Aspectos a tener en cuenta

La TEC es generalmente segura, pero como con la mayoría de los tratamientos, tiene riesgos y efectos secundarios. La pérdida de memoria a corto plazo es común. Es posible que tenga problemas para recordar cosas del tiempo que rodea el tratamiento. Esto generalmente mejora unas pocas semanas después de que finaliza el tratamiento. Algunas personas pueden tener problemas de memoria más duraderos después de la TEC. Otros efectos secundarios incluyen confusión inmediatamente después del tratamiento, náuseas, dolores musculares y dolor de cabeza.

Algunas personas desconfían de la TEC debido a cómo se ha mostrado en películas o en la televisión. Se han realizado mejoras en el procedimiento desde que se desarrolló en la década de 1930. Hoy, se considera un tratamiento seguro y efectivo.

La TEC no funciona para todos. No curará su enfermedad subyacente. Muchos pacientes necesitan un tratamiento continuo después de hacer TEC. Esto podría incluir tratamientos de ECT de mantenimiento, terapia de conversación, medicamentos o una combinación de los tres.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Soy un buen candidato para la TEC?
  • ¿Perderé la memoria si paso por la TEC?
  • ¿Cuáles son las posibilidades de que desarrolle pérdida de memoria a largo plazo?
  • ¿Hay otros tipos de terapias de estimulación cerebral que podrían ayudarme?
  • ¿Cuánto durarán los resultados?
  • ¿Puede una mujer embarazada recibir TEC?
  • ¿Pueden los niños recibir TEC?

Recursos

Institutos Nacionales de la Salud, MedlinePlus: Terapia electroconvulsiva